publicidad

Otros

Factores que aumentan riesgo de melanoma

Exposición al sol sin protección, camas de bronceado y antecedentes genéticos son determinantes para el desarrollo de cáncer de piel.

  • 30/10/2012
  • 11:09 hrs.
Las camas de bronceado y los productos milagro para remover impurezas de la piel como verrugas o lunares deberÍan estar proscritos, dijo a SUMEDICO el doctor Héctor Martínez Said, especialista en melanomas del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), al referirse a la importancia de cuidar la piel para evitar el desarrollo de melanomas
 
En México se dan alrededor de mil 266 casos de melanoma al año, de un total de 127 mil casos de todos los tipos de cáncer, “una tendencia que va en aumento a causa de diversos factores relacionados con los genes y la exposición solar”, indicó el especialista. 
 
Señaló también que el paciente con diagnóstico de melanoma tiene un riesgo de fallecimiento del 50% a cinco años, y reveló que alrededor del 46% de los pacientes llegan a consulta con el melanoma localizado, y el 21% ya en estado metastásico. 
 
“En México, los pacientes llegan a consultar, en promedio, hasta 3.5 médicos antes de tener un diagnóstico”, indicó el especialista. 
 
Hizo hincapié en la importancia de protegerse con bloqueador solar todos los días, haciendo de esto una costumbre, además de reforzar la capa en la piel cada cuatro horas aproximadamente, para reducir el riesgo de desarrollar un melanoma.
 
Los principales factores de riesgo para desarrollar un melanoma son:
  • Exposición prolongada a la luz solar
  • Antecedentes de quemaduras de sol, especialmente en la niñez
  • Piel clara con tendencia a desarrollar pecas
  • Quemarse con facilidad
  • Ojos claros
  • Cabello rubio o pelirrojo
  • Presencia de lunares grandes, o varios lunares pequeños
  • Antecedentes familiares de melanoma
Por su parte, el doctor Miguel Ángel Álvarez Avitia, del Departamento de Oncología Médica del INCAN, explicó que existe un parámetro para determinar si un lunar puede ser maligno, señales que pueden indicar el riesgo:
  • Asimétrico, que es cuando no es posible dividir el lunar en dos teniendo dos parets iguales de cada lado
  • Bordes, los cuales deben distinguirse perfectamente, tanto en su principio como en su final, de otra forma, se trata de una señal de alarma
  • Color, el cual puede ser negro, café o azul, pero para no acudir al médico, el colo debe ser uniforme y no heterogéneo 
  • Diámetro, el cual debe ser menor de seis milímetros
  • Evolución, la estabilidad en este sentido es importante, ya que si el lunar presenta cambios hay un riesgo 
  • Elevación, el lunar debe ser plano y no tener una elevación notable por encima del nivel de la piel
El doctor Álvarez Avitia señaló que al descubrir alguno de estos detalles es importante acudir con un médico que pueda determinar el riesgo, o bien derivar al paciente con un especialista. 
 
Los especialistas indicaron que existen diversos tipos de tratamiento para atacar un caso de melanoma, no obstante, dependerá de factores como el grosor del tumor, su localización, la velocidad de reproducción, si ha habido expansión hacia otros nódulos linfáticos, además de la salud general del paciente. 
 
La cirugía, generalmente, es la primera opción de tratamiento cuando se aborda un caso de melanoma, la cual puede ser aplicada en todos los estadios de la enfermedad, no obstante, también son viables tratamientos como quimioterapia, radioterapia, terapia biológica y terapia dirigida, señalaron los especialistas. 
 
No obstante, existe el riesgo de una recaída, la cual está determinada por factores como el abandono del tratamiento a causa de malestares físicos e inclusive psicológicos, además de la resistencia del tumor ante los medicamentos, sobre todo en melanomas de alto riesgo.
 
Por ello, los especialistas recomendaron el uso de interferón pegilado y la interlucina-2, como parte de una terapia adyuvante, para tratar la enfermedad y reducir el riesgo de recurrencia. 
 
El tratamiento aplicado con estos dos fármacos permite no sólo atacar la multiplicación celular maligna, sino fomenta el crecimiento y la actividad de las células inmunitarias, las cuales ayudan a destruir a las células cancerosas, evitando también el abandono del tratamiento a causa de efectos colaterales, los cuales se ven reducidos. 
 
No obstante, los especialistas hicieron hincapié en la importancia de cuidar de la piel ante la exposición al sol y, sobre todo, pidieron a las personas acudir con el especialista ante la aparición de cualquier marca extraña en la piel. 

publicidad

publicidad

publicidad