publicidad

Estoy feliz de estar viva y de tener mi prótesis
Cáncer de la mujer

"Estoy feliz de estar viva y de tener mi prótesis"

Voluntariado del IMSS elabora prótesis artesanales para mujeres que son supervivientes de cáncer de seno

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 02/10/2019
  • 13:23 hrs.

"A mí no me hace un seno, yo soy Andrea y soy una persona inteligente, me gusta la vida y dije, si el seno es para que yo siga viviendo, pues que me lo quiten, no va a pasar nada", dice Andrea Luna Delgadillo, quien a sus 39 años es superviviente de cáncer de mama. 

Recuerda que sintió inflamación en uno de sus senos, se revisó y lo primero que pasó por su mente fue que quizás su hija le había dado una patada o la había lastimado sin querer y que eso había causado esa molestia. 

"Lo dejé pasar un periodo menstrual pero seguía la protuberancia, ya no era normal y fui inmediatamente al médico", relata Andrea. En el Centro Médico Nacional (CMN) de La Raza le diagnosticaron cáncer de mama en estado avanzado

Andrea siguió un tratamiento de 16 quimioterapias y una mastectomía para retirar el seno que tenía el tumor, con el objetivo de evitar que siguiera creciendo y propagara la enfermedad a otras partes del organismo. 

Octubre es el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, ya que este padecimiento afecta a muchas mujeres a nivel mundial y la detección oportuna es la clave para ser una superviviente. Andrea recuerda que fue difícil emocionalmente que le retiraran uno de sus senos, pero estaba plenamente consciente de que era para que pudiera vivir. Tras terminar su tratamiento, ahora es una de las 5 mil 500 mujeres que han recibido una prótesis artesanal que realiza el Voluntariado del Instituto Mexicano del Seguro Social

También lee: Cáncer afecta a 3 de cada 10 mujeres 

Al recoger su prótesis, Andrea se la puso inmediatamente y enfatiza: "Hoy estoy feliz de estar aquí y que me hayan entregado mi prótesis, que había estado buscando".

Todas las mujeres que han sufrido cáncer y les han hecho una mastectomía pueden ser beneficiarias de una prótesis artesanal, no es necesario ser derechohabiente del Seguro Social, explica Nancy Leticia Vega Cruz, del Voluntariado IMSS. Lo que tienen que hacer es acudir a sus oficinas ubicadas en el Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Las prótesis artesanales son elaboradas por el voluntariado IMSS, integrantes de la sociedad civil e incluso pacientes beneficiadas y sus familiares. Cada 15 días asisten a un taller para hacerlas, las prótesis son donadas por una empresa de lencería y están rellenas de semillas de linaza, que es un material ideal, ya que no conservan humedad, son inocuas y no generan fauna nociva, lo que permite su larga duración

Las prótesis artesanales tienen un gramaje específico conforme a la talla y necesidades de cada mujer, son cosidas a mano y se empaquetan previo a su entrega.  "Nueve de cada 10 mujeres que acuden por su prótesis se la llevan puesta; el único requisito es que pase un mes a partir del momento en que finalizaron su tratamiento de quimioterapia o radioterapia, posterior a la mastectomía", detalla Vega Cruz.

En su mayorías, las supervivientes buscan este apoyo por recomendación de médicos oncólogos y especialistas, porque saben que perder un seno trae consecuencias físicas y anímicas. "También llegan porque ven nuestra información en redes sociales o porque otras mujeres favorecidas con el programa les comentaron que aquí les podríamos ofrecer una prótesis de manera gratuita", comenta Vega Cruz. 

Además de las prótesis artesanales, las supervivientes que son beneficiarias reciben una bolsa rosa que contiene un gancho para colocar en la puerta con información sobre la autoexploración de mama y, cuando hay disponibilidad, obsequios de donatarios como cremas y ungüentos, para el mejor cuidado de su piel.

Si estás interesada en conseguir una de estas prótesis artesanales, recuerda que puedes acudir a las oficinas del Voluntariado del IMSS que están en el CMN Siglo XXI, de lunes a viernes en un horario de 9:00 a 17:00 horas.  


publicidad

publicidad

publicidad