publicidad

Otros

Premio Nobel refuta terapias contra cáncer

Tratamientos genéticos y antioxidantes no son efectivos contra el cáncer, dijo el científico James Watson, descubridor de la doble hélice de ADN.

  • 09/01/2013
  • 10:56 hrs.

Las terapias genéticas para combatir el cáncer no son efectivas y los antioxidantes pueden causar más daños que beneficios, afirmó categóricamente el premio Nobel James Watson, de 84 año de edad, quien fuera codescubridor de la doble hélice de ADN en la que se basa toda la genética actual.

Para sus afirmaciones, el científico utilizó una revista de reciente creación (2011), Open Biology, la cual aún no tiene un fuerte impacto en la escena científica, no obstante, Watson trabajó varios años en sus investigaciones para este artículo.

El científico, en una entrevista realizada con la agencia Reuters, fue categórico al señalar que las terapias genéticas funcionan “solamente unos meses”, y sentenció que en el caso de cánceres de pulmón, colon y mama “no hay nada que hacer contra la metástasis”.

Antioxidantes contradictorios
Respecto al papel de los antioxidantes en el organismo, el científico señala que si bien atacan a los radicales libres que afectan al ADN, éstos a su vez son benéficos para tratamientos como la quimioterapia, ya que están diseñados para matar células.

“Todo el mundo pensaba que los antioxidantes eran buenos, pero pueden impedir que curemos el cáncer”, sentenció Watson.

Finalmente, el científico, que es considerado por sus colegas como un iconoclasta de la ciencia, señaló que el obstáculo primordial para la curación del cáncer es el carácter conservador que muestran quienes lo investigan, y que “mientras esto siga así”, la cura estará siempre a 10 o 20 años de distancia.

Voces en contra y a favor
A pesar de ser Watson una autoridad en la materia, tras sus declaraciones han comenzado a proliferar las voces que le contradicen.

Por ejemplo, Robert Weinberg, del prestigioso MIT, señala, respecto a las terapias genéticas, que cuando hay un bloqueo contra el cáncer, la enfermedad busca otra vía por donde manifestarse.

Sobre el tema de los antioxidantes, hay quienes le dan la razón al científico galardonado en 1962, afirmando que la terapia de antioxidantes no es de ayuda cuando ya ha aparecido el tumor.

“Todo lo que mantenga el cáncer lleno de radicales libres es un componente efectivo del tratamiento”, señaló Robert Benezra, del Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York.

James Watson recibió el premio Nobel en 1962, a los 34 años de edad, tras realizar, junto con otros científicos, su descubrimiento de la doble hélice de ADN a los 25 años de edad. (Con información de El País)

publicidad

publicidad

publicidad