publicidad

Parafimosis, una enfermedad del pene grave
De hombres

Parafimosis, una enfermedad del pene grave

Cuando no se atiende a tiempo, la parafimosis puede causar necrosis en el pene

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 02/08/2019
  • 14:44 hrs.

La circuncisión es un procedimiento médico que se realiza a la mayoría de los hombres, no obstante, muchos hombres no están circuncidados y tienen riesgo de desarrollar una enfermedad del pene grave: la parafimosis.

El desarrollo de este problema puede causar mucho dolor en quien lo padece, por lo que es importante reconocerlo y tratarlo a tiempo.

Parafimosis, enfermedad del pene

La parafimosis es el estrangulamiento del glande causado por el prepucio del pene, es decir, quienes lo padecen no pueden jalar hacia adelante el prepucio, ya que se queda enganchado en la cabeza del pene.

Provoca un doloroso estrangulamiento que restringe el flujo sanguíneo hasta el glande y puede causar un daño irreversible en los genitales masculinos. Este problema solo afecta a los hombres no circuncidados.

De acuerdo a Mayo Clinic, la circuncisión es la extirpación quirúrgica de la piel que cubre la punta del pene.

Es un procedimiento frecuente entre los varones recién nacidos y algunas personas creen que puede ser peligroso, sin embargo, la American Academy of Pediatrics (AAP), afrima que los beneficios de la circunsión superan los riesgos.

Algunos de los beneficios de este procedimiento son:

Menor riesgo de infecciones urinarias

Higiene del pene más sencilla

Menor riesgo de infecciones sexuales

Prevención de problemas en el pene

Menor riesgo de cáncer de pene

TAMBIÉN LEE: La cantidad de eyaculaciones que previenen cáncer de próstata 

La parafimosis no debe confundirse con la fimosis, que es una condición en la que el prepucio no puede ser retirado con facilidad, es decir, no puede descubrirse el glande.

En el caso de la parafimosis se trata de un problema de urgencia médica que debe atenderse de inmediato para prevenir consecuencias graves.

Síntomas de parafimosis

La parafimosis surge cuando el prepucio queda atrapado detrás de la corona del pene y forma una franja estrecha que aprieta el tejido.

El principal síntoma es el dolor intenso en los genitales y un cambio en el color del glande debido a la falta de circulación sanguínea. El dolor se va agudizando si no se atiende.

También puede comenzar a notarse cómo el prepucio se retrae por detrás de la punta redondeada del pene y se queda allí. El prepucio retraído y el glande se inflaman, lo que impide regresar el prepucio a su posición extendida.

Hay una incapacidad para estirar el prepucio retraído sobre la cabeza del pene, causando una inflamación intensa y dolorosa en el extremo del pene y en el resto de los genitales.

La punta del pene puede adquirir un color rojo oscuro o azulado debido a la falta de sangre.

Otros síntomas importantes son:

Dolor o molestia al tocar la zona del escroto

Dificultad para eyacular

Dificultad para orinar

Decoloración o magulladuras en la punta del pene

Fiebre alta

Los niños y los hombres mayores no circuncidados son quienes padecen con mayor frecuencia la parafimosis.

Al tratar la parafimosis en cuanto se detectan los primeros síntomas, las probabilidades de recuperación son altas y sin ninguna secuela.

No obstante, cuando no se trata oportunamente, la enfermedad deriva en una reducción del flujo sanguíneo en el pene que puede producir daños en el órgano sexual, infecciones graves y hasta la pérdida de la punta del pene por gangrena.

En casos muy graves, puede causar necrosis total en el glande.

Causas y tratamiento

Entre las causas de parafimosis se encuentra un prepucio demasiado estrecho que no permite poder pasar sobre el glande, lo que provoca que se quede enganchado.

Con el tiempo, cada vez se va haciendo más complicado de pasar debido a la inflamación que hay en el glande.

Otra de las razones para que un hombre tenga parafimosis son el tener el glande inflamado debido a condiciones médicas como infecciones o enfermedades desarrolladas por una higiene íntima deficiente.

Sin embargo, los hombres no circuncidados o que no fueron circuncidados correctamente se encuentran en mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad del pene.

El mismo paciente puede intentar corregir la situación y reducir las molestias. Con la mano, de manera muy suave y delicada, debe rodear el pene y aplicar presión alrededor del pene. Debes estar relajado, sin tener erección y en una postura cómoda.

Repite varias veces el procedimiento de manera suave e intenta subir el prepucio poco a poco.

También puedes intentar disminuir la inflamación con un poco de hielo, solo pon bolsas de hielo en la zona con mucho cuidado y de forma intermitente, no lo dejes por largos periodos de tiempo porque podrías causarte quemaduras.

Lo mejor siempre es que acudas con un médico para que te ayude a corregir el problema y a evitar que suceda de nuevo.

SIGUE LEYENDO: Recomendaciones para evitar la inflamación de la próstata 


publicidad

publicidad

publicidad