publicidad

¿Por qué zumban los mosquitos y nos pican?
Vida Sana

¿Por qué zumban los mosquitos y nos pican?

Estos insectos se consideran los animales más mortíferos del mundo y contribuyen a más de 725.000 muertes al año. Los humanos asesinan a unos 475.000

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 24/07/2019
  • 12:11 hrs.

Los mosquitos no zumban para avisar a sus víctimas, sino para llamar la atención de otros compañeros dispuestos a aparearse. Y aunque pueda parecer que todos nos incomodan, son las hembras las que pican y nos dan mucha comezón, ya que los machos se alimentan de néctar.

¿Curioso no?

Ellos no pueden evitar emitir ese sonido que nos causa somnolencia e insomnio. Es su forma de comunicarse.

Puedes leer: Dengue: Síntomas de alerta y complicaciones

De acuerdo con Manuel Peinado Lorca, catedrático en el Departamento de Ciencias de la Vida de la Universidad de Alcalá, los mosquitos dependen del dióxido de carbono para encontrar a sus huéspedes. Cuando expulsamos aire de nuestros pulmones, el dióxido de carbono no se mezcla inmediatamente con el aire, sino que se queda temporalmente en efluvios que los mosquitos siguen.

Así como los sabuesos, los mosquitos persiguen el rastro hasta que perciben las concentraciones más altas de dióxido de carbono, pueden localizar a sus víctimas a 50 metros de distancia.

Peinado Lorca explica en The Conversation que "el mosquito que va a picarme ha localizado el grupo en el que yo, su víctima propiciatoria, me encuentro. Las cosas comienzan a personalizarse cuando el mosquito está aproximadamente a un metro del grupo de objetivos potenciales.

A corta distancia, los mosquitos tienen en cuenta una gran cantidad de factores que varían de persona a persona, incluyendo la temperatura de la piel, la presencia de vapor de agua y el color de la ropa.

Los científicos creen que las variables más importantes en las que se basan los mosquitos a la hora de elegir a una persona determinada son los compuestos químicos producidos por colonias de microbios que viven en nuestra piel.

Las bacterias convierten las secreciones de nuestras glándulas sudoríparas en compuestos volátiles que son captadas por el sistema olfativo situado en las antenas de los mosquitos".

También te puede interesar: El riesgo latente a la resistencia a los antibióticos

Hace más de siglo y medio, el Dr. Cristopher Johnson descubrió que estos insectos tienen un órgano en su antena que les permite reconocer el zumbido de otros mosquitos.

En 1905, los entomólogos británicos Arthur E. Shipley y Edwin Wilson describieron un órgano dentado situado en la base de las alas que hace de carraca y provoca el sonido cuando las alas se mueven.

Según un artículo publicado en la revista científica Plos One, las personas con una mayor diversidad de microbios en la piel tienden a tener menos picaduras de mosquitos que otras con menos diversidad microbiana en la epidermis.

Y si bien no podemos controlar los microbiomas de nuestra piel, sí podemos reducir aunque sea un poquito la atracción que sienten hacia nosotros al cambiar nuestra forma de vestir.

La investigación recomienda que evitemos utilizar prendas color negro, ya que a nuestros pequeños "amigos" voladores les encanta ese color.


Con información de The Conversation


publicidad

publicidad

publicidad