publicidad

Pensé que tenía una crisis de asma, era hipertensión pulmonar
Vida Sana

"Pensé que tenía una crisis de asma, era hipertensión pulmonar"

La hipertensión pulmonar es una enfermedad silenciosa, pero el IMSS tiene una clínica especializada para su tratamiento

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 06/02/2020
  • 13:44 hrs.

"Llegó un día que en mi propia casa, después de subir ocho escalones, me acosté a descansar, sentía mucha presión en el pecho, no podía respirar y me desmayé", relata Melisa Quiroz Tercero, quien hace ocho años sufrió un cambio por completo en su vida a causa de la hipertensión pulmonar

Melisa es originaria de Honduras, desde hace 17 años vive en México y es derechohabiente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Explica que durante algunos años tuvo problemas de asma y alergias, pero la situación creció al punto en el que ya no podía trabajar ni hacer sus actividades diarias, ya que incluso le era imposible caminar sin sentir fatiga extrema.

"Tenía problemas con el asma y alergias respiratorias; después comenzaron las crisis fuertes de asma, empecé a tener algunos cuadros de desmayos, caminaba tramos no muy largos o subía escaleras y me desmayaba, ya no aguantaba para nada el ejercicio", recuerda.

Cuando fue a su Unidad de Medicina Familiar le dieron medicamentos para controlar el asma, pero a pesar de que los fármacos eran cada vez más potentes, sus problemas de salud continuaban. 

Su esposo la llevó al área de atención a urgencias del hospital del CMN Siglo XXI, donde le realizaron un electrocardiograma y detectaron anomalías en su sistema circulatorio. Melisa se quedó internada durante un mes, tiempo en el que le hicieron diversos estudios y protocolos, fue con el cateterismo para medir la presión arterial cuando la diagnosticaron oficialmente como paciente con hipertensión pulmonar.

La hipertensión pulmonar es catalogada como "silenciosa", pues su avance es lento y progresivo, indica el doctor Luis Efrén Santos Martínez, jefe del Departamento de Hipertensión Pulmonar y Corazón Derecho del Hospital de Cardiología  del CMN Siglo XXI. 

Los síntomas iniciales son poco específicos y no se asocian fácilmente a un padecimiento en el corazón: falta de aire, primero al realizar actividad y luego en reposo; convulsiones y síncope, que es la pérdida súbita y breve de la conciencia, seguida de recuperación espontánea.

También lee: UNAM crea comisión especial ante coronavirus

El Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI cuenta con la única Clínica de Hipertensión Pulmonar, en la cual se  atiende a derechohabientes con este padecimiento, que se caracteriza por el incremento de la presión en la circulación pulmonar que lleva al aumento en el tamaño del corazón.

El doctor Santos Martínez destaca que el diagnóstico y tratamiento oportuno, tanto con medicamentos como con cirugía mejora la expectativa y calidad de vida de las personas que padecen esta enfermedad.

"Debo decir que México está mucho más avanzado en temas médicos, y sinceramente si me hubiera tocado estar en Honduras, creo que ya me hubiera muerto. Aquí he tenido la atención en la clínica, conoces todo el equipo que tiene, de verdad es impresionante, creo que ni siquiera los privados cuentan con ese equipo, y no sólo tecnológicamente hablando, sino los mismos médicos, son gente muy preparada, te tratan como si fueran de tu familia y eso ayuda bastante", destaca Melisa, quien actualmente se encuentra recuperada. 

Esta joven mujer señala que enterarse que tenía hipertensión pulmonar sí fue  un cambio muy brusco para ella, principalmente en la parte psicológica y anímica, pero con  la ayuda de los médicos, con el tratamiento y con el apoyo de otros pacientes que conoció, se dio  cuenta que no estaba sola. 

El doctor Santos Martínez señala que a nivel mundial la hipertensión pulmonar es una enfermedad poco conocida, agresiva y mortal, equiparable al cáncer de estómago o de ovario. 

Alerta que una vez que se establece en el organismo, la expectativa de vida de los pacientes sin tratamiento es menor a tres años,  por eso resalta la importancia de que el IMSS cuente con una clínica para la atención especializada de los derechohabientes.


publicidad

publicidad

publicidad