publicidad

Terapia genética permitiría que personas con parálisis puedan caminar
Vida Sana

Terapia genética permitiría que personas con parálisis puedan caminar

foto: pixabay

"Permitió que los sujetos de prueba que se encontraban paralizados comenzaran a caminar después de dos o tres semanas", indicaron los investigadores.

Científicos de la Universidad de Ruhr Bochum podrían haber encontrado una manera de que las personas con falta de movilidad en las piernas vuelvan a caminar.

Usando una terapia de genes, los especialistas consiguieron que sujetos de prueba que tenían parálisis como resultado de un daño a la médula espinal recuperaran su capacidad de movimiento después de unas cuantas semanas.

Los resultados fueron publicados el 15 de enero en el journal Nature y aquí te contamos lo que encontraron los investigadores.

Terapia de genes ayudaría a que las personas con falta de movilidad recuperen el movimiento

Mayo Clinic informa que una lesión en la médula espinal a menudo ocasiona cambios permanentes en la fortaleza, la sensibilidad y otras funciones corporales, además de que la capacidad para controlar las extremidades tras una de estas lesiones depende del lugar de la lesión y la gravedad de dicho daño.

“La gravedad de la lesión puede ser clasificada como “completa” (cuando se pierde toda sensación y capacidad de movimiento) e “incompleta” (cuando el afectado tiene cierta movilidad o sensación debajo de la zona afectada”, explica esta clínica.

El artículo en Nature detalla que la lesión en la médula espinal a menudo causa discapacidades graves y permanentes debido a la falla regenerativa de los conductos llamados axones que se encuentran cortadas, pero que puede conseguirse una recuperación locomotora importante de las dos extremidades luego de un aplastamiento completo de la médula espinal.

Para recuperar el movimiento de las personas con falta de movilidad sería clave una proteína que estimula la regeneración de las células nerviosas: la hiperinterleucina-6.

La Universidad de Ruhr Bochum menciona en un comunicado de prensa que se trata de una proteína de diseñador, por lo que no sucede en la naturaleza y debe generarse por medio de ingeniería genética.

“El equipo de Bochum utilizó virus adecuados para terapia génica, los cuales fueron inyectados en un área del cerebro de fácil acceso, y vieron que los virus entregan el modelo para la producción de la proteína en células nerviosas específicas, llamadas motoneuronas”, señala esta institución educativa, que resalta un aspecto importante: se inyecta en una zona y es efectiva en diferentes áreas.

El director del estudio, Dietmar Fischer, recalcó que el tratamiento con terapia génica de unas pocas células nerviosas estimuló la regeneración axonal de varias células nerviosas en el cerebro y simultáneamente, también varios tractos motores en la médula espinal.

“Esto permitió que los sujetos de prueba que previamente se encontraban paralizados y que recibieron este tratamiento para tratar la falta de movilidad comenzaran a caminar después de dos o tres semanas”, concluyó Fischer.


publicidad

publicidad

publicidad