publicidad

Soltería podría mejorar tu liderazgo
Emociones

Soltería podría mejorar tu liderazgo

Los estudiantes que tenían una experiencia de citas baja o nula en la escuela generalmente tenían un mejor rendimiento académico y mejores habilidades sociales

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 17/09/2019
  • 17:26 hrs.

Hay muchas personas a las que simplemente no se les da el amor y permanecen sin pareja por mucho tiempo. En muchos casos llegan a ser estereotipados de mala manera. Incluso hay escritores que los han catalogado mal. George Gilder, autor del libro "Naked Nomads: unmarried men in America", describe a los solteros como "hombres socialmente inadaptados, inestables, propensos a las adicciones, a las enfermedades, sin raíces y poco orientados al futuro".

Pero un nuevo estudio de la Universidad de Georgia demostró que ser un adolescente sin citas románticas tiene sus ventajas en lo social, lo académico y lo personal.

Brooke Douglas, estudiante de doctorado en promoción de la salud en la Facultad de Salud Pública de la UGA, descubrió que los chicos o chicas que no tenían relaciones amorosas durante la secundaria y la preparatoria tenían buenas habilidades sociales, baja depresión y les iba igual o mejor que a los compañeros que sí salían con otras personas.

Puedes leer: Inteligencia o belleza, ¿Qué es más atractivo?

"La mayoría de los adolescentes han tenido algún tipo de experiencia romántica entre los 15 y los 17 años, o la adolescencia media. Esta alta frecuencia ha llevado a algunos investigadores a sugerir que salir en la adolescencia es un comportamiento normativo. Es decir, los adolescentes que tienen una relación romántica son considerados "a tiempo" en su desarrollo psicológico. 

¿Esto significa que los adolescentes que no tienen citas están desajustados de alguna manera? ¿Que son inadaptados sociales? Pocos estudios habían examinado las características de los jóvenes que no tienen citas durante la adolescencia, y decidimos que queríamos aprender más", explica Douglas, quien también funge como autora de la investigación.

Para ello, Brooke y su co autora, Pamela Orpinas, decidieron examinar si los alumnos del décimo grado que informaron que tenían citas muy poco frecuentes durante un periodo de siete años diferían en sus habilidades con los que tenían una vida social más activa, utilizando datos recopilados de otro estudio de Orpinas que había sido realizado en 2013.

En él se habían seguido a unos adolescentes del noreste de Georgia que cursaban del sexto al duodécimo grado. Cada primavera, estos les avisaban si habían salido con alguien y les avisaban también sobre una serie de factores sociales y emocionales, incluyendo relaciones con amigos, el hogar y la escuela, informando también si habían tenido pensamientos suicidas y síntomas de depresión. Por otra parte, los profesores de estos alumnos calificaban el comportamiento del estudiante en varias áreas como habilidades sociales, capacidad de liderazgo y niveles de depresión.

Los resultados fueron los siguientes:

- Los alumnos que no salían, tenían habilidades interpersonales iguales o mejores que los que sí salía con alguien.

- Los estudiantes sin citas fueron calificados por los profesores como  más altos en habilidades sociales y de liderazgo

- Los escolares que no salían tenían menos probabilidades de estar deprimidos

- La proporción de ese grupo que dijo estar triste o desesperanzado era significativamente menor que los otros.

También te puede interesar: Curving: ¿Quiere contigo o estás en la friendzone?

"En resumen, descubrimos que a los estudiantes que no salen en citas les está yendo bien y simplemente están siguiendo una trayectoria de desarrollo diferente y saludable que sus compañeros de citas

Si bien el estudio refuta la noción de los que no tienen citas como inadaptados sociales, también hace un llamado a las intervenciones de promoción de la salud en las escuelas y otros lugares para incluir la no cita como una opción para un desarrollo normal y saludable.

Como profesionales de la salud pública, podemos hacer un mejor trabajo al afirmar que los adolescentes tienen la libertad individual de elegir si quieren salir o no, y que cualquiera de las opciones es aceptable y saludable", explica Orpinas en el texto original.

¿Mejor solo que mal acompañado?

Argelia Gómez Ávila y Alejandra Salguero Velázquez, de la Universidad de Costa Rica, señalan en su texto "Una mirada a la soltería masculina" que "en España, Argentina, Estados Unidos y Uruguay, se ha encontrado que los varones solteros expresan aversión a depender de una relación, disfrutan de su independencia y no están preocupados por la postergación de la familia; saben que en ellos no recae la presión social de tener que cumplir con la conyugalidad y la paternidad (Brando, 2009). Así pues, una manera de abordar la condición de soltería es a través de la perspectiva de género y el estudio de las masculinidades".

Por otra parte, Olivia Tena, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la UNAM, precisa en el artículo "La Soltería: opción de vida para las mujeres", publicado en UNAM Global que algunas mujeres llegan a los 30 años sin pareja, sin hijos y sin matrimonio es cada vez más común en nuestro país.

Tena comenta que por un por un lado, son mujeres independientes económicamente, trabajan, muchas de ellas tienen estudios y en algunos casos mantienen una relación de noviazgo; y por otro lado, en su dinámica familiar son tratadas como menores de edad y no tienen responsabilidad en cuanto a las labores domésticas. 

A diferencia de los varones mayores de 30 en una situación similar, las chicas eran proovedoras, mientras que ellos sólo cooperaban con algunos gastos familiares.

 

Recuerda que estar soltero está bien y que tener una pareja también es correcto. Al final del día, el compartir momentos con otra persona o no hacerlo es decisión propia.


Con información de la Universidad de Georgia, "Una mirada a la soltería masculina" (Universidad de Costa Rica), UNAM Global


publicidad

publicidad

publicidad