publicidad

Otros

Medusas inspiran detector de cáncer

Se creo en base a los tentáculos de los animales marinos y pueden evitar la propagación del cáncer a otros órganos.

  • 17/12/2012
  • 14:33 hrs.
Investigadores del Hospital Brigham y de la Mujer en Massachusetts han desarrollado un nuevo dispositivo que podría tener amplios usos terapéuticos y de diagnostico en el futuro. Dicho mecanismo está inspirado en los apéndices largos y elegantes de las medusas y pepinos de mar, las que pueden detectar y capturar tipos de células raras, además de virus y bacterias.
 
Según el estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, se ha desarrollado un dispositivo que asemeja a los tentáculos pegajosos de las medusas. En general se diseñó un chip que funciona con una red de ADN tridimensional con secuencias repetitivas, que como los tentáculos de la medusa, pueden detectar, unir y capturar ciertas moléculas.
 
El estudio realizado por Jeffrey Karp, de la División de Ingeniería Biomédica del Departamento de Medicina del Hospital Brigham y Mujeres y Karnik Rohit del Instituto de Tecnología de Massachusetts utilizaron microfluidos y métodos de les permitieron replicar rápidamente largas hebras de ADN con múltiples sitios dirigidos que pueden unirse a las células cancerosas para la creación del chip.
 
El chip también puede personalizar las características, tales como la longitud y la secuencia de ADN que les permitan orientar diversos tipos de células.
 
Karp y su equipo hicieron pruebas del chip utilizando una secuencia de ADN la cual tenía una afinidad específica a una proteína de la superficie celular que se encuentra de manera abundante en células cancerosas.
 
Se diseñó, además, un dispositivo para la captura eficiente de una mayor cantidad de células cancerosas a partir de muestras de sangre.
 
“El chip es altamente sensible. Con una pequeña cantidad de sangre, el chip puede detectar y capturar la pequeña población de células cancerígenas responsables de la recaída del cáncer”, mencionó Zhao Weian, postdoctoral del laboratorio Karp de la Universidad de California.
 
Al chip se le puede encontrar aplicación de este dispositivo para aislar las células que se desprenden de los tumores sólidos y los viajes del torrente sanguíneo. “Nuestro dispositivo tiene el potencial para capturar estas células en el acto de sus ‘tentáculos’ antes de que se pueda sembrar un nuevo tumor en otro órgano”, añade Karp.
 
“Al aislar las células tumorales circulantes, antes y después de la primera ronda de quimioterapia, podemos determinar por qué ciertas células son resistentes a la quimioterapia y utilizar las células aisladas para tratamientos personalizados que podrían aumentar la eficacia y prevenir la recaída del cáncer”, finalizó el experto.
(Con información de 20 Minutos)
 

 

publicidad

publicidad

publicidad