publicidad

Otros

Mexicanos posponen un año tratamiento contra cáncer

La escasa cultura de prevención y la existencia de mitos entorno a la enfermedad, dificultan su control, explican especialistas.

  • 31/01/2013
  • 14:18 hrs.
En México pasan entre 10 y 12 meses desde el momento en que los pacientes detectan la primera molestia relacionada con un cáncer y el inicio de un tratamiento curativo para ese mal. Si se considera que muchas de las variedades de cáncer son sumamente agresivas y de rápido crecimiento, el retraso en el diagnóstico e inicio del tratamiento desemboca en la muerte de al menos 30 mil pacientes mexicanos que pudieron salvar su vida.
 
Lo anterior fue señalado por la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer y el laboratorio farmacéutico Boehringer Ingelheim en el marco del Día Mundial de Lucha contra el Cáncer, que se conmemora el 4 de febrero.
 
Con la palabra cáncer se denomina a un conjunto de cerca de 200 enfermedades que tienen común el hecho de que un grupo de células comienza a reproducirse aceleradamente y no mueren, destruyendo así a otras células y tejidos sanos. En el retraso a la atención de miles de pacientes mexicanos influyen diferentes factores como el miedo al diagnóstico, los errores en el diagnóstico del médico de primer contacto y los mitos en torno a la posibilidad de que los tumores se curen sin tratamientos convencionales como radioterapia, quimioterapia o cirugía.
 
Hasta ahora, no hay una explicación científica sobre cuál es la causa por la que una célula normal se vuelve cancerosa, pero la combinación de factores de riesgo como envejecimiento, tabaquismo, obesidad o infecciones crónicas causadas por virus (papiloma humano o hepatitis B y C), bacterias o parásitos, entre otros, pueden contribuir con su desarrollo. 
 
130 mil casos nuevos por año en México
En México se registran 130 mil nuevos casos al año; de éstos, 70% llegan al consultorio en etapas avanzadas por tumores que pudieron evitarse con la identificación oportuna de síntomas y signos de alarma, como pérdida de peso inexplicable, fiebre, cansancio, dolor o cambios en la piel. 
 
“Uno de los mitos más arraigados en nuestra población está en relación de que las emociones negativas son las que provocan el cáncer, como la ira, el resentimiento. De tal modo que esto genera una culpa adicional en el paciente que de por sí enfrenta un proceso de enfermedad seria y, por otro lado, lo hace huir de los tratamientos, pensando que la mente, así como enfermó al cuerpo, la mente puede hacer que se cure”, indicó la maestra en psicología Gina Tarditi Ruiz, consejera de la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer (AMLCC).
 
Las organizaciones civiles y laboratorios que participan en las campañas  para prevenir el cáncer subrayaron la necesidad de reducir el impacto negativo de este padecimiento con estrategias de detección temprana y tratamiento adecuado, evitando así entre 42 y 65% de todas las muertes asociadas.
 
“Aunque 30% de los diferentes tipos de cáncer son evitables con estilos de vida saludables, la escasa cultura de prevención y la existencia de mitos entorno a él han dificultado su control, de ahí que cada año cobre la vida de 78 mil mexicanos; esto es, 1 persona cada 7 minutos”, advirtió el doctor Christian Valencia Pineda, Gerente Médico de Oncología de Boehringer Ingelheim, basado en cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de México.

publicidad

publicidad

publicidad