publicidad

Violencia obstétrica: así ocurre el maltrato a mujeres en hospitales
De Mujeres

Violencia obstétrica: así ocurre el maltrato a mujeres en hospitales

Las mujeres tienen derecho a recibir el nivel de cuidados en su salud más alto, lo cual incluye el derecho a una atención respetuosa y digna.

  • INGRID SILVA
  • 08/03/2020
  • 16:24 hrs.

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, llama a conocer más acerca de las mujeres: sus derechos, salud, alimentación, necesidades, emociones y todo aquello que gira en torno al que mucho tiempo fue considerado como “sexo débil” y que afortunadamente, gracias al esfuerzo de muchas mujeres y hombres, esas palabras cada día se repiten menos. En ese sentido, como parte de las etapas de la vida, día con día, muchas mujeres deciden ser madres y entonces comienzan un proceso dentro del entorno clínico y hospitalario en el que muchas veces se ha sabido ocurre un modo particular de la violencia: la violencia obstétrica.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) mujeres en todo el mundo han sufrido alguna vez un trato ofensivo o irrespetuoso durante el parto en centros de salud, lo cual representa una violación a los derechos de las mujeres a una atención respetuosa, además de atentar contra sus derechos a la vida, integridad física, la salud y la no discriminación.

La OMS ha subrayado que las mujeres tienen derecho a recibir el nivel de cuidados en su salud más alto, lo cual incluye el derecho a una atención respetuosa y digna durante el embarazo, parto puerperio y también su derecho a no sufrir violencia y tampoco discriminación.

Te recomendamos: Dos mujeres que cambiaron el rumbo de la medicina en México y en el mundo

¿Qué es la violencia obstétrica y cómo se presenta?

La violencia obstétrica es un problema de salud pública y de derechos humanos que pone en alerta a instituciones de todo el mundo, pues su ocurrencia es frecuente. Este tipo de violencia en la atención obstétrica la acción u omisión por parte del personal de salud que causa daño físico o psicológico a la mujer durante el embarazo, parto y puerperio. Se trata de un tipo de violencia de género e institucional que se manifiesta cuando las mujeres experimentan: burlas, ironías, regaños, amenazas, insultos, reclamos, humillación, discriminación, manipulación y negación al tratamiento.

En ese sentido, la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016 (ENDIREH) es la primera encuesta nacional en México que tiene un apartado que muestra la atención obstétrica que las mujeres han recibido durante el último parto. Te presentamos los datos más inquietantes:

Si bien el 90.3% de las cesáreas realizadas fueron autorizadas, en el 9.7% de los casos las mujeres no dieron la autorización. Las personas que autorizaron fueron el esposo (57.3%), la madre, padre o algún familiar (19.6%) y otras personas (7.3%).

Del total (2.9 millones) de mujeres entre 15 y 49 años que tuvieron una cesárea o parto, el 33.4% sufrió algún tipo de maltrato. Dentro de este grupo de mujeres, los actos de violencia obstétrica más frecuentes, fueron:

- Gritos y regaños 11.2%

- Mucho tiempo de espera para recibir atención porque decían que gritaba o se quejaba mucho 10.3%

- La ignoraban al preguntar sobre el parto o el bebé 9.9%

- La obligaron a permanecer en posición incómoda o molesta 9.2%

- Presionaron para que aceptara un dispositivo u operación 9.2%

- Le dijeron cosas ofensivas o humillantes 7.0%

- Se negaron a anestesiarla o aplicar bloqueo para disminuir dolor sin dar explicaciones 4.8

- Colocaron algún anticonceptivo o esterilizaron sin preguntar o avisar 4.2%

- Le impidieron ver, cargar o amamantar al bebé, sin causa alguna 3.2%

- La obligaron para que firmara algún papel sin informarle para qué era 1.7%.

 

¿Cómo prevenir la violencia obstétrica?

Como te darás cuenta, las mujeres en México aún tienen obstáculos importantes para el ejercicio de sus derechos reproductivos que van desde la discriminación hasta la negativa o deficiencia en los servicios de salud obstétrica.

La OMS ha publicado una declaración para prevenir y erradicar la falta de respeto y maltrato durante la atención del parto en los centros de salud, como son:

Respaldo mayor de los socios y gobiernos en el desarrollo, en relación con las investigaciones y acciones sobre el maltrato y la falta de respeto.

Iniciar, respaldar y mantener programas diseñados para mejorar la calidad de la salud materna, centrada en la atención respetuosa como componente esencial en la atención de calidad.

Derecho de la mujer a recibir una atención de la salud respetuosa y digna en el embarazo y el parto.

También te sugerimos:¿Puede una persona con diabetes tomar jugo de naranja?

Generar datos de las prácticas de atención respetuosa e irrespetuosa, los sistemas de responsabilidad y el respaldo profesional.

Finalmente, se deberá involucrar a las partes interesadas, lo cual incluye a las mujeres para que los esfuerzos mejores la calidad de atención y las prácticas irrespetuosas u ofensivas sean eliminadas.

¿Alguna vez has recibido un trato irrespetuoso en alguna institución de salud?


publicidad

publicidad

publicidad