publicidad

Úlcera de Buruli: la bacteria comecarne que acompaña al covid
Vida Sana

Úlcera de Buruli: la bacteria comecarne que acompaña al covid

Foto en portada: pixabay

Está presente en el medio ambiente y se desconoce su modo de transmisión al ser humano; de acuerdo con la OMS, no hay manera de prevenir el padecimiento.

Médicos en Australia ya se encuentran investigando una ola de contagios que se ha dado en su nación. Dicho brote no es de coronavirus, sino de una bacteria devoradora de carne que puede provocar desfiguraciones y discapacidades: la úlcera de Buruli.

Nadie sabe del todo cómo se transmite la infección ni por qué se ha dado en una región a menos de 80 kilómetros de Melbourne llamada Mornington, pero el problema no solo se ha dado ahí ya que se han reportado casos en 33 países, en especial África, donde una falta de acceso a la atención sanitaria a veces significa que el padecimiento sigue su curso por varios meses.

¿Qué es la úlcera de Buruli? ¿Qué se sabe sobre esta bacteria?

Puedes leer: Alerta en Estados Unidos por virus come cerebros

Úlcera de Buruli: la ola de contagios que acompaña al coronavirus en Australia, África y otras naciones

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que la úlcera de Buruli es una enfermedad crónica y debilitante que suele afectar a la piel (a veces al hueso) y ocasionar desfiguraciones permanentes y discapacidad a largo plazo. De acuerdo con la OMS, no hay manera de prevenir el padecimiento.

En palabras de la OMS, la úlcera de Buruli pertenece a la misma familia de las bacterias causantes de la lepra o la tuberculosis. Sin embargo, la microbacteria Mycobacterium ulcerans está presente en el medio ambiente y todavía se desconoce su modo de transmisión al ser humano.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) mencionan que una posibilidad es que la úlcera de Buruli se transmita a los humanos a través de unos insectos que se encuentran en el agua, pero, como indica la OMS, todavía no se conoce cómo se transmite a los humanos.

Sus síntomas, por otra parte, incluyen:

+ hinchazón en la piel

+ úlceras de crecimiento lento, generalmente indoloras

+ tejidos blandos y piel destruidos

"Si los antibióticos no son administrados poco después de enfermarse, la enfermedad a veces puede provocar: discapacidad funcional (como, por ejemlpo, movimiento articular limitado), infección ósea, infección bacteriana secundaria de lesiones de úlceras cutáneas, deformidad", advierten los CDC.

También te puede interesar: Advierten de letal bacteria que resiste desinfectantes en hospitales

Pero el daño no es nada más físico. El New York Times explica que en las personas adultas mayores y las más vulnerables puede causar un padecimiento tan grave que termina en la muerte o en la amputación de un miembro. A veces, las heridas tardan meses en sanar, y a las personas que lo padecieron les quedan cicatrices psicológicas y físicas.

Actualmente, a las personas se les ofrecen antibióticos y cirugías, pero las personas que no presentan casos tan severos de úlcera de Buruli, recurren a ponerse calor y arcilla en las zonas afectadas.

El NYT explica que la enfermedad no es nueva en Australia, pues se han dado casos desde los años 40, pero el aumento reciente de ocurrencias ha hecho que se le voltee a ver de nuevo en una época en la que también se encuentra presente la covid-19.

(Con información de New York Times)


publicidad

publicidad

publicidad