publicidad

Cáncer de piel, diagnosticado a edades cada vez más tempranas
Tipos

Cáncer de piel, diagnosticado a edades cada vez más tempranas

Foto: FREEPIK

Especialistas alertan que la falta de fotoprotección acelera el desarrollo de la enfermedad, haciendo que se presente antes de los 40 años

En el marco del Día Nacional de la Fotoprotección que se conmemora este 15 de marzo, especialistas de la Federación Mexicana de Dermatología (FMD) advirtieron que la incidencia de cáncer de piel ha ido en aumento, especialmente en personas jóvenes.

“El cáncer de piel es el resultado de la exposición ultravioleta que se acumula en la piel a lo largo de la vida. En la mayoría de los casos se diagnostica alrededor de los 60-70 años, aunque cada vez se ve más el diagnóstico en menores de 40 años (6-7% de casos)”, destacó la doctora Rossana Janina Llergo Valdez, presidenta de la FMD.

(Foto: Freepik) 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que el cáncer de piel es el más frecuente del mundo y la incidencia de melanoma se incrementa más que cualquier otra neoplasia maligna. Se calcula que hay casi 2 millones de casos nuevos de cáncer de piel a nivel global cada año y un aumento del 500% en casos de melanoma.

Envejecimiento de la piel y cáncer, consecuencias de la exposición al sol

Al respecto, el doctor Alejandro García Vargas, secretario de la FMD, dijo que gran parte del envejecimiento de la piel y del desarrollo de enfermedades graves como el cáncer, ocurren por la exposición a los rayos solares.

El experto detalló que la exposición solar prolongada sin protección causa quemaduras de primer y segundo grado, que producen desde enrojecimiento hasta descamación superficial.

"En casos intensos, hay dolor, hinchazón, sensibilidad de la piel, ampollas, fiebre, escalofríos, malestar y shock", alertó el especialista.


Aunque parece algo sin importancia, la realidad es que las quemaduras solares pueden derivar en una infección secundaria, pigmentación permanente y un aumento del riesgo de cáncer de piel.

Por su parte, el bronceado también es un efecto de la exposición prolongada al sol y aunque se considera muy sexy, aumenta la melanina y con ello, los factores cancerígenos.

Se estima que hasta el 90% del envejecimiento cutáneo prematuro es por exposición crónica a los rayos del sol, pues hay una destrucción del colágeno y del ácido hialurónico en la piel, lo que acelera la aparición de arrugas finas y gruesas, piel con textura rugosa, pigmentación moteada y manchas grandes.

Cáncer de piel tarda años en desarrollarse

El cáncer de piel no se desarrolla de un día para otro, es la consecuencia de años de no proteger la piel de los rayos del sol, lo que puede causar primero quemaduras, luego manifestaciones de envejecimiento prematuro, lesiones precancerosas y finalmente, la enfermedad crónica.

Las queratosis actínicas, son lesiones precancerosas que se caracterizan por ser rugosas grisáceas o pigmentadas y se presentan después de años de exposición a la luz solar.

TAMBIÉN LEE: 5 cambios en la piel causados por el envejecimiento 

Si no se atienden oportunamente, dan pie al cáncer de piel, que puede ser más común en personas con antecedentes genéticos, personas de piel blanca y que trabajan al aire libre, como albañiles, granjeros y campesinos.

(Foto: Freepik) 

Tipos de cáncer de piel 

La doctora Llergo destacó que entre los tipos de cáncer de piel más comunes en los menores de 40 años está el carcinoma basocelular (52% de incidencia) que, aunque es el menos agresivo, afecta hasta al 75% de los pacientes y se desarrolla desde las células de la epidermis en las zonas del cuerpo más expuestas a los rayos del sol, como la cara, el cuello y las manos. Causa lesiones similares a lunares o incluso, parecidas a un granito o barrito con pigmentación que suele crecer. Se puede curar al 100% con un tratamiento adecuado.

“El carcinoma basocelular puede aparentar ser un lunar en las zonas más expuestas al sol como la nariz, mejillas y el párpado inferior. Las zonas de la cabeza sin pelo también son sensibles a la radiación del sol y pueden manifestar lesiones”, detalló.

(Foto: FMD

Le sigue el melanoma, con un 39% de incidencia y que se considera el más peligroso, pues es responsable del 80% de las muertes por cáncer de piel. El tumor se desarrolla a partir de melanocitos. Puede aparecer en piel sana, causando un lunar nuevo o la degeneración de un lunar. El diagnóstico debe ser oportuno, pues hay un alto riesgo de metástasis o de que el cáncer se distribuya a otras partes del cuerpo.

Finalmente, está el carcinoma epidermoide que representa el 9% de los casos en pacientes jóvenes y se desarrolla también desde la epidermis. Cuando se trata rápidamente no ocurre la metástasis. Con un adecuado control, la recuperación es del 90% aproximadamente.

(Foto: Freepik) 

Importancia de los hábitos de fotoprotección

Ante las cifras tan alarmantes y el aumento de casos, la doctora Llergo hizo un llamado a toda la población a modificar los hábitos de fotoprotección para cuidarnos del sol, ya que se consideran un tratamiento que puede ser preventivo.

“La carga genética es muy importante, pero los hábitos de exposición al sol también favorecen el riesgo de cáncer de piel”, indicó.

La especialista subrayó que existen muchas formas de evitar los efectos negativos del sol, entre los que destaca usar ropa que proteja zonas sensibles como la espalda, los brazos, el pecho y las piernas y evitar las horas de mayor radiación (entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde).

(Foto: Pixabay) 

LEE: Manchas en la piel por vejez, ¿deben preocuparnos? 

También es fundamental buscar la sombra, usar sombreros, lentes con protección UV y cremas de protección solar de amplio espectro, con un FPS 30+ mínimo, el cual se debe reaplicar cuantas veces se necesite, todos los días. Estos cuidados son especialmente importantes en personas de piel clara, ya que son las que se van a quemar y enrojecer más rápidamente.

“Cuidarnos del sol no solo debe ser un hábito al salir de vacaciones en la playa, sino en las actividades diarias. Incluso al estar dentro de la casa, a través de las ventanas pasa algo de radiación ultravioleta, por lo que también se debe usar protector solar”, alertó la presidenta de la FMD.

Solo un dermatólogo puede reconocer el cáncer de piel 

Finalmente, Llergo hizo hincapié en no automedicarse al detectar alteraciones en la piel y acudir lo más pronto posible con un especialista en salud de la piel para recibir el diagnóstico correcto, pues un médico general no puede detectar las señales tempranas del cáncer de piel.

(Foto: Freepik) 

“No debemos permitir que la piel quede enrojecida ante la exposición al sol. Cuando se broncea, la piel se está defendiendo de la cantidad del sol, mediante un proceso llamado inmunosupresión. La piel tiene memoria y guarda todo el daño causado por los malos hábitos de fotoprotección”, indicó la experta.

Tampoco se debe exponer a menores de seis meses al sol, porque todavía no tienen la capacidad de defensa de la piel y las quemaduras suceden más rápidamente. Niños a partir de los 2 años deben usar fotoprotección.

“Cualquier cambio o aparición de una lesión en la piel después de los 30 años debe ser signo de alerta”, concluyó Llergo.

SIGUE LEYENDO: Cicatrices no solo dañan la piel, también la autoestima


publicidad

publicidad

publicidad