publicidad

Población con depresión en México pasó de 5 a 25% en la pandemia
Emociones

Población con depresión en México pasó de 5 a 25% en la pandemia

El problema se agravó en personas que ya tenían depresión. Foto: Engin Akyurt en PEXELS

La incertidumbre, el confinamiento y la pérdida de empleos son algunos de los factores que causaron un aumento en los casos de depresión en México

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es una enfermedad común pero grave que interfiere con la vida diaria, con la capacidad de trabajar, dormir, estudiar, comer y relacionarse con otras personas. Puede ser causada por diversos factores, como la genética, el ambiente o los trastornos psicológicos. Sin embargo, la principal causa de depresión en los últimos meses ha sido la pandemia por covid-19.

Por ello, en este Día Mundial de la lucha contra la Depresión que se conmemora cada 13 de enero, se hace un llamado a no ignorar las señales de esta enfermedad, pues se considera una de las principales causas de discapacidad y muerte a nivel mundial.

De acuerdo con la Asociación Psiquiátrica Mexicana, la incertidumbre, el confinamiento y la pérdida de empleos por la pandemia de coronavirus aumentó los casos de depresión en México.

Pandemia agravó los casos de depresión en México

Según un el Reporte del Comité de Salud Mental de la Secretaría de Salud retomado por Milenio, se estima que en México 6 mil 827 personas desarrollaron algún trastorno mental durante el confinamiento mientras que unas 39 mil, se autolesionaron o sufrieron alguna situación violenta.

La Secretaría de Salud señala que alrededor de 15 millones de mexicanos padecen un trastorno mental, con la depresión y ansiedad como los diagnósticos más comunes. Sin embargo, solo 1 de cada 10 mexicanos recibe la atención que necesita, según la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica más reciente.

Lo más grave es que se estima que antes de la emergencia sanitaria un promedio de 5 a 7% de mexicanos padecían depresión, cifra que aumentó a un 25% en los últimos 9 meses.

TAMBIÉN LEE: Dolor físico y depresión ¿cómo se relacionan?

Por su parte, un informe de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) revela que antes de la pandemia, hasta 15 de cada 100 mexicanos sufría de depresión, pero se calcula que la cifra es mucho mayor ahora debido al confinamiento y a que existen personas que pasan hasta 15 años sin ser diagnosticados.

¿Cómo reconocer la depresión?

La OMS recalca que la depresión no solo se trata de estar un poco triste y desanimado, sino que es una enfermedad que se caracteriza por que causa en las personas síntomas como:

-Tristeza intensa y persistente

-Pérdida de interés en las actividades que normalmente se disfrutaban

-Incapacidad para llevar a cabo actividades cotidianas

-Pérdida de energía

-Cambios en el apetito

-Necesidad de dormir más o menos de lo normal

-Ansiedad

-Disminución de la concentración

-Sentimiento de inutibilidad, culpabilidad o desesperanza

-Pensamientos de autolesión o suicidio

Además del estado de ánimo, la depresión es una condición comórbida que predispone a otros problemas de salud graves como el ataque cardíaco, el desarrollo de adicciones e incluso, diabetes.

Crisis de salud mental a una escala nunca antes vista 

La depresión ya era considerada por la OMS como una epidemia silenciosa, pues se estima que cerca de 300 millones de personas en el mundo lo padecen, muchos sin un diagnóstico. Es la principal causa mundial de discapacidad y contribuye de forma muy importante a la carga general de morbilidad. Las mujeres son quienes se ven más afectadas por este problema de salud mental.

Información oficial de la Organización de Naciones Unidas (ONU), destaca que la pandemia de covid-19 ha provocado una crisis de salud mental a una escala nunca antes vista, no solo en la población general, sino en médicos que llevan meses trabajando muchas horas y arriesgan sus vidas en los hospitales.

Por otro lado, investigaciones indican que, en promedio, un tercio de los pacientes que se recuperan de covid-19 pueden tener cambios duraderos en su estado de ánimo, lo que deriva en cuadros de ansiedad o depresión.

Quienes ya padecían un trastorno depresivo, experimentaron un agravamiento de sus síntomas debido a la pandemia y muchos, desarrollaron una adicción como consecuencia.

¿Cómo afrontar la depresión en la pandemia?

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que la depresión no es un signo de debilidad y que no debe haber vergüenza para pedir ayuda cuando sea necesario.

Es una enfermedad como cualquier otra que se puede tratar con terapia de conversión, medicación antidepresiva o con una combinación de ambos métodos. El primer paso es solicitar ayuda profesional, como con un psicólogo o psiquiatra.

La OMS sugiere que, en caso de sentirse deprimido, se evite estar aislado, pues el contacto con familiares y amigos puede ser un salvavidas fundamental para hacerle frente a los síntomas. Otra recomendación es tener una rutina en la que se priorice hacer ejercicio regularmente, lo que puede ser un simple paseo por la calle con la mascota. 

La alimentación balanceada y los buenos hábitos de sueño deben ser una prioridad y aunque tal vez no se tiene el ánimo de hacer lo que se hacía antes, se debe tener siempre presente que solo es algo temporal y que, con la ayuda necesaria, habrá una mejoría. En caso de pensamientos suicidas, se debe buscar apoyo profesional de inmediato.

SIGUE LEYENDO: 5 consejos para manejar el estrés financiero

(Con información de OMS, ONU, Secretaria de Salud, UNAM y Milenio)


publicidad

publicidad

publicidad