publicidad

¿Por qué odiamos a la gente que camina lento?
Emociones

¿Por qué odiamos a la gente que camina lento?

En inglés incluso tiene un nombre académico: Sidewalk Rage

  • Adrian Aguirre
  • 24/07/2019
  • 17:44 hrs.

Típico que vas caminando en cualquier situación, ya sea de camino al trabajo, de regreso de éste, para ver a tus amigos o nada más para moverte y desestresarte y enfrente de ti se atraviesa una persona que parece no tener en cuenta que el tiempo transcurre y que puedes llegar tarde si no se mueve, ya que sus pasos son más lentos que los de una tortuga y, lo peor de todo, parece no importarle en lo más mínimo.

Puede ir revisando su celular, con su novia o novio, turisteando, viendo las plantas de las casas,caminando en el pasillo del Metrobus o entrando al Metro, pero su simple presencia molesta porque no considera dejar su lugar o hacerse a un lado para que los demás puedan seguir a su propio ritmo.

Puedes leer: ¡Cuidado, el estrés puede causar que pierdas dientes! 

Este enojo que sentimos con esos individuos es real e incluso tiene un nombre académico en inglés: Sidewalk Rage, o la ira de las banquetas.

En Facebook, incluso hay un grupo llamado "Quiero secretamente golpear a la gente que camina despacio en la parte posterior de la cabeza" que cuenta con casi 15,000 miembros.

Se trata de la sensación real de enojo donde literal quieres empujarlos, pegarles o gritarles de cosas y por ello varios científicos han estudiado el porqué de esta sensación de fuego que invade nuestro cuerpo cuando nos toca estar detrás de una.

El psicólogo de la Universidad de Hawái y experto en furia en la carretera, Leon James, por ejemplo,  lo compara con la "ira de la carretera" y desarrolló una prueba para medirla: la Escala de Síndrome de Peatones Agresivos.

Por lo general esta forma de comportamiento se considera como una manía interna en la que nos imaginamos situaciones o hacemos suposiciones irracionales sobre estas personas, pero también puede llegar al otro extremo en el que se deriven fantasías de actos violentos o incluso muestras evidentes de hostilidad y agresividad.

"Los signos de una rabia en la acera incluyen murmurar o chocar contra otros; despreocupadamente acaparando un carril para caminar; y actuar de manera hostil al mirar fijamente, dar una "cara mezquina" o acercarse a los demás muy de cerca", indica James.

 

 

Otro investigador, por su parte, le dijo al Wall Street Journal (WSJ) que los ragers de la banqueta tienden a tener un conjunto claro de reglas que todos deberían seguir: Las personas más lentas se mantienen a la derecha. Hazte a un lado para tomar una foto. Y el lado izquierdo de una escalera mecánica debe, por supuesto, mantenerse libre para cualquier persona que quiera subir libremente.

¿Sencillo, no? Si no vas a seguir avanzando, quítate para que los demás podamos pasar...

También te puede interesar: ¿Cómo saber que tengo una buena salud mental?

Pero generalmente no sucede así.

Un estudio realizado en 2006 por la Ciudad de Nueva York y el Departamento de Planificación de la Ciudad de la Ciudad de Nueva York mostró que los fumadores caminan un 2,3% más lento que los 4.27 pies por segundo del caminante promedio. Los turistas avanzan a un ritmo un 11% más lento que el caminante promedio, mientras que los usuarios de teléfonos celulares caminan un 1,6% más lento, según el estudio. Los usuarios de audífonos, por el contrario, se recortaron a un ritmo un 9% más rápido que el promedio.

"Estamos tratando de entender qué es lo que hace enojar a la gente, cómo es esa experiencia. Para aquellos para quienes la ira es un problema personal, estamos tratando de desarrollar y evaluar formas de ayudarlos. Muchos de nosotros tenemos" deberes "en nuestra cabeza. Los furiosos tienden a pensar que la gente debería hacer las cosas a su manera y enojarse porque los que caminan lentamente están rompiendo las reglas de civismo. No está claro exactamente por qué algunas personas albergan tales creencias. Los furiosos tienden a pensar que la gente debería hacer las cosas a su manera y enojarse porque los que caminan lentamente están rompiendo las reglas de civismo. No está claro exactamente por qué algunas personas albergan tales creencias", dice Jerry Deffenbacher, profesor de la Universidad Estatal de Colorado que estudia la ira y la "Ira de la Carretera".

Pero calmarse no siempre es fácil. El artículo del WSJ señala también que los que se encuentran en el extremo del continuo de la ira, en la banqueta o de otra manera, pueden tener un trastorno explosivo intermitente, una condición caracterizada por una incapacidad para inhibir los impulsos agresivos que conducen al asalto o la destrucción de bienes, de acuerdo con el Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales. Biblia de psiquiatría de diagnósticos.

Y tú... ¿Qué tipo de caminante eres?


Con información de Wall Street Journal y The Globe and The Mail

publicidad

publicidad

publicidad