Mi papá y mi tío murieron de cáncer de próstata, no quiero que me pase lo mismo
Cáncer de hombre

"Mi papá y mi tío murieron de cáncer de próstata, no quiero que me pase lo mismo"

El IMSS cuenta con un Módulo de Detección de Cáncer de Próstata en la Unidad Médica Familiar 5, con el objetivo de impulsar la prevención y la detección

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 28/11/2019
  • 22:20 hrs.

Carlos eduardo Yaya Rodríguez tomó consciencia de la importancia de la prevención cuando su padre y su tío fueron diagnosticados con cáncer de próstata, por eso acude a realizarse los estudios necesarios para detectar a tiempo cualquier anomalía que pudiera presentar. 

A sus 52 años, este hombre nacido en Venezuela dice que le sorprendió gratamente encontrar el Módulo de Detección de Cáncer de Próstata en la Unidad Médica Familiar 5 del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde acude frecuentemente. 

Este Módulo de detección comenzó a operar en marzo pasado ante un aumento en el número de pacientes con enfermedades prostáticas. Los especialistas del Seguro Social detallan que hasta 2012 tenían una incidencia de 14%, cifra aumentó a 17% este año. De hecho, al inicio de este módulo tenían sospecha de 25 pacientes con cáncer de próstata, de los cuales 16 ya fueron diagnosticados. 

En México, el año pasado se registraron 25 mil 049 nuevos casos de cáncer de próstata, seguidos por 7 mil 795 de colon y recto, y 4 mil 560 de pulmón en hombres, de acuerdo con datos de Global Cancer Observatory

Para Carlos Eduardo acudir a revisiones se volvió importante por los casos que hay en su familia “en el historial está el antecedente de mi padre que falleció por cáncer de próstata, igual que mi tío. Era necesario que me hiciera el chequeo, no quiero que me pase lo mismo”. 

Relata que a su papá le diagnosticaron primero cáncer de próstata, pero se convirtió en  metástasis, la misma situación se repitió con su tío.. Recuerda que ambos comenzaron a tener problemas para orinar, hacían sólo gotitas, síntomas a los que en un principio no les dieron mucha importancia, pero que merecían atención médica. 

Sonriendo dice que en esta ocasión los resultados que le hicieron en el IMSS salieron negativos, así que puede estar tranquilo, pero sabe que debe regresar el próximo año. Asegura que no le da miedo que le hagan los estudios, la primera vez que se los hicieron fue cunado tenía 30 años, justamente por el antecedente genético. 

Uno de los problemas asociados al cáncer de próstata son los tabúes que existen, como la resistencia a que les realicen el tacto rectal. En este caso, Carlos Eduardo comenta que no sintió temor ni prejuicios, “realmente sé que es algo médico y cuando uno está en el médico pues tiene que perder un poquito el pudor, la vergüenza y estar muy claro de lo que uno es”. 

Destaca que la atención que le dieron en el Seguro Social fue excelente e invita a otros hombres ha realizarse los chequeos, ya que “si no lo hacen ahorita después va a ser peligroso”. 

Impulsan la detección oportuna del cáncer de próstata

El Módulo de Detección de Cáncer de Próstata que está en  la Unidad Médica Familiar 5 es el primero de este tipo que tiene el IMSS y desde que comenzó a dar servicio en marzo pasado, ha tenido buena aceptación entre los derechohabientes, ya que incluso menores de 40 años, se han acercado para que les aclaren sus dudas.  

Al llegar, lo primero que tiene que hacer los hombres es llenar un cuestionario en el que les hacen preguntas sobre antecedentes familiares, estilo de vida y actividad física. Después, los especialistas los catalogan en pacientes al alto y bajo riesgo, con base en esto se elaboran planes anuales o de seis meses para dar seguimiento a cada caso. 

Cristian Alejandro Bautista Mondragón, médico adscrito a este módulo, explica que la próstata es un órgano que junto con las vesículas seminales y los testículos se encarga de formar el semen. El crecimiento prostático es normal en los hombres a partir de los 40 años; sin embargo, no todos presentan la sintomatología a esa edad. 

Alan Yahir Dionisio Tovar, médico adscrito al módulo detalla que los principales síntomas del cáncer de próstata están asociados a la manera en que los hombres orinan, como disminución de la fuerza del chorro, que éste no sea continuo, sino que haya pausas o se corte, o que para que fluya el paciente tenga que hacer esfuerzo. 

Otros signos son que el paciente orine muy seguido o que se levante muchas veces al baño en la noche. "Hay otros síntomas que son ya más severos, de alerta o muy sugestivos de una patología ya en un estado avanzado o incluso una patología maligna que ya son como dolor en los huesos o sangre en la orina”. 

Los especialistas indican que hay cuatro estudios diagnósticos para detectar el cáncer de próstata

Tacto rectal: es una exploración invasiva en la que se revisa el tejido prostático a través del recto, "lo normal es que al palpar la próstata sintamos como el lóbulo de la oreja, si sentimos como la punta de la nariz, estamos hablando de un crecimiento prostático benigno, pero si sentimos una consistencia dura, similar a una nuez, estamos hablando de un probable cáncer". Para realizar este estudio, los pacientes deben dar su autorización por escrito de manera previa. 

Antígeno prostático específico: el antígeno prostático es una glicoproteína que se encarga de dar movilidad al semen, se eleva en situaciones de inflamación prostática, no sólo por cáncer. Los especialistas detallan que no se recomienda hacer el tacto rectal antes porque se pueden alterar los resultados. 

Ultrasonido prostático, abdominal o rectal: genera imágenes acerca de la estructura de la próstata, se puede observar si hay inflamación y de qué tipo es. 

Biopsia del tejido prostático: se toma un poco de tejido de la glándula prostática y se analiza.

Los médicos de este módulo del Seguro Social expresan que el tratamiento de cáncer de próstata dependerá de la estratificación del cáncer, de la edad del paciente y de su calidad de vida, pero los más comunes son quirúrgico, hormonal, quimioterapia y radioterapia.  

Respecto a la edad de mayor riesgo, el doctor Bautista Mondragón dice que  "está reportado que la mayoría de los pacientes con cáncer de próstata están en la edad promedio de 65 a 66 años; sin embargo, la importancia de esto es que hay pacientes que se han diagnosticado antes de los 40 años". 

Dionisio Tovar menciona que en el Módulo "hemos tenido pacientes de 35 o 36 años que vienen con preocupaciones porque en su familia su papá, su abuelo o alguien de su familia cercana tiene o tuvo problemas de próstata"

Señalan que en esos casos lo que  valoran son los antecedente de cáncer o de patología  prostática de primer grado, es decir, abuelo, padre o algún hijo con problema de próstata. Destacan que estos padecimientos como tal no son hereditarios, no porque ellos lo hayan tenido necesariamente el paciente lo va a tener, pero son factores de riesgo. 

Respecto a los tabúes alrededor del cáncer de próstata y su detección, el doctor Dionisio Tovar expresa que “nuestros pacientes son en etapa adulta y tienen otra ideología o todavía sienten pena, no se sienten aún cómodos de hablar de este tema, pero lo que tratamos es generar un ambiente de confianza”.  

Por eso el especialista Bautista Mondragón les dice a otros hombres “que es mejor prevenir que lamentar, en este módulo nuestro más grande propósito es la prevención,  que se quiten todo el miedo, la vergüenza y que acudan a sus unidades de medicina preventiva a conocer todas las campaña que tenemos”.


publicidad

publicidad

publicidad