Leche de vaca: ¿un factor de riesgo para el cáncer de mama?

La relación entre el consumo de leche y el cáncer de mama es un tema que ya se ha estudiado antes y que genera opiniones divididas.

La posible relación entre la leche y el cáncer de mama ya se había estudiado antes, aunque existe una opinión dividida sobre el consumo de lácteos y la probabilidad de desarrollar esta enfermedad.

Leche de vaca: ¿un factor de riesgo para el cáncer de mama?

En 2004, un grupo de especialistas publicó un artículo en The American Journal of Clinical Nutrition titulado “Consumo de lácteos y riesgo de cáncer de mama: revisión de la literatura” en el que señalan que algunos productos lácteos, como una gran cantidad de quesos y la leche entera poseen un contenido de grasas saturadas relativamente alto y que esto puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

“Además, pueden contener pesticidas, que tienen un potencial carcinogénico, y factores de crecimiento similares a la insulina I, que se ha demostrado que promueven el crecimiento de células cancerígenas”, detallaron en esa ocasión.

imagen-cuerpo

Puedes leer: En 9 de cada 10 casos de cáncer de mama no hay una causa directa

¿Puede la leche ser un factor de riesgo del cáncer de mama?

Los investigadores resaltaron en dicha ocasión que la evidencia disponible no respaldaba una fuerte relación entre el consumir productos lácteos y desarrollar cáncer de mama, pero eso fue hace más de 16 años.

En 2010 se volvió a tocar el tema de la relación entre el consumo de leche de vaca y el cáncer de mama y en esa ocasión, los especialistas volvieron a mencionar los factores de crecimiento similares a la insulina I.

“Para resumir, el aumento de la ingesta de grasas, así como la ingesta total de carne o el consumo de ácidos grasos saturados, se correlaciona positivamente con un riesgo elevado de cáncer de mama”, informaron en el journal Breast Care.

Aunque concluyeron que “la evidencia de un aumento en el riesgo de cáncer de mama a través del consumo de leche de vaca y productos lácteos es borrosa y parcialmente contradictoria y equívoca”, señalaron que se necesita una mayor investigación al respecto.

Dos estudios del 2020 encontraron relación entre el consumo de leche y el cáncer de mama

En febrero de 2020 se publicó en el International Journal of Epidemiology un artículo titulado “Dairy, soy, and risk of breast cancer: those confounded milks”, en el que los autores realizaron un estudio de cohorte en el que incluyeron a 52 mil 795 mujeres de Estados Unidos que inicialmente se encontraban libres de cáncer y las siguieron por casi 8 años (la investigación dice 7.9 años).

“Una mayor ingesta de leche de vaca se asoció con un mayor riesgo de cáncer de mama. Las pautas actuales para el consumo de leche de vaca se pueden considerar con cierta cautela”, concluyeron.

Siete meses después de esta investigación, en septiembre de 2020, un equipo de investigadores de Polonia, Suecia y Estados Unidos apuntaron en el journal of Clinical Nutrition que el consumo elevado de leche a largo plazo se asoció con un mayor riesgo de cáncer de mama y que, por el contrario, el alto consumo a largo plazo de productos lácteos fermentados estuvo asociado con un menor riesgo de esta enfermedad.

imagen-cuerpo

También te puede interesar: Veneno de la abeja mataría células agresivas del cáncer de mama

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de mama?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informan que para el cáncer de mama hay factores de riesgo modificables como el sedentarismo o el consumo de alcohol y otros que no se pueden cambiar, como la edad o los antecedentes familiares.

Entre los que sí se pueden cambiar, apuntan los CDC, están los siguientes:

+ Falta de actividad física

+ Sobrepeso u obesidad después de la menopausia

+ Alcoholismo

Hay que recordar que la obesidad y el sobrepeso se dan por un peso corporal que se considera mayor de lo que se considera normal o saludable para cierta estatura y en palabras del National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, el sobrepeso generalmente se debe a la grasa corporal adicional.

Comer grasas en exceso y no quemar dichas calorías puede causar sobrepeso y este es uno de los factores de riesgo del cáncer de mama.

Un factor importante a considerar, explica el profesor asociado de bioquímica nutricional en la Universidad de Hertfordshire, Richard Hoffman, es que los dos estudios que sí encontraron un vínculo sólo pudieron concluir que existía una asociación entre el acto de consumir leche y el cáncer de mama, más no pudieron probar que tomar leche como tal ocasiona cáncer.

“Si bien la leche de vaca puede ser un factor de riesgo para el cáncer de mama, actúa junto con muchos otros factores de riesgo”, concluyó Hoffman en The Conversation.

Las investigaciones al respecto continúan.

(Con información de The Conversation)