publicidad

Vida Sana

Sepsis

  • 30/06/2016
  • 17:54 hrs.

Definición:


Es una enfermedad grave en la cual el torrente sanguíneo se encuentra inundado de bacterias.



 Causas, incidencia y factores de riesgo:



La sepsis es causada por una infección bacteriana que puede originarse en cualquier parte del cuerpo. Los sitios comunes donde una infección podría comenzar abarcan:



  • El intestino (generalmente se ve con peritonitis)

  • Los riñones (infección de las vías urinarias altas)

  • El hígado o la vesícula biliar

  • Los pulmones (neumonía bacteriana)

  • La piel (celulitis)


La meningitis también puede estar acompañada por sepsis. En los niños, la sepsis puede acompañar una infección del hueso (osteomielitis). En pacientes hospitalizados, los sitios comunes de infección incluyen las vías intravenosas, heridas quirúrgicas, drenajes quirúrgicos y áreas de ruptura de la piel conocidas como úlceras de decúbito o escaras.


La infección se confirma generalmente por medio de un examen de sangre, pero éste puede no revelar infección en personas que han estado recibiendo antibióticos.


En la sepsis, se presenta una caída de la presión arterial, ocasionando shock. Los sistemas orgánicos principales, incluyendo los riñones, el hígado, los pulmones y el sistema nervioso central, dejan de funcionar normalmente.


Un cambio en el estado mental y la hiperventilación pueden ser los primeros signos de que se va a presentar la sepsis.


La sepsis con frecuencia es potencialmente mortal en personas con sistemas inmunitarios debilitados u otras enfermedades.



 Síntomas:




  • Escalofríos

  • Confusión o delirio

  • Disminución de la diuresis

  • Fiebre o temperatura corporal baja (hipotermia)

  • Hiperventilación

  • Mareo

  • Latidos cardíacos rápidos

  • Temblor

  • Erupción cutánea

  • Piel caliente


Signos y exámenes:



Lo siguiente puede indicar presencia de sepsis:



  • Hemocultivo que revela bacterias

  • Gasometría arterial que revela acidosis

  • Pruebas de la función renal que son anormales (al comienzo en el curso de la enfermedad)

  • Conteo de plaquetas más bajo de lo normal

  • Conteo de glóbulos blancos más bajo o más alto de lo normal


Esta enfermedad también puede cambiar los resultados normales de los siguientes exámenes:



  • Fórmula leucocitaria que muestra glóbulos blancos inmaduros

  • Productos de degradación de la fibrina, a menudo más altos de lo normal, una afección que puede estar asociada con una tendencia al sangrado

  • Frotis periférico que puede mostrar un conteo de plaquetas bajo y destrucción de glóbulos rojos



 


 


 


Tratamiento:



Las personas con sepsis generalmente necesitan estar en una unidad de cuidados intensivos (UCI). Tan pronto como se sospecha la sepsis, se inicia la terapia con antibióticos intravenosos (directamente en la vena) de "amplio espectro" (capaces de destruir una amplia serie de bacterias).


El número de antibióticos se puede disminuir cuando los exámenes de sangre revelen cuál es la bacteria particular que está causando la infección. Si es posible, se debe identificar la fuente de la infección, lo que podría significar hacer más exámenes. Se deben retirar las vías intravenosas infectadas o los drenajes quirúrgicos, al igual que drenar quirúrgicamente cualquier absceso.


Se puede necesitar oxígeno, líquidos intravenosos y medicamentos que aumenten la presión arterial. Igualmente, se puede requerir diálisis en caso de una insuficiencia renal y un respirador (ventilación mecánica) si se presenta insuficiencia respiratoria.



 Pronóstico:



La tasa de mortalidad puede ser hasta del 60% para personas con problemas médicos subyacentes y es algo más baja en aquellas personas sin otros problemas médicos.



 Complicaciones:




  • Muerte

  • Coagulación intravascular diseminada

  • Disminución del flujo sanguíneo a órganos vitales (cerebro, corazón, riñones)

  • Shock séptico



El riesgo de sepsis se puede reducir, especialmente en los niños, siguiendo el esquema de vacunación recomendado.



 


 Fuente: http://www.nlm.nih.gov


Actualizado: 15 de febrero 2010

publicidad

publicidad

publicidad