publicidad

¿Qué es el cáncer de vejiga que padecía Héctor Suárez?
Tipos

¿Qué es el cáncer de vejiga que padecía Héctor Suárez?

Fotografía tomada de la web

Esta mañana se dio a conocer el fallecimiento del actor y comediante a los 81 años de edad

  • MELISSA SIERRA
  • 02/06/2020
  • 11:44 hrs.

Este martes se dio a conocer el fallecimiento del actor y comediante Héctor Suárez a los 81 años de edad, noticia que fue confirmada a través de las redes sociales de su hijo, también actor, Héctor Suárez Gomís.

Héctor Suárez inició su carrera en el teatro, en la década de 1960, para después dar paso a la actuación en distintas películas mexicanas. Sin embargo, fue su paso por la televisión donde se consolidó su fama y talento, donde destacó como comediante y se caracterizó por un estilo espontáneo de humor negro y denuncia social.

Hasta ahora no se han dado a conocer la causa de la muerte del actor mexicano, pero se sabe que desde 2015 fue diagnosticado con cáncer de vejiga, un padecimiento que lo llevó a sufrir múltiples operaciones que deterioraron su calidad de vida en los últimos años.

¿Qué es el cáncer de vejiga?

El cáncer de vejiga es uno de los tipos de cáncer más comunes en el mundo, el cual afecta en mayor medida a hombres que a mujeres. Este padecimiento puede aparecer a cualquier edad, pero es más frecuente después de los 55 años.

Este tipo de cáncer comienza generalmente en las células de la vejiga, órgano muscular que almacena la orina, pero también puede desarrollarse en otras partes del sistema de drenaje de las vías urinarias, como la uretra y la pelvis.

El cáncer de vejiga en México es el cuarto tipo de cáncer más común entre la población, el cual afecta a alrededor de 5.6 personas por cada 100 mil habitantes. Éste cáncer representa el 14.4% de todos los cánceres genitourinarios.

Este cáncer es sustancialmente más frecuente en hombres que en mujeres, pues de los casos registrados en México el 74.4% corresponden al sexo masculino, y 25.6% al sexo femenino.

El tabaquismo es la principal causa de esta enfermedad oncológica, pues el factor de riesgo más importante en el 50% de los pacientes. La mortalidad de esta enfermedad en México es de 3 por cada 100 mil hombres, y de 1 por cada 100 mil mujeres.

A pesar de las cifras, de acuerdo con un estudio del Hospital General "Dr. Manuel Gea González", la incidencia en el cáncer de vejiga ha disminuido en los últimos años, debido a una menor exposición a los agentes causales como el tabaquismo, y una mejoría en los sistemas de salud.

También lee: La mortal enfermedad que podría padecer Bolsonaro

Síntomas del cáncer de vejiga

Debido a su sintomatología, el cáncer de vejiga suele diagnosticarse en sus primeras etapas por lo que, de acuerdo con Mayo Clinic, es altamente tratable. Sin embargo, este tipo de cáncer se caracteriza porque tiene una alta tasa de reincidencia, y aún en sus etapas iniciales puede reaparecer.

Por ello, los pacientes de cáncer de vejiga generalmente necesitan someterse a pruebas de seguimiento después del tratamiento, pues son susceptibles a volver a padecer este tipo de cáncer incluso después de haber superado la enfermedad.

Los principales síntomas del cáncer de vejiga son: dolor al orinar, dolor pélvico y sangre en la orina. Éste último puede llegar a ser evidente cuando la orina se torna de color rojo intenso, o puede pasar desapercibido, así que la detección de sangre en la orina debe hacerse a través de un examen microscópico.

También lee: 5 mitos del cáncer de próstata

¿Cuál es el tratamiento para el cáncer de vejiga?

Las causas de este tipo de cáncer no siempre son claras en cada caso, pues en algunas ocasiones la enfermedad está asociada a la presencia de factores externos, mientras que en algunas personas se desarrolla el cáncer de vejiga a pesar de no haber factores de riesgo evidentes.

Algunas de las causas más comunes de esta enfermedad oncológica son: tabaquismo, exposición a sustancias químicas, exposición a radiación, irritación crónica del revestimiento de la vejiga e infecciones parasitarias.

Los exámenes que se realizan para la detección de este tipo de cáncer incluyen cistoscopia, biopsia, citología de la orina o exploración por imágenes del área. Una vez que se hizo el diagnóstico, es necesario hacer un exámen a las células cancerosas para determinar si el tumor es de bajo o alto grado.

Los principales tratamientos para combatir este tipo de cáncer incluyen:

-Cirugía: para extirpar el tejido canceroso. En algunas ocasiones se da la extirpación de la vejiga.

-Quimioterapia: ésta puede ser directo en la vejiga para tratar tumores que no presentan riesgo de aparecer, o en todo el cuerpo, para aumentar la posibilidad de cura en las personas que se sometieron a una extirpación de vejiga.

-Radioterapia: este tratamiento se utiliza cuando la cirugía es una opción y busca destruir las células cancerosas.

-Inmunoterapia: para activar que el sistema inmune combata las células cancerosas en la vejiga.

 

publicidad

publicidad

publicidad