publicidad

¿Por qué se le llama pie de atleta al pie de atleta?
Vida Sana

¿Por qué se le llama "pie de atleta" al pie de atleta?

Se trata de una infección que se puede propagar a cualquier rincón del cuerpo y que no solo se limita a los deportistas

  • Adrian Aguirre
  • 06/09/2019
  • 18:50 hrs.

El pie de atleta o tinea pedis es una infección frecuente de la piel causada por hongos que normalmente ataca los dedos de los pies. El hongo se produce más en esta zona porque los zapatos o tenis forman un ambiente cálido y húmedo que favorece el crecimiento de los organismos.

Si bien el objetivo principal del causante es esta parte, también se puede presentar en los talones, las palmas de las manos, entre los dedos de estas y en todo el cuerpo, siendo más recurrente el padecimiento en hombres adolescentes y adultos.

¿Cuáles son sus síntomas?

De acuerdo con la California Podiatric Medical Association (CPMA), los síntomas - que se pueden presentar de manera individual o combinados - son los siguientes:

- piel seca

- descamación con picor

- inflamación

- ampollas

Mayo Clinic añade que entre los signos se dan una erupción cutánea escamosa de color rojo, úlceras y que la comezón suele ser peor justo después de que te quitas los zapatos y los calcetines.

Puedes leer: La enfermedad que hace que los pies se infesten de pulgas


¿Por qué se le llama "pie de atleta" al pie de atleta?

Recibe este nombre porque los atletas son las personas que más se infectan por su uso frecuente de áreas como piscinas, regaderas y vestuarios, aunque cualquier persona puede contagiarse.

 

También te puede interesar: ¿Pies hinchados? podría ser insuficiencia cardíaca

 

¿Cómo tratar el pie de atleta?

La CPMA informa que no es fácil prevenir el pie de atleta porque generalmente se contrae en baños, vestidores, regaderas o piscinas, donde los pies descalzos entran en contacto con el hongo, pero que tomando medidas higiénicas se pueden prevenir los síntomas y la infección.

Para ello recomienda:

- El lavado diario de los pies con agua y con jabón

- El secado cuidadoso, especialmente de los dedos

- Cambio regular de calzado, calcetines o medias para reducir humedad

- Evitar caminar descalzo y usar sandalias o chanclas para la regadera

- Reducir la sudoración con talco

- Usar calzado ligero y ventilado

- Llevar calcetines que mantengan los pies secos y cambiarlos frecuentemente si se suda mucho

 

Con información de California Podiatric Medical Association y Mayo Clinic

publicidad

publicidad

publicidad