Varices genitales en la mujer ¿qué son y cómo reconocerlas?

Las várices genitales o vulvares aparecen durante el embarazo y pueden causar molestias como dolor en las relaciones y pesadez de la zona íntima

Las varices genitales en la mujer o várices vulvares aparecen en la superficie externa de los genitales femeninos y se producen con mayor frecuencia durante el embarazo debido al aumento en el volumen sanguíneo en la región pélvica.

Varices genitales en la mujer ¿qué son y cómo reconocerlas?

Aunque se trata de un problema principalmente estético, las várices genitales también pueden tener otros efectos en la salud de los que te hablaremos a continuación.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

Expertos de Mayo Clinic destacan que este tipo de várices no siempre presentan síntomas y pueden aparecer solas o junto con las várices de las piernas. Esto es todo lo que tienes que saber sobre las várices genitales o vulvares.

Várices genitales o vulvares

Las várices genitales o vulvares aparecen muchas veces durante el embarazo. Esto se debe al aumento en el volumen sanguíneo en la región pélvica y a la disminución asociada de la velocidad con que la sangre fluye desde la parte inferior del cuerpo hasta el corazón.

Como resultado, la sangre se acumula en las venas de las extremidades inferiores así como en la región de la vulva, lo que ocasiona várices vulvares.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

Muchas veces, estas várices no presentan síntomas, pero cuando lo hacen se manifiestan con:

-Sensación de hinchazón o presión en el área vulvar

-Inflamación y molestia en la vulva

-Vasos dilatados que sobresalen, que pueden tener un aspecto azulado y sentirse como protuberancias.

Pasar largos períodos de pie, la actividad física y el sexo pueden agravar esta afección. Al respecto, expertos del equipo de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Ruber Internacional destacan que las varices genitales alteran en gran medida la calidad de vida de las pacientes.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

También es común que en mujeres con varios embarazos las varices puedan persistir indefinidamente tras los partos. 

Complicaciones de las várices genitales 

“Las mujeres que las padecen a menudo dicen que las varices afectan a su autoestima, lejos de ser un problema meramente estético”, señala a Infosalus Pablo Gallo, jefe de la Unidad de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Ruber Internacional.

Esto se debe a que, según el experto, las várices genitales o vulvares pueden producir pesadez genital, molestias o dolor intenso durante o después de las relaciones sexuales, las cuales pueden intensificarse durante el verano o durante el periodo menstrual. También suelen estar asociadas a varices en las piernas y a dolor lumbar recurrente.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest) 

¿Cómo controlar las molestias?

Para sentir alivio, hay una serie de recomendaciones que se pueden aplicar en casa, como:

1. Conseguir una prenda de soporte

Busca una específicamente diseñada para las várices vulvares. Algunos diseños también proporcionan soporte para la parte inferior del abdomen y la espalda lumbar.

2. Cambiar de posición

Evita estar de pie o sentada durante tiempos prolongados.

3. Elevar las piernas

Esto puede ayudar a mejorar la circulación.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

4. Aplicar compresas frías en la vulva

Esto podría aliviar el malestar.

Las várices vulvares no tienen porqué afectar el parto, pues se trata de venas con un flujo sanguíneo bajo. Incluso si se produjera un sangrado, podría controlarse fácilmente. Lo normal es que las várices genitales o vulvares relacionadas con el embarazo desaparezcan aproximadamente seis semanas después del parto.

Sin embargo, lo primero que hay que hacer si se presentan varices en los genitales es consultar a un profesional especialista en cirugía vascular.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

“Los ginecólogos juegan un papel relevante ya que ellos tendrán la primera sospecha diagnóstica y posteriormente se debe remitir al servicio de cirugía vascular para una valoración clínica, indicar las medidas de soporte para prevenir complicaciones y realizar el respectivo seguimiento”, detalla Gallo.

En caso de que las várices genitales o vulvares causen demasiadas complicaciones, se deben realizar otros tratamientos médicos especializados.

(Con información de Mayo Clinic e Infosalus)