publicidad

5 alimentos que reducirían el riesgo de cáncer
Tipos

5 alimentos que reducirían el riesgo de cáncer

Foto de portada: pxhere.com

Lo que comes puede afectar drásticamente muchos aspectos de tu salud, incluido el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 28/02/2020
  • 19:16 hrs.

No es ningún secreto que lo que comemos está relacionado con la salud. Sin embargo, el vínculo entre lo que ingerimos y el cáncer es tan misterioso como la enfermedad misma.

De acuerdo con la sección de salud de la Universidad de Harvard, las estimaciones sugieren que menos del 30% del riesgo de contraer cáncer a lo largo de la vida de una persona se debe a factores incontrolables y que el individuo tiene el poder para cambiar el resto, incluida su dieta.

Es importante que sepas que ningún alimento por sí solo puede protegerte contra el cáncer, pero que la investigación muestra que una dieta llena de una variedad de frutas, verduras, granos integrales, frijoles y otros alimentos vegetales ayudan a reducir el riesgo de muchos tipos de cáncer.


Foto: commons.wikimedia.org


Puedes leer: "El cáncer está relacionado con la edad": experto

¿Qué comer para evitar el cáncer?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) precisa que el cáncer es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial y que solo en 2012 se le atribuyeron 8,2 millones de fallecimientos.

De acuerdo con la OMS, aproximadamente un 30% de las muertes por esta enfermedad se deben a cinco factores de riesgo comportamentales y alimentarios: índice de masa corporal elevado, consumo insuficiente de frutas y verduras, falta de actividad física y consumo de tabaco y consumo de alcohol, por lo que puede prevenirse.

Aquí te dejamos una lista de cinco alimentos que te pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer:

1) Brócoli: Contiene sulforafano, que es un químico que se encuentra en los retoños y puede tener poderosas propiedades anticancerígenas.

De hecho, un estudio realizado por el Departamento de ciencias farmacéuticas de la Universidad de Michigan encontró que el sulforafano redujo el tamaño y la cantidad de células de cáncer de seno hasta en un 75%.

“El sulforafano (1-5 micromol / L) disminuyó la población de células positivas para aldehído deshidrogenasa en un 65% a 80% en células de cáncer de mama humano (P <0.01) y redujo el tamaño y el número de mamosferas primarias en 8 a 125 veces y 45 % a 75% (P <0.01), respectivamente. La inyección diaria con 50 mg / kg de sulforafano durante 2 semanas redujo las células positivas para aldehído deshidrogenasa en> 50% en tumores de xenoinjerto inmunodeficientes combinados diabéticos / graves no obesos (P = 0,003). El sulforafano eliminó las CSC de mama in vivo, anulando así el crecimiento tumoral después del reimplante de células tumorales primarias en los ratones secundarios (P <0,01). El análisis de transferencia Western y el ensayo de indicador de beta-catenina mostraron que el sulforafano regulaba negativamente la vía de autorrenovación de Wnt / beta-catenina”, se lee en el artículo.

2) Manzanas: El American Institute for Cancer Research señala en su página web que las manzanas proporcionan fibra dietética y compuestos de polifenoles que se asocian con microbios intestinales para crear un ambiente que puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer, pues contienen fibra dietética, flavan-3-ols, flavonoles y compuestos triterpenoides (en la cáscara).


Foto: pxhere.com


También te puede interesar: Problemas para dormir alertan riesgo de cáncer

3) Aceite de oliva: Si bien se necesitan más estudios para analizar los efectos directos del aceite de oliva sobre el cáncer en las personas, varias investigaciones han descubierto que una ingesta de aceite de oliva puede ayudar a proteger contra el cáncer.

“La presente revisión sistemática y el metanálisis de los estudios observacionales revelaron que, en general, el consumo de aceite de oliva se asoció con menores probabilidades de desarrollar cáncer. Los resultados más destacados se observaron para el cáncer de mama y los cánceres del sistema digestivo, mientras que la relación antes mencionada fue similar a los estudios realizados en países mediterráneos y no mediterráneos”, menciona el Journal BMC.

4) Arándanos: contienen muchos fitoquímicos y nutrientes que muestran posibles efectos anticancerígenos en estudios de laboratorio.

Además, varios estudios han encontrado que comer arándanos aumenta la actividad antioxidante en la sangre y muestra potencial para prevenir el daño del ADN, detalla el American Institute for Cancer Research en su sitio.


Foto: pixabay.com


5) Nueces: Investigadores del Departamento de Epidemiología y Prevención del Istituto Neurologico Mediterraneo encontraron que la la ingesta de nueces se ha asociado con un estado inflamatorio reducido y un menor riesgo de ECV y mortalidad.

“En comparación con los sujetos que nunca comieron nueces, la ingesta rara (=2 veces / mes) se asoció inversamente con la mortalidad (HR multivariable = 0 · 68; IC 95% 0 · 54, 0 · 87). En la ingesta =8 veces / mes, se observó una mayor protección (HR = 0 · 53; 0 · 32, 0 · 90). La ingesta de nueces (v. Sin ingesta) transmitió una mayor protección a las personas que se adhieren poco a la dieta mediterránea (DM). También se observó una reducción significativa en las muertes por cáncer (HR = 0 · 64; IC 95% 0 · 44, 0 · 94), mientras que el impacto en las muertes por ECV se limitó a una tendencia inversa, pero no significativa. Los biomarcadores de inflamación de bajo grado se redujeron en los consumidores de frutos secos, pero no explicaron la asociación con la mortalidad. En conclusión, la ingesta de frutos secos se asoció con una reducción del cáncer y la mortalidad total”, se puede leer en el artículo original.

Recuerda que un estilo de vida saludable puede evitar muchos problemas de salud


Con información de healthline.com, ncbi.nlm.nih.gov, aicr.org, health.harvard.edu


publicidad

publicidad

publicidad