publicidad

La importancia de hacer ejercicio durante el tratamiento de cáncer
Tipos

La importancia de hacer ejercicio durante el tratamiento de cáncer

Foto: pikrepo

Estudios demuestran que no se debe dejar de hacer ejercicio durante el tratamiento de cáncer

  • SUSANA CARRASCO
  • 03/02/2020
  • 17:46 hrs.

Existen diversos estudios que afirman que ejercitarse de forma regular previene muchas enfermedades, incluyendo el cáncer pero, ¿qué pasa cuando ya estamos en un tratamiento oncológico? Conoce la importancia de hacer ejercicio durante el tratamiento de cáncer.

Contrario a lo que se cree, mantenerse activo a pesar del diagnóstico de cáncer puede mejorar la respuesta al tratamiento y evitar algunos de sus efectos secundarios.

Ejercicio durante el tratamiento de cáncer

El ejercicio físico tiene multitud de efectos beneficiosos, como controlar el peso, reducir el estrés y la ansiedad o mejorar el estado de ánimo, pero estudios recientes demostraron que estos efectos también ocurren en las personas afectadas por cáncer.

"No hay motivo alguno para que una persona con cáncer no deba cumplir las recomendaciones mínimas de actividad física pautadas para la población", confirma a Infosalus Elena García, coordinadora de la unidad de Oncología del Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime (Valencia).

¿Cuáles son los beneficios del ejercicio físico durante y después del tratamiento del cáncer?

A grandes rasgos, se puede hablar de dos importantes beneficios:

1 Reducir los efectos secundarios de la medicación

2. Evitar la pérdida de masa muscular

"Hacer ejercicio durante el tratamiento atenúa sus efectos secundarios e incluso del propio cáncer como la fatiga, la sensación de debilidad, la pérdida de masa muscular o el estado de ánimo y ayuda a sobrellevar mejor el tratamiento", explica García.

TAMBIÉN LEE: Los tipos de quimioterapias que existen y sus efectos

Por su parte, un estudio publicado en el European Journal of Preventive Cardiology encontró que hacer ejercicio físico antes, durante y después de un tratamiento contra el cáncer ayuda a proteger al sistema cardiovascular de los efectos negativos de las terapias.

"Los pacientes con cáncer a menudo son menos activos que los que no tienen cáncer. Sin embargo, el ejercicio es esencial para los pacientes diagnosticados de una enfermedad oncológica que están bajo tratamiento, independientemente del tipo de tratamiento", aseguran científicos de la Universidad de Siena en Italia.

De igual forma, los expertos destacan la importancia de que los médicos siempre prescriban un plan de ejercicio individualizado para cada paciente, teniendo en cuenta su historial personal, el tipo de tratamiento que se le está suministrando, la respuesta que está tenido al ejercicio y las preferencias personales.

Por ejemplo, los pacientes con niveles bajos de hemoglobina deben evitar actividades de alta intensidad.

Aquellos con niveles bajos de plaquetas no deben practicar deportes de contacto y los pacientes frágiles deben evitar las actividades que podrían aumentar el riesgo de fractura.

"El ejercicio debe comenzar lo antes posible, incluso antes de comenzar un tratamiento como la quimioterapia", agregan los investigadores.

Finalmente, la Asociación Española Contra el Cáncer recuerda que "existen suficientes evidencias científicas que demuestran que una vida activa físicamente puede proteger, fundamentalmente, frente al cáncer de colon y de mama".

SIGUE LEYENDO: 8 tratamientos naturistas contra cáncer más peligrosos 

publicidad

publicidad

publicidad