publicidad

¿Qué son los dedos en martillo y qué lo causa?
Vida Sana

¿Qué son los dedos en martillo y qué lo causa?

Un calzado incómodo puede causar dedos en martillo. Foto: Freepik

Los dedos en martillo no solo son un problema estético, también causan molestias y dolor al caminar si no se tratan oportunamente

  • SUSANA CARRASCO
  • 30/06/2020
  • 11:35 hrs.

Los dedos en martillo son un problema común en los pies, en algunos casos puede ser de nacimiento o desarrollarse con el tiempo. Se trata de una deformidad en uno o varios dedos del pie, en donde el extremo de dicho dedo se dobla hacia abajo adquiriendo la forma de "martillo" o de garra.

El problema puede ser estético nadamás, pero lo ideal es recibir un tratamiento adecuado pues hay riesgo de sufrir ampollas, llagas, dolor y dificultad para caminar y usar zapatos cómodamente.

Conoce todas las causas de los dedos en martillo, los síntomas y las formas ideales de tratamiento y prevención que los especialistas recomiendan.

Dedos en martillo

Los dedos en martillo, conocidos también como dedo maza o dedo en garra, son deformidades de los pies que pueden ocurrir debido a un desequilibrio en los músculos, los tendones o los ligamentos que normalmente mantienen rectos los dedos de los pies.

De acuerdo a Mayo Clinic, el dedo del pie en martillo tiene una curva anormal que se manifiesta en el medio de la articulación de un dedo del pie, afecta a la articulación mas cercana a la uña del dedo. Generalmente este problema ocurre en el segundo, tercer y cuarto dedo. Mover el dedo afectado puede empezar a ser muy doloroso, además de que suelen aparecer callos y otras lesiones como resultado del rozamiento de los dedos contra el interior de los zapatos.

Al respecto, la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU., indica que, al principio, una persona con dedos en martillo puede mover y estirar el dedo, pero con el tiempo ya no podrá hacerlo porque será muy doloroso.

¿Qué causa los dedos en martillo?

La causa más común de los dedos en martillo es usar zapatos cortos y estrechos que queden demasiado apretados, pues el dedo es forzado a estar en una posición flexionada, los músculos y tendones se aprietan y se vuelven más cortos.

La aparición de dedo del pie en martillo es más probable en:

-Mujeres que usan zapatos que no ajusten bien o que frecuentemente usan tacones altos, debido a que producen relaxina, una hormona que sirve para permitir que el útero se expanda y favorece que la musculatura del pie femenino pierda tono.

-Niños que usan zapatos que les queden pequeños.

Los golpes o traumatismos, así como las fracturas en un dedo del pie, también aumenta la probabilidad de presentar un dedo del pie en martillo o en maza. De igual manera, si tienes el segundo dedo del pie más largo que el dedo gordo, tienes más riesgo de desarrollar este problema.

TAMBIÉN LEE: 7 formas de prevenir el mal olor de los pies

Al respecto, José Manuel Ogalla, ex presidente del Colegio de Podólogos de Cataluña y profesor de la Universidad de Barcelona, explica a Infosalus que los dedos de los pies tienen la misma musculatura que los de las manos y tendrían que hacer los mismos movimientos. Sin embargo, con el uso de los zapatos los dedos de los pies quedan como en una caja y el calzado no siempre es anatómicamente correcto, por lo que los músculos lumbricales e interóseos del pie pierden su tono muscular al no trabajar.

Prevención y tratamiento

Lo ideal para prevenir los dedos en martillo es que a partir de los 40 años si se detecta que empieza a desviarse el dedo, se presenta algo de dolor o roce del zapato, se acuda inmediatamente al podólogo para hacer las revisiones necesarias.

Si el dedo aún se puede estirar a su posición normal, se pueden realizar tratamientos para limitar la luxación, rigidez o deformidad del dedo, lo que se puede hacer mediante soportes plantares u órtesis de silicona para enderezar o frenar la desviación. Si la deformación del dedo avanza y los huesos se salen de su sitio, la única opción es operar.

Debes cuidar los dedos de los pies todos los días, y para ello, el especialista Ogalla te da las siguientes recomendaciones:

1. Al llegar a casa, quítate los zapatos y realiza un lavado de pies.

2. Haz ejercicios, abriendo y cerrando los dedos y tomando con ellos una canica, un lápiz o intenta enrollar una toalla.

3. Evita los tacones altos tanto como sea posible y usa zapatos con plantillas suaves para aliviar la presión sobre el dedo del pie.

4. Usa un tamaño de zapatos adecuado y amplio, de preferencia aquellos que tienen agujetas o correas. Evita el calzado que termine en punta.

5. Protege las articulaciones con cojinetes para callos o de fieltro.

Recuerda que tus pies te permiten desplazarte y llegar a los lugares que quieres, así que cuídalos y ante la mínima señal de dedos en martillo, acude con el especialista.

SIGUE LEYENDO: ¿Qué significa la sensación de ardor en pies?


publicidad

publicidad

publicidad