publicidad

Estudio revela cómo el cáncer sobrevive a la quimioterapia
Tipos

Estudio revela cómo el cáncer sobrevive a la quimioterapia

Se encontró que las células de cáncer tienen un mecanismo para sobrevivir a la quimioterapia y crear nuevos tumores al finalizar el tratamiento

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 20/09/2019
  • 13:32 hrs.

Un nuevo estudio publicado en la revista Journal of Cell Biology revela que el cáncer tiene un mecanismo mediante el cual, logra sobrevivir a la quimioterapia y reanuda el ataque al cuerpo después de que termina el tratamiento.

El estudio sugiere que las células cancerosas se devoran a las células tumorales vecinas, lo que da lugar a una especie de canibalismo que les permite sobrevivir a pesar de la quimioterapia.

Cáncer sobrevive a la quimioterapia

De acuerdo al Instituto Nacional del Cáncer (NIH) en Estados Unidos, el cáncer surge cuando algunas de las células del cuerpo empiezan a dividirse sin detenerse y se diseminan a los tejidos alrededor.

La quimioterapia es uno de los tratamientos más efectivos para combatir el cáncer, pero en algunos casos, solo controla la enfermedad durante un tiempo y luego ésta vuelve mucho más agresiva, ¿por qué?

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tulane en Estados Unidos, descubrieron que algunas células cancerígenas sobreviven a la quimioterapia porque se comen a otras células de cáncer.

Este "canibalismo" proporciona a las células cancerígenas la energía que necesitan para mantenerse vivas e iniciar un nuevo ataque.

Los medicamentos de quimioterapia comunes, como la doxorrubicina, eliminan las células cancerígenas dañando su ADN, pero las que sobreviven pronto pueden regresar más fuertes e iniciar nuevos y recurrentes tumores.

Esto ocurre particularmente en el cáncer de mama, donde se retiene una copia normal de un gen llamado TP53.

En  este caso, las células cancerígenas no mueren después del daño a su ADN, sino que dejan de proliferar y entran en estado latente, aunque metabólicamente activo conocido como senescencia.

"Es extremadamente importante que comprendamos las propiedades de estas células cancerosas senescentes que les permite sobrevivir después de la terapia química", señala Crystal Tonnessen-Murray, investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad Tulane.

>>TAMBIÉN LEE: ¿Acabas de recibir diagnóstico de cáncer? Consejos para afrontarlo 

Estas células no solo sobreviven a la quimioterapia, sino que producen grandes cantidades de moléculas inflamatorias y favorecen otros factores que pueden promover el crecimiento de nuevos tumores.

Se encontró que los pacientes con cáncer de mama tratados con quimioterapia y que tienen genes TP53 normales, son más propensos a recaer y a tener tasas de supervivencia más bajas.

El equipo de investigadores descubrió que después de la quimioterapia, las células de cáncer de mama ser tornan senescentes y envuelven a las células próximas.

La investigación también halló que las células de cáncer de pulmón y de hueso son capaces de devorar a sus vecinas una vez que se han tornado senescentes, mediante un mecanismo que activa un grupo de genes que se encuentra normalmente en los glóbulos blancos.

Una vez que las células cancerígenas senescentes se comen a sus vecinas, las digieren disolviéndolas en lisosomas, que son estructuras celulares ácidas que se mantienen muy activas en las células de cáncer senescentes.

Este hallazgo es fundamental en la lucha contra el cáncer, ya que provee nueva información para controlar la enfermedad de manera más efectiva.

"La inhibición de este proceso puede proporcionar nuevas oportunidades terapéuticas, porque sabemos que son los pacientes con cáncer de mama con tumores que sufren senescencia mediada por TP53 en respuesta a la quimioterapia y que tienen tasas más bajas de superviviencia", concluyen los investigadores.

>>SIGUE LEYENDO: Terapias que están revolucionando la lucha contra el cáncer 

publicidad

publicidad

publicidad