publicidad

¿Qué significa el olor a pescado en la zona íntima femenina?
De Mujeres

¿Qué significa el olor a pescado en la zona íntima femenina?

Foto: tomada de la web

El olor a pescado en la vagina puede ser más intenso después de las relaciones sexuales y suele ser señal de una infección que requiere tratamiento

  • SUSANA CARRASCO
  • 29/05/2020
  • 14:20 hrs.

El olor vaginal es una de las mayores preocupaciones para la mujer, pues puede causar incomodidad y hasta inseguridad a la hora de tener relaciones sexuales. Por ello, muchas se preguntan qué significa el olor a pescado en la zona íntima y cuál es la forma más segura de eliminarlo.

Aunque en el mercado existen cientos de opciones de duchas vaginales o hasta perfumes para esta zona tan delicada, la realidad es que solo te ponen en riesgo de infecciones y ocultan lo que podría ser un problema grave de salud.

Olor a pescado en la zona íntima

¿Alguna vez has tenido olor a pescado en la zona íntima? No te avergüences, en realidad puede ser algo mucho más frecuente de lo que se piensa.

De acuerdo a Lauren Streicher, profesora asociada de obstetricia clínica y ginecología de la Facultad de medicina en la Universidad Northwestern, el olor a pescado en la vagina suele ser causado por una infección llamada vaginosis bacteriana.

Cualquier mujer puede desarrollar este padecimiento y de hecho, no tratarlo adecuadamente puede aumentar las posibilidades de contraer una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS).

Pero, ¿qué es la vaginosis bacteriana? Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), se trata de una infección íntima causada por una cantidad excesiva de ciertas bacterias que cambian el equilibrio normal de las bacterias en la vagina.

Se considera que es la infección vaginal más frecuente en las mujeres de 15 a 44 años y hasta ahora, se desconoce la causa específica por la que se puede desarrollar, aunque es mucho más posible que ocurra cuando se tiene una vida sexual activa.

La vaginosis bacteriana se asocia directamente con un desequilibrio en las baterías “buenas” y las “dañinas” en el ambiente vaginal, pues estas últimas empiezan a proliferar y a causar el mal olor.

“Tener una nueva pareja sexual o múltiples parejas sexuales, como también hacerse duchas vaginales, puede alterar el equilibrio de las bacterias en la vagina y hacer que las mujeres corran un mayor riesgo de contraer vaginosis bacteriana”, advierten los CDC.

TAMBIÉN LEE: Cambios en el flujo vaginal que anuncian un embarazo

El principal síntoma de la vaginosis bacteriana es el olor a pescado en la zona íntima, pero también puede acompañarse de otras molestas como:

-Secreción vaginal delgada, gris, blanca o verde

-Comezón vaginal

-Ardor al orinar

En algunos casos, la infección no produce ningún síntoma, por lo que se está en mayor riesgo de contraer ETS.

Cuando se presenta el olor a pescado en la zona íntima, este puede ser más intenso después de las relaciones sexuales y suele acompañarse de una descarga de secreción espumosa u acuosa, lo que causa una gran incomodidad y hasta vergüenza en la mujer.  

¿Qué hago para eliminar el olor a pescado de la vagina?

El olor a pescado en la vagina causado por vaginosis bacteriana a veces desaparece sin tratamiento alguno, pero lo ideal es que, al detectar los síntomas, se acuda con el ginecólogo para recibir un tratamiento adecuado hasta que no haya más indicios de la infección.

En muchos casos, pueden ser efectivos los antibióticos, las cremas o geles que se aplican directamente en la zona íntima, así como la abstinencia de las relaciones sexuales durante algunas semanas. Debes terminar todo el tratamiento aunque ya no tengas síntomas, de lo contrario, es probable que la infección aparezca de nuevo.

Si no recibes un tratamiento oportuno estarás en mayor riesgo de ETS como el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), la clamidia, la gonorrea y la enfermedad inflamatoria pélvica.

Como en todas las enfermedades lo mejor siempre es prevenir y en ese sentido, los CDC te recomiendan lo siguiente:

1. Minimiza la irritación vaginal usando jabones suaves sin aromas y tampones o toallas higiénicas de igual forma que no tengan ningún tipo de perfume.

2. Evita las duchas vaginales, pues tu vagina no requiere mayor limpieza que la que haces cuando te bañas. El uso de productos como el vinagre o el bicarbonato para “lavar” la vagina pueden alterar el equilibrio de las bacterias vaginales y ponerte en mayor riesgo de infecciones.

3. Usa condón en todos tus encuentros sexuales y limita el número de parejas sexuales.

4. Acude al ginecólogo por lo menos una vez al daño para detectar cualquier infección que puedas tener de manera silenciosa.

5. Ante cualquier síntoma raro o cambio en tu vagina, como el olor a pescado o el flujo diferente, no dudes en buscar ayuda médica para tratar el problema lo más rápido posible.

El olor a pescado en la zona íntima no es normal así que atiéndelo cuanto antes y si aún no lo presentas, mantén todas las medidas de prevención que garantizan una vagina saludable y sobre todo, sin malos olores.

SIGUE LEYENDO: 10 formas en que podrías estar usando mal los tampones


publicidad

publicidad

publicidad