publicidad

Tumores en la columna: Qué son y cómo atenderlos
Vida Sana

Tumores en la columna: Qué son y cómo atenderlos

Las causas de estos a menudo no están claras. En algunos casos la genética puede ser un factor.

  • Adrian Aguirre
  • 15/10/2019
  • 10:58 hrs.

Los tumores pueden aparecer en cualquier parte de nuestro cuerpo, incluso en nuestra columna vertebral.

Esto es un tema grave porque si bien pueden ser cancerosos o no, como se generan dentro del hueso, pueden provocarnos fracturas vertebrales, dolor o inestabilidad de la médula.

Mañana, 16 de octubre, se celebra el Día Mundial de la columna vertebral y por ello, aquí te dejamos lo que tienes que saber sobre los tumores en la columna.

La Clínica Universidad de Navarra (CUN) informa que los tumores vertebrales son neoplasias que afectan la columna vertebral y detalla los más frecuentes suelen venir de neoplasias en otras partes del cuerpo que se extienden a distancia, siendo las más constantes los que proceden de la próstata, la mama, el pulmón, y el riñón.

Por otro lado, Mayo Clinic señala que los tumores en la columna vertebral pueden generar diferentes síntomas, especialmente a medida que crecen. Estos pueden afectar la médula espinal o las raíces nerviosas, los vasos sanguíneos o los huesos de la columna vertebral, por lo que hay que estar atentos a los siguientes signos:

+ Dolor en la zona del tumor debido al crecimiento de este

+ Dolor de espalda, que a menudo se transmite a otras partes del cuerpo

+ Dolor de espalda que empeora a la noche

+ Pérdida de sensibilidad o debilidad muscular, especialmente en los brazos o las piernas

+ Dificultad para caminar, que a veces genera caídas

+ Menor sensibilidad al frío, al calor y al dolor

+ Pérdida de la función intestinal o vesical

+ Parálisis leve o grave que puede aparecer en diferentes áreas del cuerpo


Puedes leer: Fumar hace a los tumores más agresivos


 

 

¿Cómo detectarlos?

La American Cancer Society detalla que el encontrar y tratar temprano las metástasis en los huesos puede ayudar a prevenir problemas posteriores. Por ello, hay que estar al pendiente de los siguientes síntomas:

Dolor: El dolor en los huesos es a menudo el primer síntoma de que el cáncer se ha propagado a los huesos. Al principio, puede ser constante o intermitente, y tiende a empeorar en la noche y aliviarse con el movimiento. Más adelante, se vuelve constante y puede empeorar con la actividad.

Fracturas: Estas fracturas a menudo causan dolor severo y repentino. Las fracturas ocurren con mayor frecuencia en los huesos largos de los brazos y las piernas, así como en los de la columna vertebral. El dolor puede limitar su movilidad.

Compresión de la médula espinal: Uno de los síntomas más tempranos de la compresión de la médula espinal consiste en dolor en la espalda o el cuello. La presión sobre la médula espinal también puede causar daño a los nervios de la médula espinal, lo que ocasiona síntomas como entumecimiento y debilidad en el área del cuerpo debajo del tumor.

Si una compresión de la médula espinal no se trata inmediatamente, la persona puede quedar paralítica. Con más frecuencia, esto afecta a las piernas (de modo que la persona no puede caminar), pero si el tumor está presionando la médula espinal en el cuello, se afectan tanto los brazos como las piernas.


 

También te puede interesar: Síntomas de tumores espinales, un enemigo peligroso

¿Cómo tratarlos y quién es el indicado para revisarte?



De acuerdo con el hospital de la Universidad de Illinois, no todos los tumores en la columna vertebral necesitan cirugía:

"Los medicamentos antiinflamatorios, llamados corticosteroides, pueden ser proporcionados antes para reducir la inflamación cuando un tumor está presionando la médula espinal.

Dependiendo del tipo de tumor y de otras consideraciones, las opciones de tratamiento podrían incluir terapia de radiación, quimioterapia o ablación, la cual usa una aguja para quemar o congelar un tumor para destruirlo, preservando la salud del tejido cercano.

Sin embargo, algunas veces se necesita cirugía. Incluso un tumor benigno puede necesitar ser eliminado si está causando dolor y discapacidad o si hay probabilidades de que se convierta en un tumor maligno", señala dicha institución.

Un especialista en cirugía de columna vertebral es el profesional médico más adecuado para ese tipo de afección y debe ser consultado a los primeros síntomas.


Con información de Mayo Clinic, Clínica Universidad de Navarra, University of Illinois Hospital


publicidad

publicidad

publicidad