publicidad

El ejercicio puede ayudar a prevenir cánceres: estudio
Tipos

El ejercicio puede ayudar a prevenir cánceres: estudio

foto en portada: pixabay.com

El 24% de los cánceres diagnosticados en hombres y el 55% de los diagnosticados en mujeres están relacionados con el sobrepeso y la obesidad, informan los CDC.

Hacer ejercicio podría ayudar a prevenir algunos tipos de cánceres, mencionan especialistas de la Universidad de Edinburgo, quienes resaltan la importancia de evitar el sedentarismo durante el confinamiento causado por la pandemia. Se sabe que la obesidad puede influir en la probabilidad de tener esta enfermedad, por lo que hacer actividad física ayudaría a reducir el riesgo de tener cáncer.

Cuidarse es una parte importante y más en un tiempo en el que muchos gimnasios y deportivos se encuentran cerrados por la emergencia sanitaria.

La importancia de evitar el sedentarismo y hacer ejercicio para reducir el riesgo de tener cáncer

La profesora de la Universidad de Edimburgo, Linda Bauld, advierte que si bien el tabaquismo sigue siendo la principal causa de cáncer en el Reino Unido, la obesidad es ahora el segundo mayor riesgo y es probable que con el paso del tiempo se convierta en el primero.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el sobrepeso y la obesidad están asociados con un mayor riesgo de 13 tipos de cáncer: colorrectal, vesícula biliar, hígado, mieloma múltiple, adenocarcinoma de esófago, meningioma (definido por Mayo Clinic como un tumor que se genera de las membranas que rodean la médula espinal y el cerebro), cáncer de tiroides, mama posmenopáusica, páncreas, ovarios, riñón, útero y estómago.

El National Cancer Institute apunta que es importante hacer ejercicio para reducir el riesgo de tener cáncer, pues casi toda la información relacionada con la obesidad y el riesgo de cáncer viene de grandes estudios de cohortes (estudio observacional en el que se compara la incidencia de un evento en dos grupos, de los cuales uno tiene un factor no presente en el otro).

Bauld resalta que el confinamiento ha acelerado el proceso de obesidad y sobrepeso y que si bien mucha gente ha dejado de fumar durante la pandemia, se espera que en 20 años el exceso de peso corporal haya superado al consumo del tabaco como la principal causa prevenible de cáncer en las mujeres y más adelante sigan los hombres.

Los CDC mencionan que el incremento de cánceres relacionados con la obesidad y el sobrepeso, prescindiendo del cáncer de colon, se incrementaron un 7% entre 2005 y 2014 y que el 24 por ciento de los diagnosticados en hombres y el 55% de todos los cánceres diagnosticados en mujeres se encuentran relacionados con el sobrepeso y la obesidad.

En 2011, un equipo de investigadores en Francia habló sobre este enfoque de tener un mejor estilo de vida para reducir el riesgo de tener cáncer y señaló que se tiene previsto un aumento de la carga mundial de cáncer de 13.3 a 21.4 millones de casos de esta enfermedad entre 2010 y 2030 únicamente por los cambios demográficos, pero que la obesidad y el sobrepeso pueden influir más en la carga.

"En el futuro, la carga del cáncer se verá agravada por los cambios en los estilos de vida", indicaron los autores

Bauld señala que muy probablemente exista un mayor número de beneficios para la prevención del cáncer a través del aumento del ejercicio, pues el verdadero problema es que mucha gente tiene demasiada grasa en sus cuerpos.

Por su parte, la doctora y directora de División de Prevención y Control del Cáncer de los CDC, Lisa Richardson, también está de acuerdo con este enfoque para reducir el riesgo de tener cáncer.

"Como oncóloga, cuando los pacientes me preguntan si existe alguna cura para el cáncer, digo: 'Sí, la buena salud es la mejor receta para prevenir enfermedades crónicas, incluido el cáncer", concluye Richardson.

(Con información de The Guardian)


publicidad

publicidad

publicidad