publicidad

¿Qué es una colposcopia y cuándo debe hacerse?
De Mujeres

¿Qué es una colposcopia y cuándo debe hacerse?

La colposcopia puede ayudar a detectar cáncer cervicouterino en etapas tempranas

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 23/07/2019
  • 15:00 hrs.

Después de hacerse un Papanicolaou, a algunas mujeres les indican hacerse una colposcopia pero, ¿qué es y para qué sirve? A continuación te decimos todo lo que debes saber sobre este procedimiento.

No debes tener miedo de hacerlo, ya que es una forma de cuidar tu salud y detectar enfermedades de forma oportuna.

Colposcopia, ¿qué es y para qué sirve?

La colposcopia es un estudio visual en el que el médico observa detalladamente el tracto genital femenino.

De acuerdo al Dr. Antonio Gutiérrez Ramírez, Jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Juárez de México (HJM), la colposcopia permite detectar anormalidades en la vulva, la vagina y el cuello uterino o cérvix.

Es un estudio complementario del Papanicolaou y sirve para evaluar a las pacientes con resultados anormales que indiquen que podría haber lesiones precancerosas de cáncer cervicouterino.

Como se hace una exploración visual muy detallada, también se pueden detectar anomalías en los labios vaginales, el clítoris, el capuchón del clítoris y el ano.

La colposcopia puede ayudar a diagnosticar no solo cáncer, también problemas como lesiones de herpes, molusco contagioso y verrugas genitales causadas por Virus del Papiloma Humano (VPH).

También se analizan las características de las secreciones vaginales o el flujo vaginal para detectar posibles infecciones, así como las paredes de la vagina para descartar lesiones o malformaciones vaginales o de la matriz.

TAMBIÉN LEE: 10 cosas que debes saber sobre el himen y sus tipos 

¿Cómo se hace una colposcopía?

Contrario a lo que algunas mujeres podrían pensar, no duele y es prácticamente igual que el Papanicolaou.

El médico usa un colposcopio para ver con detalle el cuello uterino y no hay contacto físico con la paciente. Se usa un espejo vaginal o separador para ver el fondo o cuello de la matriz. También se usan soluciones para limpiar la vagina y permitirle al médico ver mejor.

Para detectar las lesiones y su gravedad, el médico puede aplicar una solución de acético o vinagre, ya que ayuda a destacar las zonas de células sospechosas. Este paso puede causar un poco de ardor o sensación de hormigueo.  

En caso de que se detecte una zona sospechosa, el médico tomará una muestra de tejido para analizar en laboratorio, haciendo un pequeño corte. Este procedimiento se conoce como biopsa y tampoco es doloroso porque en la mayoría de los casos se usa anestesia local.

¿Cómo debo prepararme?

No necesitas hacer algo en específico, el único requisito es no acudir a hacer la colposcopia mientras está la menstruación, porque el flujo menstrual impide ver correctamente el cuello uterino.

"Lo más recomendable es hacer la prueba en días de ovulación, aunque puede ser más complicado para la paciente, por ello la única recomendación es no hacer la colposcopia durante el periodo menstrual", recalca el especialista del HJM.

Después de hacerte la prueba puedes seguir con tu vida sexual normal, aunque es probable que sientas un poco de irritación por el acético o vinagre que aplicó el médico. Es normal y las molestias pasarán en algunos días.

Solo en caso de que te hayan realizado una biopsa debes esperar entre dos y tres semanas para volver a tener relaciones sexuales vaginales, de lo contrario, podrías estar en riesgo de sufrir hemorragias.

Es importante destacar que la colposcopía no sustituye al Papanicolaou y solo deben hacérselo las pacientes con resultados anormales previos.

"Lo más importante es realizarse el Papanicolaou a partir de los 21 años, especialmente si la vida sexual inició antes de los 18 años. En caso de iniciar a los 20 o a mayor edad, se recomienda hacer el estudio dos años después de la primera relación sexual", indica el experto.

En general, el Dr. Gutiérrez recomienda no iniciar la vida sexual a edades muy tempranas, ya que adelantarse demasiado puede elevar el riesgo de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Lo mejor es esperar al menos hasta los 18 años.

Dos años después de empezar con la vida sexual debes hacerte el Papanicolaou y si es posible, debes aplicarte las vacunas contra el VPH.

Usa condón en todas tus relaciones sexuales, incluso si tu pareja es estable y limita el número de parejas sexuales.

SIGUE LEYENDO: Salpingitis, la inflamación de las trompas de Falopio 

publicidad

publicidad

publicidad