publicidad

Kelliyah, la joven que tuvo cáncer de ovario a los 14
Cáncer de la mujer

Kelliyah, la joven que tuvo cáncer de ovario a los 14

Las jóvenes pueden tener cáncer de ovario y no saberlo, porque los síntomas se confunden con molestias menstruales

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 21/08/2019
  • 13:19 hrs.

El cáncer de ovario es una enfermedad silenciosa pero altamente letal que no solo afecta a mujeres maduras, también a jovencitas que no han tenido hijos. Tal fue el caso de Kelliyah, una joven londinense que sufrió esta enfermedad a los 14 años.

Por los síntomas que experimentó, pensó que se trataba de otros problemas como una mala dieta o falta de ejercicio, pero la realidad es que tenía un tumor creciendo en uno de sus ovarios.

Cáncer de ovario en jóvenes

Kelliyah tenía tan solo 14 años cuando comenzó a experimentar los primeros síntomas de un cáncer de ovario.

Todo empezó con dolores abdominales severos que ella atribuía al consumo de refrescos y la falta de ejercicio. Sin embargo, los dolores duraron varias semanas de forma persistente por lo que acudió al hospital para saber qué estaba pasando.

Tras examinarla, los doctores encontraron que la joven tenía un tumor del tamaño de una calabaza y con un peso de cinco kilogramos y en menos de 24 horas, recibió el diagnóstico: tenía cáncer de ovario.

El cáncer de ovario es uno de los más comunes en las mujeres, sin embargo se desarrolla de manera silenciosa, por lo que en la mayoría de los casos se diagnostica en etapas avanzadas. Las mujeres jóvenes tienen un mejor pronóstico, aunque todo dependerá de qué tan avanzado esté el tumor.

El tipo de cáncer de ovario que afecta a las mujeres jóvenes se conoce como germinal, el cual nace de las células que producen los óvulos y afecta a 10% de los casos en mujeres jóvenes de entre 15 y 25 años.

Suele desarrollarse en niñas y adolescentes debido a alteraciones genéticas o hereditarias, es decir, si la madre o las hermanas presentan también la enfermedad hay un gran riesgo de padecerlo.

Según el doctor Félix Quijano Castro, del Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, este tipo de cáncer de ovario surge por la formación de tumores malignos en esta zona del aparato reproductor femenino.

En la vida de una mujer, la posibilidad de tener cáncer de ovario es una entre 50.

Síntomas 

Al inicio, la enfermedad puede presentar síntomas que se confunden con otras enfermedades como colitis y estreñimiento.

“Mi barriga se puso bastante grande, pero lo atribuí a un aumento de peso. Empecé a realizar ejercicios, flexiones, correr en elevaciones, pero nada funcionaba”, cuenta la joven Kelliyah.

Incluso, dice que siguió una dieta vegana, pero nada conseguía detener la hinchazón de su abdomen.

“Era como si estuviese embarazada, después de eso sentí mucho dolor, como si algo hurgara dentro de mí y no podría comer en absoluto”, agrega.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo afecta el cáncer de mama a las mujeres jóvenes? 

Además de la hinchazón abdominal, otros síntomas del cáncer de ovario comunes, de acuerdo a la American Cancer Society, son:

Aumento de estreñimiento

Dolor en la pelvis

Sensación rápida de saciedad

Ganas constantes de orinar

Cambios en el ciclo menstrual

Mareos

Falta de aire

Cuando la inflamación ya es severa indica que la enfermedad está muy avanzada y se debe recibir un diagnostico medico inmediatamente. Desgraciadamente, algunas veces el problema se confunde con colitis o un embarazo, lo que hace que las pacientes sean operadas erróneamente.

De acuerdo a Ben Sundell, experto del Teenage Center Trusten Reino Unido, entre las adolescentes es más difícil de diagnosticar porque los síntomas son parecidos a los de las molestias causadas por el periodo menstrual.

El cáncer de ovario germinal es más común en jóvenes que no han tenido hijos, que no han tomado pastillas anticonceptivas o que no han amamantado.

Poca información

Para Kelliyah fue difícil encontrar información acerca de su enfermedad y cómo afecta a mujeres jóvenes y niñas.

“Empecé a ver muchas mujeres de 40 o 38 años y me pregunté dónde estaban las otras adolescentes. Quería contárselo a alguien”, relata la joven.

“Algunos jóvenes se avergüenzan de contar que tuvieron cáncer y de hablar sobre ello. Es un tema muy delicado”, agrega.

Actualmente, Kelliyah se encuentra en remisión pero durante los próximos cinco años deberá acudir a revisión cada tres meses. Puede tener hijos pero existen grandes posibilidades de que sufra menopausia prematura.

El cáncer de ovario en niñas y adolescentes es curable, pero debe prestarse mucha atención a la presencia de síntomas persistentes porque la detección temprana es clave para un buen tratamiento y control de la enfermedad.

SIGUE LEYENDO: Famosas que no sabías que tuvieron cáncer de ovario 

(Con información de BBC)

publicidad

publicidad

publicidad