publicidad

Partes del cuerpo que son más peligrosas para hacer un tatuaje
Vida Sana

Partes del cuerpo que son más peligrosas para hacer un tatuaje

Hacer un tatuaje en zonas sensibles pone en riesgo la salud. Foto: Pixabay

Aunque hacer un tatuaje es relativamente seguro, hay partes del cuerpo donde es peligroso por el alto riesgo de infecciones y otras complicaciones

  • SUSANA CARRASCO
  • 04/08/2020
  • 13:04 hrs.

Hacer un tatuaje no solo requiere de tener cuidado para realizarlo en un lugar con las medidas de higiene adecuadas y el personal debidamente preparado, también es importante elegir la mejor zona corporal donde se desea lucirlo, pues expertos advierten que hay partes del cuerpo peligrosas para tatuarse.

Las partes del cuerpo que no son ideales para tatuarse no tienen que ver con una causa estética, sino con razones médicas que debes tener muy presente antes de decidirte por realizarlo.

Lejos de pensar que la piel de nuestro cuerpo es un lienzo en blanco que podemos tatuar sin límites, la realidad es que se trata de un órgano delicado que puede dañarse fácilmente si no tomamos las precauciones adecuadas. Conoce las partes del cuerpo que no deberías tatuarte por salud.

Partes del cuerpo peligrosas para hacer tatuaje

La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) indica que aproximadamente un 10% de la población tiene al menos un tatuaje, por lo que es imprescindible conocer los posibles riesgos. Decorar algunas zonas del cuerpo con tatuajes hechos con agujas y tintas, puede tener consecuencias que van más allá del dolor, así que es importante que evites hacerlos en estas partes:

1. Globos oculares

Los tatuajes en los globos oculares pueden lucir muy originales, pues hacen que los ojos luzcan completamente negros o de otros colores como el rojo o el azul, no obstante, la Academia Americana de Oftalmología advierte que este tipo de tatuajes tienen graves riesgos como disminución de la visión, infección en los ojos, mayor sensibilidad a la luz, sensación de que hay algo dentro del ojo e incluso, pérdida total del órgano.

2. Sobre lunares

Algunas personas deciden hacerse un tatuaje para tapar algún lunar que no les gusta o les resulta poco estético, pero hacerlo podría empeorar las cosas en lugar de mejorarlas, pues en caso de sufrir cambios en el lunar que alerten enfermedades de la piel como el melanoma, no será posible detectarlo oportunamente.

Cabe recordar que el melanoma es uno de los tipos de cáncer de piel más agresivos, por lo que es fundamental siempre estar al pendiente de los posibles cambios de tamaño, color y textura de los lunares.

TAMBIÉN LEE: ¿Es normal tener en la piel una verruga que sangra? 

3. Zona lumbar o espalda baja

Otra de las partes del cuerpo peligrosas para hacer un tatuaje es la zona de la espalda baja, conocida como lumbar, pues en algunos casos, incluso podría ser necesario aplicar anestesia epidural. Al respecto, el Dr. Donís Muños Borrás, asegura a 20 minutos que durante la punción epidural pueden introducirse restos de la tinta en el sistema nervioso central, generando problemas diversos en la movilidad.

4. Tobillos

Se cree que esta zona es ideal para hacer un tatuaje porque hay menos circulación sanguínea, menos terminaciones nerviosas y, por lo tanto, menos riesgos. Pero eso es falso, pues se ha comprobado que la tinta en zonas con poca circulación puede ocasionar una reacción alérgica, debido a que hay flujo para desintoxicar, lo que es especialmente grave en personas con problemas renales o de diabetes.

5. Interior de los labios

Dependiendo de la tinta que se utilice para hacer este tipo de tatuajes, el diseño puede permanecer mucho o poco tiempo, sin embargo, el principal problema no es la duración del tatuaje ni el dolor que puede ocasionar en esta zona tan sensible, sino el peligro de infección que representa. Los labios son una zona húmeda y en contacto con la comida, así que será difícil curar las lesiones causadas por el tatuaje y es posible sufrir complicaciones.

6. Genitales 

Debido a la hipersensibilidad por las terminaciones nerviosas, los fluidos involuntarios, la humedad de la zona, el riesgo de infecciones o de complicaciones en el proceso de curación del tatuaje, hacerlo en los genitales representa un gran peligro para la salud que incluso, puede llevar a la extirpación de la zona afectada. 

Hacer un tatuaje es seguro en la mayoría de los casos, siempre y cuando no lo hagamos en determinadas partes del cuerpo donde se pone en riesgo la salud. Recuerda que se debe hacer en lugares donde se cumplan con las normas de higiene para disminuir el riesgo de infecciones, alergias o cicatrices.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo actuar cuando cae por accidente cloro en los ojos


publicidad

publicidad

publicidad