publicidad

Razones para hacer fisioterapia aunque no tengas lesiones
Vida Sana

Razones para hacer fisioterapia aunque no tengas lesiones

La fisioterapia preventiva tiene muchos beneficios en personas que trabajan sentadas, en embarazadas y hasta en personas con cáncer

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 06/09/2019
  • 17:57 hrs.

La fisioterapia se usa generalmente para mejorar lesiones o discapacidades en el cuerpo pero, ¿sabías que también es necesaria aun en personas sanas? En el marco del Día Mundial de la Fisioterapia, te decimos todo lo que debes saber sobre la fisioterapia preventiva.

Si pasas mucho tiempo sentado en la oficina o si sientes un pequeño dolor en alguna parte del cuerpo, toma nota.

Fisioterapia preventiva

De acuerdo a Cristina Alejandra Toral Espinosa, licenciada en terapia física del Hospital Juárez de México (HJM), la fisioterapia es una rama de la medicina dedicada a mantener y mejorar el movimiento humano a través de agentes físicos tales como la electricidad, el calor, el frío y el agua.

Consiste en realizar ejercicios terapéuticos para restaurar el cuerpo humano después de una lesión o en una discapacidad de movimiento.

La fisioterapia puede mejorar problemas de movimiento causados por discapacidad motora, cognitiva y sensitiva.

“Mejora la discapacidad tanto temporal como permanente así como las lesiones, con el fin de lograr independencia en los pacientes”, señala la experta.

La experta del Hospital Juárez, señala que existen varios tipos de fisioterapia, entre las que destacan fisioterapia oncológica, ginecológica, deportiva y preventiva.

Esta última es una de las que menos se conoce, pero es muy importe para cualquier persona, ya que previene lesiones o dolores musculares, especialmente en personas que pasan mucho tiempo sentadas o que hacen deporte. 

“Trabajamos con empresas y personas de oficina para enseñarles los puntos básicos de la ergonomía laboral, desde la posición correcta para sentarse en la silla y frente a la computadora, hasta algunos ejercicios para estirarse durante las horas de trabajo”, indica Toral.

Llevar a cabo la fisioterapia preventiva mantiene saludables los músculos y articulaciones, por lo que se pueden prevenir lesiones y dolores.

En ese sentido, la especialista señala que desde el primer dolorcito en cualquier parte del cuerpo se debe tomar fisioterapia preventiva para evitar una evolución del problema que derive en complicaciones más graves que dificulten el movimiento y limiten la independencia.

>>TAMBIÉN LEE: Los peligros de usar chanclas con frecuencia 

La fisioterapia preventiva también puede tener beneficios en diversos ámbitos de la vida, como la higiene de la columna, la forma correcta de levantarse y acostarse, posiciones sexuales para evitar lesiones en la intimidad y el modo en que deben realizarse actividades deportivas como correr.

Si ya se tiene una lesión, la fisioterapia mejora la movilidad y disminuye el dolor desde el tercer día de fisioterapia, aunque dependerá en gran medida del tipo de lesión que se esté trabajando.

En casos más graves los efectos pueden verse hasta 6 meses o 1 año después.

Fisioterapia en bebés, embarazadas y pacientes con cáncer 

Hay que resaltar que los niños y bebés también obtienen los beneficios de la fisioterapia. Pueden tomarla desde los primeros días de nacidos y es especialmente efectiva en bebés prematuros, con bilirrubina elevada o que nacieron con complicaciones por preeclampsia.

Las mujeres embarazadas también tienen que tomar fisioterapia y en ese sentido, el Hospital Juárez de México se especializa en la fisioterapia ginecológica y obstétrica.

“Mejora la salud de la mamá y el bebé, ayuda a un buen parto natural y favorece la apertura de canal de parto para evitar la asfixia del bebé”, resalta la experta.

Otro tipo de fisioterapia en la que se especializan en esta institución médica es la fisioterapia oncológica, en la que ayudan a pacientes con cáncer, especialmente con linfedema, a mejorar las molestias de la enfermedad, pues sufren un aumento de líquido en el cuerpo por la cirugía.

Finalmente, la licenciada en terapia física hace un llamado a acudir a terapia fisiológica aunque no se tenga un dolor crónico o que impida moverse por completo, de hecho, señala que hasta el dolor más mínimo altera la independencia y la calidad de vida, por lo que debe atenderse de inmediato.

Una de las mayores ventajas de la fisioterapia es que nos va a aliviar el dolor y los problemas de movimiento sin necesidad de medicamentos o cirugías, todo es a través de ejercicios que además, van a prevenir futuras lesiones.

“La fisioterapia busca que la calidad de vida siga siendo la misma que se tenía antes de sufrir un dolor o lesión, pero incluso busca que sea mejor”, concluye la experta. 

>>SIGUE LEYENDO: 3 razones por las que salen verrugas en el cuello 

publicidad

publicidad

publicidad