publicidad

¿Una academia de danza en silla de ruedas? Conoce la genial historia
Vida Sana

¿Una academia de danza en silla de ruedas? Conoce la genial historia

Dana no tiene ninguna discapacidad física, pero hace ocho años tuvo un accidente que la obligó a pasar tres meses en una silla de ruedas. Ahí comprendió las dificultades que tienen estas personas. Foto en portada: pexels

Las sesiones son de una hora y se dividen en 25 minutos de calentamiento, brazos, cardio, abdomen y estiramiento, y 35 de ensayar las coreografías

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 19/06/2020
  • 19:37 hrs.

Teniendo presente la dificultad que experimentan las personas que no pueden caminar para desplazarse en espacios públicos, Dana Villarreal tuvo una idea: crear Dance on Wheels, una escuela de danza para personas en silla de ruedas.

Dana no tiene ninguna discapacidad física, pero hace ocho años tuvo un accidente que la obligó a pasar tres meses en una silla de ruedas y ahí se percató de esta complicación, por lo que en entrevista para YoTambién, Villarreal, quien ha bailado por 25 años, señaló que su mayor objetivo con este proyecto es que tengan un espacio para seguir con su desarrollo físico y emocional.

Foto: yotambien.mx

Puedes leer: Enfermedad de Huntington: Cuando tu cuerpo no te permite parar

Algunas complicaciones para las personas con sillas de ruedas:

Es poco probable que una persona que nunca ha tenido que pasar tiempo en una silla de ruedas entienda lo que se siente estar mucho tiempo en ellas y que sea casi, casi, la única manera de moverse.

Elaine ha tenido que usar silla de ruedas desde 1991 y confiesa: "La cruda verdad es que, a menos que pases tiempo en una silla de ruedas, es imposible saber cómo afecta cada aspecto de tu vida. Las personas que se han visto obligadas a usar una silla de ruedas, aunque sea temporalmente, dicen lo mismo: "Nunca me di cuenta de lo difícil que es"".

"No hay una guía de usuario para la persona en la silla de ruedas o las personas con las que interactúan. Existe la inevitable pregunta "¿por qué yo?" y una creciente sensación de frustración", explica

Por otra parte, en la comunidad online del Reino Unido para personas con discapacidad Scope.org.uk , se les preguntó sobre los desafíos que viven y estas fueron algunas de las respuestas:

"El primer problema para muchas personas con problemas de movilidad es conseguir una silla de ruedas. Salir al aire libre con una silla de ruedas puede ser un desafío. El mundo no es plano y liso, incluso una curva alta de 1 "puede causar problemas. Las superficies irregulares y ásperas hacen un viaje incómodo, incluido el pavimento texturizado para ayudar a las personas con visión parcial", comentó la usuaria "anaqi".

"Creo que hay varios factores que me afectan. Tengo dolor crónico y debilidad en la parte superior de mi cuerpo. Puedo soportar unos 30 segundos y uso una silla de ruedas fuera de la casa. (Me gustaría adentro pero imposible). Uso un manual y una silla eléctrica. Creo que hay problemas en términos de la función de la silla. Las sillas deben ser lo más adaptables posible para que te quede bien. También, el concepto de 'vivir sentado'. Cómo alcanzar cosas, dónde comer, cómo sostener las cosas cuando las manos controlan la silla de ruedas, sostener la comida, la cámara, el teléfono, escribir en algo...", mencionó la usuaria "Mossycow".

También te puede interesar: La enfermedad de las "mil caras". La historia de Erica

"No necesitan los pies para bailar, sino el corazón"

Todas las tardes de lunes a viernes, Dana aparece en cámara para bailar distintos ritmos que van desde reguetón hasta pop en inglés y lo hace en silla de ruedas.

Debido a la pandemia de covid-19, sus clases son 100% virtuales, pero cuando sea posible, la idea es que se abra la modalidad presencial en Querétaro, donde reside.

Las sesiones son de una hora y se dividen en 25 minutos de calentamiento, brazos, cardio, abdomen y estiramiento, y 35 de ensayar las coreografías. Actualmente tiene 14 alumnos de 

Su mayor beneficio es la rehabilitación de los músculos con el movimiento, pero Dana quiere que sobrepasen sus propios límites.

"Lo que quiero es que descubran que no se necesitan los pies para bailar, sino el corazón", concluye Villarreal


publicidad

publicidad

publicidad