publicidad

¿Qué efectos tiene en la salud íntima usar pantiprotectores diarios?
De Mujeres

¿Qué efectos tiene en la salud íntima usar pantiprotectores diarios?

Muchas mujeres no saben cómo usar correctamente los pantiprotectores diarios. Foto: Polina Zimmerman en PEXELS

Los pantiprotectores diarios pueden ser un excelente aliado de la higiene íntima femenina, siempre y cuando se usen correctamente

  • SUSANA CARRASCO
  • 15/09/2020
  • 13:06 hrs.

Los pantiprotectores diarios son como pequeñas toallas femeninas que proporciona higiene y seguridad en la mujer, especialmente en los días previos a la menstruación o los días posteriores, pues protegen de esos bajones inesperados y del exceso de flujo vaginal que acompaña a la ovulación.

No obstante, este producto de higiene íntima femenina podría afectar la salud genital cuando no se usa correctamente, por ello, es indispensable que sepas cómo aprovecharlos y los momentos es que es mejor optar por otras opciones.

El deseo de mantener la ropa interior impecable y libre de malos olores durante todo el día hace que algunas mujeres usen los pantiprotectores femeninos todos los días, pero lejos de cuidar la salud vaginal, podríamos estar causando un daño.

Peligros de los pantiprotectores diarios  

Los pantiprotectores diarios son artículos para la higiene íntima femenina y son parecidos a las toallas sanitarias en cuanto a sus materiales y forma, aunque son más pequeños y delgados, ya que no están diseñados para proteger del flujo menstrual, sino para impedir que las secreciones vaginales manchen la ropa interior cuando es muy abundante o cuando hay riesgo de un bajón inesperado en los días previos o posteriores a la regla. También pueden ser un refuerzo durante el uso de tampones.

TAMBIÉN LEE: 5 señales que indican que eres una mujer muy fértil

Sin embargo, muchos ginecólogos consideran que no es ideal el uso continuo de los pantiprotectores, pues si se llevan puestos a diario, se corre el riesgo de desarrollar con mayor facilidad infecciones íntimas debido a que favorecen que haya poca ventilación en la zona, lo que promueve el crecimiento de bacterias, virus y hongos que dañan la vagina.

La infección más común asociada al uso excesivo de pantiprotectores es la candidiasis, provocada por el hongo Candida albicans, que vive en la vagina sin provocar ninguna enfermedad en condiciones normales, pero que en cuanto hay demasiada humedad o cambios bruscos, puede crecer abundantemente y provocar molestias como irritación vaginal, ardor al orinar y durante las relaciones, enrojecimiento o inflamación, sarpullido y secreción espesa, blanca y sin olor, parecido al queso cottage.

¿Cómo usarlos correctamente?

Usar pantiprotectores en sí no es malo, pues ayudan a sentir una mayor frescura íntima y comodidad en los días de mayor flujo vaginal, pero esta protección y efecto positivo solo se logra cuando se usan correctamente y para ello, debemos tomar en cuenta algunas precauciones como:

1. No los uses a diario

Aunque el nombre de estos productos podría indicarnos que están hechos para llevarlos todos los días, la realidad es que solo se recomienda su uso en esos días en los que haya muchas secreciones vaginales o flujo premenstrual, como cuando estás ovulando o se acerca tu periodo. En los otros días, basta con que te bañes a diario y laves tu zona íntima con productos suaves, de preferencia hechos especialmente para la higiene vaginal. Seca a la perfección y cambia todos los días tu ropa interior, eso será suficiente para sentirte fresca y cómoda.  

2. Cámbialos constantemente

Es probable que, con todas las ocupaciones del día, te parezca más fácil dejar todo el día puesto el mismo pantiprotector, pero si lo haces, la humedad se acumula rápidamente, lo que favorece la proliferación de hongos y bacterias que poco a poco irritan tu zona íntima hasta causar infecciones vaginales que requieren de tratamiento médico.

3. Revisa los materiales

Todos los pantiprotectores en el mercado están pensados para el contacto con la delicada zona vaginal, pero hay una gran variedad de diseños, texturas, cubiertas y capacidad de absorción que se adaptan a las necesidades de cada mujer, por lo que debes busca el que sea mejor para ti. Eso sí, evita por completo aquellos productos perfumados, pues irritan y debilitan la flora vaginal.

4. Usa ropa interior de algodón

Expertos de Mayo Clinic recomiendan a todas las mujeres usar la mayoría de los días ropa interior de algodón y que no quede muy ajustada, pues este material permite una correcta ventilación de la zona íntima, impidiendo que se acumule la humedad que causa infecciones. Incluso puedes llevar una prenda de repuesto en tu bolso para cambiarte cuando sea necesario y te sientas más limpia y segura.

Recuerda que los pantiprotectores pueden protegerte en esos días de flujo vaginal abundante y que incluso si los usas a diario y no notas molestias muy fuertes, lo mejor es que lo consultes antes con un especialista, pues las infecciones vaginales no siempre manifiestan síntomas demasiado evidentes pero están ahí causando daño, así que no descuides tus revisiones ginecológicas aunque te sientas bien.

SIGUE LEYENDO: 5 consejos para evitar un mal olor en los días de menstruación

(Con información de Profeco, Salud y Medicinas)


publicidad

publicidad

publicidad