publicidad

Vacuna de influenza no puede aplicarse sin valorar males preexistentes
Vida Sana

Vacuna de influenza no puede aplicarse sin valorar males preexistentes

Fotografía: Clínica Internacional

Es importante vacunarse pero en ciertos casos está contraindicada o hay que hacerlo en ambientes hospitalarios.

  • IRMA ROSA MARTÍNEZ, ADRIÁN AGUIRRE Y MARILUZ ROLDÁN
  • 02/10/2020
  • 20:00 hrs.

Es muy importante que las personas, sobre todo las que se encuentran entre los sectores poblacionales de riesgo, se apliquen la vacuna contra la influenza. En ello coinciden los especialistas, pero es necesario tener en cuenta ciertos factores que actúan a nivel individual que podrían provocar ciertos efectos indeseados. Esos efectos no ocurren por la vacuna en sí misma sino por condiciones preexistentes de las personas.

La doctora Julia Méndez, jefa de los Centro de Inmunología de los Hospitales Ángeles de las Lomas y Puebla, explica los casos en los que los pacientes no pueden recibir la vacuna y aquellos en los que se les debe aplicar de manera controlada, incluso en un hospital para poder atender situaciones de emergencia.

La inmunóloga y alergóloga señala que quienes definitivamente no se les puede aplicar la vacuna de influenza es a quienes padecen inmunodeficiencias graves, infecciones, gripe, hepatitis, insuficiencia renal, padecimientos crónicos severos o cáncer. En este último caso, el oncólogo que atienda al paciente debe determinar si es conveniente aplicar la vacuna, en caso de que el paciente esté estabilizado.

Julia Méndez, quien además tiene la especialidad de pediatría, precisa que en los casos anteriores el sistema inmune está batallando contra la enfermedad. Si son personas que padecen inmunodeficiencias sí puede haber reacción a la vacuna porque es un virus inactivo el que se le inocula.

En caso de alergia al huevo hay que tomar precauciones

En el caso de las personas que tengan una fuerte alergia al huevo, “este tema no se puede tomar a la ligera”. La aplicación debe ser en una instalación médica en donde se pueda actuar de inmediato en caso de que la persona presente un choque anafiláctico.

“Si la persona con fuerte alergia al huevo se va a vacunar contra influenza debe ser en un ambiente hospitalario. Lo mismo ocurre cuando la alergia es al látex que está presente en las jeringas o en las botellas de las vacunas”. En ello coincide el doctor y neumólogo del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, Omar Barreto.

La doctora Méndez, quien también es pediatra, insiste en que se debe analizar caso por caso pues es importante conocer los antecedentes.

“Y si yo detecto que alguien tiene fatiga, no lo vacuno de ninguna manera. Puede ser un síntoma de coronavirus”.

Recomienda que las personas se vacunen primero contra el neumococo (que tiene una vigencia de 5 años), lo cual ayuda al fortalecimiento del sistema inmune.

Habrá cuatro serotipos de influenza circulando este año

La doctora Méndez informó que en el sector público se esta aplicando la vacuna trivalente, que es contra 3 serotipos del virus: el AH1N1, AH3N2 e influenza tipo B.

Sin embargo, en esta temporada se prevé que se presenten 4 serotipos, es decir dos tipos de influenza B.

En el sector privado se espera contar con la vacuna tetravalente, que ataca a los 4 serotipos, pero todavía no la tienen en existencia, por lo que la doctora recomienda que las personas se vacunen ya, con las debidas precauciones según el caso.  

“La influenza muta todos los años, por eso es importante la vacunación”, explica el doctor Barreto.

“Lo principal es vacunarse, la sana distancia también va a jugar un papel importante en el periodo de influenza porque la influenza se contagia de la misma manera que el covid-19. Sana distancia, distanciamiento social, lavado de mano, uso de cubrebocas. Si lo aplicamos de manera correcta, va a hacer que se reduzcan los casos de influenza”, destaca el neumólogo.

La vacuna no provoca influenza

La vacuna contra la influenza es una herramienta clave para protegerse en esta temporada de invierno; sin embargo, de acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, la vacuna contra la influenza tampoco se debe aplicar a bebés menores de seis meses.

Este año se aplicarán 36 millones 490 mil 871 dosis de la vacuna contra la influenza y aunque es una vacunación universal, se busca cubrir especialmente a la población más vulnerable: niños de seis meses a cinco años, mayores de 60 años, embarazadas y trabajadores de la salud.  Asimismo, se aplicará a personas que padecen diabetes, obesidad, hipertensión y enfermedad pulmonar crónica, entre otras.

En esta ocasión se acortó el periodo de aplicación de la vacuna del 1 de octubre al 31 de diciembre, ya que de mediados de diciembre a enero es cuando se presenta la mayor cantidad de casos de influenza estacional, lo que se busca es proteger a la mayor cantidad de personas antes de esa época.

Luz del Carmen Serrato Abud, doctora del área de Epidemiología en la Clínica de Especialidades 4, dijo en entrevista con La Silla Rota que “realmente contraindicaciones de la vacuna, solamente si estuviéramos enfermos o tuviéramos alergia a algunos de los componentes, pero de que les vaya a dar influenza por ponerse la vacuna, eso no es posible”.

La doctora Serrato Abud detalló que algunas de las reacciones que podría provocar la vacuna es dolor en el sitio de la aplicación y un poco de cansancio ese día o al siguiente. Aunque en personas susceptibles a una reacción alérgica pueden tener escurrimiento nasal, ojos llorosos y estornudos.

Agregó que si alguien tiene molestias durante varios días es importante que acudan a consulta para que se revise el caso, pues es preciso que se conozca cualquier efecto poco común y “todo eso se hace llegar a los distintos niveles e incluso al laboratorio productor”, explicó la especialista.

A su vez, Miriam Esther Veras Godoy, directora general del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia (Censia), destacó que es un mito el que la vacuna contra la influenza haga que una persona desarrolle la enfermedad, aunque explicó el por qué se llegan a presentar estos casos.

“Si se vacunaron en octubre y a los tres días presenta un problema respiratorio ¿qué pensamos?, pues es la vacuna, pero no es la vacuna. Nosotros ya traíamos incubado el problema de salud y por eso presentamos un problema respiratorio, pero no es la vacuna, la vacuna no produce, no tiene ninguna posibilidad de producir síntomas respiratorios o enfermedades respiratorias”, destacó.

De acuerdo con las especialistas, la vacuna no puede causar la enfermedad porque sólo contiene fragmentos del virus, no el virus vivo, por lo tanto, no es posible que infecte.

El doctor Barreto indica que la vacuna tarda 4 semanas en generar anticuerpos. Por eso se pide que desde octubre se pongan la vacuna, para que en diciembre la población ya esté protegida.


publicidad

publicidad

publicidad