Razones por las que no deberías usar toallitas de higiene íntima

Se cree que las toallitas de higiene íntima brindan una mejor limpieza de la vulva, pero expertos advierten que tienen más riesgos que beneficios

Las toallitas de higiene íntima, un tipo de papel higiénico húmedo, se han vuelto cada vez más populares porque se presentan como un aliado para maximizar la limpieza de los genitales femeninos. No obstante, expertos advierten que hay más riesgos que beneficios de usarlas.

Razones por las que no deberías usar toallitas de higiene íntima

Este producto se puede encontrar en cualquier supermercado y como son suaves y húmedas, se cree que brindan limpieza adicional después de ir al baño.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

Jen Gunter, ginecóloga y obstetra norteamericana con más de 30 años de experiencia advierte que la zona íntima no requiere de una limpieza extra y, de hecho, productos como las toallitas de higiene femenina pueden causar problemas de salud.

Razones para no usar toallitas de higiene femenina

Las toallitas de higiene íntima dan una sensación de máxima limpieza en los genitales femeninos, algo que de hecho se busca más en los días de menstruación, pero lejos de conseguir buenos resultados, estos productos pueden provocar irritación y traumatismos en la piel.

Esto se debe a que se usan para retirar material fecal, orina de la piel genital y flujo menstrual, lo que al combinarse con las sustancias químicas, enzimas, bacterias y la humedad de las propias toallitas, causa un daño al manto ácido, provocando piel irritada y lesiones.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik) 

La ginecóloga Gunter destaca que las toallitas íntimas son un factor importante para desarrollar dermatitis de contacto en la zona anal y la vulva, que es un 15% más propensa a sufrir irritación por este tipo de productos que otras partes del cuerpo.

“En lugar de toallitas íntimas deberían llamarse toallitas irritantes”, señala la especialista.

Toallitas tienen alto contenido de sustancias alergénicas

Al analizar los ingredientes de este tipo de productos, la ginecóloga detalla que se pueden encontrar hasta más de 100 alérgenos en potencia, entre las que destacan las fragancias, que pueden ser naturales o sintéticas pero que irritan por igual, así como conservantes.

También contienen alcohol, aceites o polifenoles, sustancias muy alergénicas.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

El doctor Kubrat Sajonia Coburgo, proctólogo del Grupo Quirónsalud advierte que estos ingredientes irritan mucho los genitales porque al limpiarse con una toallita no hay un enjuague posterior, haciendo que las sustancias se queden en la zona, acumulen humedad y causen daño.

TAMBIÉN LEE: ¿Cuál es la verdadera función del himen en el cuerpo femenino? 

“Casi todos los pacientes que vemos en nuestra consulta aquejados de dermatitis perianal de picor o de prurito anal, usan de forma regular y constante este tipo de toallitas”, señala el experto.

No necesitas higiene extra para tener salud íntima

Según Gunter, el principal problema es que se cree que la zona íntima debe oler a flores todo el tiempo, por lo que requeriría de una higiene adicional, pero eso es falso.

La vulva, que de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU., se compone de los labios vaginales, el clítoris y las aberturas hacia la uretra y la vagina, debe lavarse todos los días, pero no de forma exagerada.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

Todo dependerá de qué tanto se ensucia la zona y también de cuánto se suda. Lavarse varias veces al día y, sobre todo, usando productos perfumados, puede dañar el manto ácido de la piel, facilitando las infecciones íntimas que causan mal olor, comezón, enrojecimiento y hasta dolor durante las relaciones sexuales.

Para la ginecóloga, las únicas zonas del cuerpo que requieren de una limpieza regular son los dientes y las manos.

En caso de sufrir incontinencia urinaria moderada a severa, sí requerirá de vigilar más la limpieza de los genitales para evitar que restos de orina o heces fecales se queden en la piel y causen heridas.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik) 

Productos limpiadores solo para la parte externa de los genitales

Como regla básica, no se deben aplicar productos limpiadores entre los labios vaginales menores, esa parte se debe lavar solo con agua. En la zona de la ingle, los labios mayores, el monte de Venus y el entorno del ano sí pueden usarse jabones o geles pero que sean suaves y sin perfumes.

No se necesitan productos especiales de higiene íntima, mucho menos duchas vaginales o anales, pues suelen contener irritantes y alérgenos. Basta el agua tibia y un gel o jabón neutro. Otro paso importante es limpiarse correctamente después de ir al baño, procurando limpiar de adelante hacia atrás.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik) 

Ya lo sabes, las toallitas de higiene íntima deben usarse sólo de forma esporádica y en caso de mucha necesidad, pues como ves, no son buenas para la piel genital a largo plazo.

SIGUE LEYENDO: ¿Conoces los diferentes tipos de posición de útero? 

(Con información de Infosalus y MedlinePlus)