publicidad

¿Qué diferencias hay entre fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica?
Vida Sana

¿Qué diferencias hay entre fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica?

Foto: tomada de la web

Aunque comparten algunos síntomas, como el dolor y el cansancio, se trata de dos enfermedades distintas que deben tratarse de forma muy particular

  • SUSANA CARRASCO
  • 12/05/2020
  • 12:41 hrs.

Las diferencias entre la fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica pueden ser difíciles de distinguir, pues en ambos casos hay síntomas como el dolor persistente y el cansancio, sin embargo, los especialistas señalan que es importante aprender a conocer las particularidades en cada caso para recibir un tratamiento adecuado y efectivo.

En el Día Mundial de la fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica (12 de mayo), te decimos todo lo que debes saber para aprender a diferenciar estas enfermedades.

Diferencias entre fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica

Ambas enfermedades suelen confundirse con mucha frecuencia debido a que comparten algunos síntomas, principalmente el cansancio y el dolor. Sin embargo, existen también diferencias que será importante tomar en cuenta para un diagnostico y tratamiento adecuado.

De acuerdo a la Asociación Aragonesa de Fibromialgia y Fatiga Crónica (ASAFA), la fibromialgia es una enfermedad crónica y benigna, con causas desconocidas, que se caracteriza principalmente por la presencia de dolor musculo-esquelético generalizado, asociado a una serie de puntos dolorosos específicos. Causa principalmente un aumento del cansancio, alteraciones del sueño y rigidez matutina.

Por su parte, el Síndrome de Fatiga Crónica es una enfermedad benigna, compleja y crónica que se distingue por una fatiga intensa e invalidante, que no disminuye con el descanso y que puede empeorar con la actividad física y mental. Esta fatiga no es explicable y suele presentarse con dolores, debilidad y alteraciones del sueño, de concentración y de memoria.

¿En qué se parecen? En las dos enfermedades se afecta seriamente la calidad de vida de quienes lo padecen, las mujeres suelen padecerlos más, causan falta de concentración, son de origen desconocido en la mayoría de los casos y por supuesto, causan dolor y cansancio extremos.

TAMBIÉN LEE: Los 5 peores errores al usar un cubrebocas

¿Cuáles son las diferencias? Desde el punto de vista del Dr. Javier Rivera, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER), la diferencia fundamental entre ambos padecimientos es que tanto el dolor como el cansancio sobresalen más en cada uno de los casos.

En el caso de la fibromialgia, el síntoma principal es un dolor "crónico, generalizado en el aparato locomotor, es decir, músculos articulaciones y ligamentos. Es un dolor continuo y no respeta horarios, ni descansos ni tiempos", señala el experto.

Tiene una relación muy amplia con otros padecimientos como la ansiedad y la depresión y en ese sentido, la Dra. María Isabel Barrera Villalpando, psicóloga especializada en fibromialgia señala que entre un 20 y 60% de pacientes diagnosticados también tienen cuadros de ansiedad y de un 20 a 80%, depresión. 

Según la experta, algunos pacientes llegan a la consulta psicológica por la depresión y ansiedad, pero también refieren que sufren mucho dolor físico, lo que da pie a que se pueda sospechar de la fibromialgia

También se trata de una enfermedad más frecuente que la fatiga crónica, pues aunque los datos no se conocen con certeza, se calcula que la fibromialgia afecta a entre un 2 y un 4% de la población mundial, mientras que la prevalencia de la fatiga crónica no llega al 1%.

Otra de las particularidades es que en el caso de la fatiga crónica, el síntoma principal es el cansancio extremo y la debilidad, que pueden aparecer sin importar si se hizo un esfuerzo físico o no.

Los trastornos intestinales, sobre todo el intestino irritable, son muy comunes en los casos de fibromialgia, no tanto en la fatiga crónica, aunque también pueden presentarse síntomas intestinales como la diarrea o el estreñimiento en ambas enfermedades.

La fibromialgia puede manifestar otras molestias como el bruxismo, vértigo, sequedad en las mucosas, agarrotamiento y rigidez de los músculos. Estos síntomas no están presentes en el Síndrome de Fatiga Crónica, pero si otros como la inflamación de algunos ganglios y las articulaciones, fiebre, dolor de garganta o afonía, trastornos cognitivos e hipersensibilidad.

Diferencias en el tratamiento

Los expertos señalan que una de las principales diferencias entre cada padecimiento es el tratamiento, pues en el caso de la fibromialgia, lo que se busca principalmente es aliviar el dolor intenso mediante fármacos, ejercicio físico de bajo impacto como el tai chi, cambios en la dieta y apoyo psicológico, especialmente la terapia cognitivo-conductual, que de acuerdo a la Dra. Barrera, tiene muy buenos resultados en los pacientes.

En el caso de la fatiga crónica el tratamiento se complica por una razón de peso: la intolerancia farmacológica, que según el Dr. Rivera, es "mucho mayor que en la fibromialgia". Aunado a ello, algunos pacientes de fatiga crónica "están en una situación de una intolerancia absoluta para realizar ejercicios y movimientos mínimos".

Tanto en la fibromialgia como la fatiga crónica hay muy poco conocimiento, incluso entre el propio personal médico, pues muchos no son capaces de diagnosticarla adecuadamente o la confunden con otros padecimientos. Los pacientes tampoco conocen mucho sobre su propia enfermedad, lo que dificulta que sigan adecuadamente las pautas para el tratamiento.

Por ello, el experto resalta la importancia de conocer las diferencias entre la fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica, pues solo así es posible hacer un diagnostico temprano y optar por un tratamiento adecuado y que no empeore las molestias.

SIGUE LEYENDO: ¿Sientes dolor en la muñeca? Estas podrían ser las causas

(Con información de 20 minutos e Infosalus)


publicidad

publicidad

publicidad