publicidad

Trucos para eliminar los vellos enterrados tras la depilación
De Mujeres

Trucos para eliminar los vellos enterrados tras la depilación

Foto: tomada de la web

Los vellos enterrados pueden causar inflamación, granitos y hasta infecciones si no se tratan de forma correcta

  • SUSANA CARRASCO
  • 17/03/2020
  • 19:15 hrs.

Tener una piel suave y tersa requiere de una depilación constante, pero una de las complicaciones que puede surgir como consecuencia son los vellos enterrados, es decir, aquellos pelitos que crecen pero debajo de la piel, causando inflamación y otras molestias.

Aprender a quitar los vellos enterrados no es tan difícil, a continuación te explicamos por qué salen, como puedes evitarlos y cómo puedes quitarlos en caso de que los tengas de forma frecuente.

Vellos enterrados

Un vello enterrado es común cuando nos depilamos con frecuencia, especialmente en zonas donde el vello es más grueso, como los genitales.

Mayo Clinic define este problema como aquel que surge cuando un vello afeitado o quitado con una pinza vuelve a crecer pero debajo de la piel, causando inflamación, dolor y pequeños bultos en la zona.

Los vellos enterrados pueden afectar a cualquier persona que se afeite o se depile con pinza o con cera para extraer vello.

Generalmente, puede mejorar por sí solo, sin la necesidad de un tratamiento, pero hay algunas formas de evitarlos.

Aparecen principalmente en la zona de la barba, incluidos el mentón y las mejillas, también en el cuello y en el cuero cabelludo en el caso de las personas que se rasuran la cabeza. Otras áreas frecuentes en las que aparece vello encarnado son las axilas, la zona púbica y las piernas.

¿Cómo saber que tengo un vello enterrado? Pueden presentarse las siguientes molestias después de quitar el vello:

Protuberancias pequeñas, sólidas y redondeadas, conocidas como pápulas

Lesiones pequeñas, llenas de pus, que parecen ampollas, llamadas pústulas

Oscurecimiento de la piel donde se quitó el vello

Dolor

Picazón

Vellos incrustados

La estructura del vello y la dirección hacia donde crece puede influir de forma importante en la aparición de vellos enterrados.

Se cree que un folículo piloso curvado, que produce un vello rizado de manera muy apretada, favorece que el vello vuelva a entrar en la piel tras ser cortado y pueda comenzar a crecer de nuevo.

Cuando rasuras el vello, se crean bordes afilados, especialmente si el vello está seco en el momento de afeitarlo.

TAMBIÉN LEE: Consecuencias de quitar la matriz en la mujer

Otras razones por las que se entierran los vellos, es si estiras demasiado la piel para quitarlos, pues esto permite que el vello se retraiga hacia la piel y la penetre nuevamente sin haber crecido primero hacia afuera.

También si te quitas los vellos con pinzas, pues este método de depilación puede dejar un fragmento de vello bajo la piel.

Si el vello se entierra, causa inflamación como una respuesta de defensa porque el cuerpo reacciona como si se tratara de algo extraño entrando.

¿Cómo prevenir y tratar?

Antes de eliminar los vellos procura lavar tu piel con agua tibia, luego aplica crema o gel para afeitar. Usa una cuchilla afilada siempre que te rasures y haz el movimiento en la dirección hacia la que crece el vello. Enjuaga la cuchilla después de cada pasada, luego enjuaga tu piel y aplica un poco de loción.

(Foto: blog wax revolution)

Si los vellos enterrados ya te están causando molestias, puedes intentar lo siguiente:

1. Lava la zona afectada con un paño limpio o con un cepillo de dientes de cerdas suaves. Haz movimientos circulares sobre el vello enterrado durante varios minutos y procura hacerlo cada vez que vayas a afeitarte.

2. Toma una aguja esterilizada e insértala debajo del vello para levantar con cuidado la punta y sacarlo.

Si no tratas los vellos enterrados, con el tiempo pueden causar una infección que requiera de un tratamiento más especializado, así que procura evitarlos.

Otra opción es probar la depilación láser, ya que es un método permanente para eliminar el vello y no hay riesgo de vellos enterrados, aunque debes consultar con un especialista antes de hacerlo.

SIGUE LEYENDO: Duchas vaginales con bicarbonato y vinagre, ¿son seguras?


publicidad

publicidad

publicidad