publicidad

Tener dolor de cabeza podría matarte
Vida Sana

Tener dolor de cabeza podría matarte

Tu malestar podría ser signo de otro padecimiento... uno más peligroso

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 14/11/2019
  • 12:26 hrs.

Estaba caminando por la calle y de repente me dio un dolor de cabeza que me hizo detener mi andar. Me agarré la testa y me di un pequeño masaje en la sien, pero no se quitó. Se trataba del peor dolor que jamás había sentido, por lo que corrí a una farmacia para que me vendieran unas aspirinas y un agua simple, ya que no traía con qué tomármelas. Cada minuto que pasaba me desesperaba más, ya que empecé a ver borroso y tenía una cierta sensibilidad a la luz que nunca antes había experimentado. Me tomé las pastillas y esperé a que me hicieran efecto, pero la molestia seguía y fue entonces cuando me di cuenta de que se trataba de algo más grave.

La hemorragia subaracnoidea, mejor conocida como "aneurisma cerebral", es una protuberancia o dilatación en un vaso sanguíneo en el cerebro que tiene como síntoma clave un ardor de cabeza súbito y muy intenso que a veces es descrito como "el peor dolor que se haya sentido". El problema está en que frecuentemente se confunde con uno más común como la migraña.


Puedes leer: Migraña, más que un dolor de cabeza

Mayo Clinic señala que los signos y síntomas más frecuentes del aneurisma cerebral son los siguientes:

+ Dolor de cabeza repentino y muy intenso

+ Náuseas y vómitos

+ Rigidez en el cuello

+ Visión borrosa o doble

+ Sensibilidad a la luz

+ Convulsiones

+ Caída del párpado

+ Pérdida del conocimiento

+ Confusión

Tenía que tener cuidado. El National Institute of Neurological Disorders and Stroke informa que se estima que alrededor del 40 por ciento de los pacientes cuyo aneurisma se ha roto no sobrevive las primeras 24 horas y que hasta el 25 por ciento muere de complicaciones dentro de los 6 meses. Además, los pacientes que tienen  hemorragia subaracnoidea pueden tener daño neurológico permanente y otros individuos pueden recuperarse con poco o nada de déficit neurológico.

Los malos diagnósticos, clave para el desarrollo de este mal:

De acuerdo con una nueva investigación realizada por investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), el mal diagnóstico sigue siendo un problema sin resolverse en el aneurisma cerebral y el mal resultado se explica en parte por un mayor riesgo de isquemia cerebral tardía y complicaciones relacionadas con el procedimiento en pacientes diagnosticados erróneamente.

"En una cohorte prospectiva de 401 pacientes con HSA, el diagnóstico erróneo se definió como la falta de identificación correcta, en el primer contacto con el médico, una HSA documentada posteriormente; esto no significó un estudio radiológico urgente y se realizó una punción lumbar. El mal resultado se definió como la escala de Rankin modificada de 3 a 6 a los 3 meses de seguimiento. Registramos edad, sexo, hipertensión, diabetes mellitus, tabaquismo actual, tratamiento antitrombótico previo, HH inicial y gravedad radiológica, presencia de aneurisma, primer procedimiento terapéutico, hidrocefalia, isquemia cerebral tardía (DCI), nuevas hemorragias y complicaciones relacionadas con el procedimiento.

(...)

El diagnóstico erróneo se confirmó en 104/401 (25,9%) pacientes, que también tuvieron un mayor tiempo de ingreso al hospital. El diagnóstico erróneo se asoció con una menor gravedad clínica y radiológica, en comparación con un diagnóstico correcto; los 2 grupos no difirieron en edad o perfil de factor de riesgo cardiovascular. El mal resultado se registró en 167/401 pacientes (41,6%). La edad, el diagnóstico erróneo y una mayor gravedad inicial clínica y radiológica fueron predictores independientes de mal pronóstico. En los 236 pacientes (58.8% de la cohorte) con HH 1–2, el diagnóstico erróneo se asoció con un mal resultado en el análisis univariado y multivariado, respectivamente", se puede leer en el artículo original.

 

 

También te puede interesar: Síntomas que indican un golpe en la cabeza grave

Dicen que uno mismo sabe cuando algo anda mal, incluso cuando se está enfermo. Puedes tener dolor de cabeza, pero si te afecta más que los anteriores episodios, entonces puedes comenzar a sospechar.

Si sientes que algo anda mal, así sea algo muy leve pero que sea diferente a lo que estás acostumbrado, acude con tu médico. Puede ser un simple dolor de cabeza, puede ser migraña... o puede que tengas un aneurisma cerebral y que Cronos empiece a jugar en tu contra.


Con información de STROKE, Mayo Clinic, National Institute of Neurological Disorders and Stroke


publicidad

publicidad

publicidad