publicidad

¿Por qué hay personas que nos dan “mala espina” al conocerlas?
Emociones

¿Por qué hay personas que nos dan “mala espina” al conocerlas?

La ciencia descubrió por qué hay personas que dan mala espina sin razón aparente. Foto: FREEPIK/ cookie-studio

Todos nos hemos topado con personas que nos dan mala espina o nos caen mal a primera vista, pero pocos conocen las razones detrás de esta reacción

¿Te ha pasado que apenas conoces a alguien y de inmediato te da “mala espina”? Sentir que una persona nos cae mal con solo verle no es algo raro, de hecho, es más común de lo que parece y hay una explicación científica al respecto.

Médicos especialistas de la Universidad de Toronto (UT) realizaron un estudio para determinar las causas que originan nuestro rechazo e incluso desprecio hacia algunas personas que nos acaban de presentar y no conocemos en absoluto.

Así que, si alguna vez te ha invadido la sensación de alerta sobre una persona, esta información te interesa.

¿Por qué hay personas que dan “mala espina” o caen mal?

De acuerdo con investigaciones, la razón del rechazo inexplicable hacia algunas personas tiene lugar en los espacios más recónditos de la amígdala en el cerebro, un lugar donde se depositan las reacciones emocionales instantáneas que percibimos de otras personas.

De acuerdo con el portal Saludiario, nuestras respuestas acerca de los rostros de otros individuos se almacenan y procesan en esta área del cerebro y con cada persona que vemos, hay una reacción distinta.

“Cualquier emoción que nos lleve a comportamientos viscerales está siendo gestionada directamente por esta glándula, así que la respuesta automática no es racional, sino espontánea e instintiva”, señala Daniel Goleman, considerado el padre de la inteligencia emocional.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo saber que alguien te hace chantaje emocional?

La respuesta dependerá de las experiencias personales

José Manuel Sánchez Sanz, director del Centro de Estudios del Coaching, explica a El País que este chispazo negativo que sentimos con ciertas personas funciona como un “mecanismo de supervivencia que nos pone en alerta ante circunstancias que nuestro cerebro tiene catalogadas como peligrosas o amenazadoras”.

En ello, influyen las situaciones, objetos y personas que nos generan repudio de manera personal, de manera que si alguien que no conocemos en absoluto nos da mala espina, será porque en el fondo, nos recuerda experiencias pasadas o personas desagradables con las que nos hemos cruzado en otro momento de nuestras vidas.

Un rasgo facial, un olor, un timbre de voz o incluso una forma de hablar bastarán para que la amígdala reaccione y dispare las alertas, haciendo que esa persona que apenas conocemos nos caiga mal de forma instantánea.

Lo que rechazas podría ser lo que no te gusta de ti

Cuando una persona nos parece desagradable sin ninguna explicación aparente, otra razón podría ser que esas características detestables que percibimos tienen que ver con aspectos de nosotros mismos que no nos gustan, aunque no lo queramos reconocer.

Al respecto, una investigación de la Universidad de Wake Forest en Estados Unidos, señala que el ser humano tiende a proyectar en los demás algunos de los rasgos de su personalidad, por lo que cuando alguien nos cae mal a primera vista, tal vez es porque vemos en ellos algo que odiamos de nosotros mismos.

Es importante señalar que, en algunos casos, alguien puede causarnos rechazo simplemente porque tiene expresiones faciales o posturas que interpretamos como poco amistosas. Por ejemplo, podemos considerar una actitud distante o poco afable si vemos que una persona está cruzando los brazos o piernas, o si su rostro denota ira o desprecio.

Como ves, hay muchas razones por las que una persona nos da “mala espina, pero en general, esto es gracias a la amígdala en tu cerebro. ¿Sorprendente, no crees?

SIGUE LEYENDO: 5 mitos sobre la meditación que debes dejar de creer 

(Con información de El País y Saludiario)


publicidad

publicidad

publicidad