publicidad

Pandemia provoca más aislamiento de personas con problemas de audición
Vida Sana

Pandemia provoca más aislamiento de personas con problemas de audición

(Foto: Freepik)

Alrededor de mil 100 millones de adolescentes y jóvenes corren el riesgo de sufrir pérdida de audición por el uso nocivo de aparatos de audio personales: OMS

Por su trabajo en el Ejército mexicano, Marco Antonio García Zerecero siempre estuvo expuesto a ruidos fuertes y esto mermó su capacidad auditiva. Y un día, cuando tenía 60 años, perdió la audición total de uno de sus oídos mientras se bañaba. Sintió que se le metió agua al oído y al introducir su dedo para sacarla, él mismo se reventó el tímpano.

“Sentí un fuerte dolor y desde ahí dejé de escuchar para siempre. Acudí con un especialista quien me dijo que no había nada que hacer, había quedado sordo total del oído izquierdo”, relata.

A sus 81 años comenta que ha sido difícil sobrellevar todo este tiempo sin poder escuchar de un oído pues además ha perdido el 50 por ciento de la audición del otro, por lo que en la actualidad tiene que usar un aparato auditivo que le permite poder escuchar de mejor manera.

Marco Antonio es uno de los cerca de 10 millones de personas que presentan problemas auditivos en nuestro país, de acuerdo con el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER). Según datos de la Organización Mundial de la salud, más del 5 por ciento de la población mundial (466 millones de personas) padece pérdida de audición discapacitante (432 millones de adultos y 34 millones de niños). Se estima que de aquí a 2050 más de 900 millones de personas, una de cada 10, padecerá pérdida de audición.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que en todas las etapas de la vida, la comunicación y una buena salud auditiva nos conecta con los demás, con nuestra comunidad y con el mundo. Y por ello, durante la pandemia actual, la población con problemas de audición ha sufrido un impacto muy grave.

Por un lado, debido a la pandemia el 74 por ciento de los 192 estados miembros de la OMS informaron de la interrupción parcial o total de los servicios de rehabilitación auditiva.

Por otra parte, la crisis sanitaria ha tenido repercusiones muy fuertes en las personas con problemas de audición, las cuales experimentan un aislamiento social mucho mayor y problemas por la utilización de cubrebocas, lo que les hace más difícil escuchar a los demás o leer los labios.

(Foto: Freepik)

Cada 3 de marzo se celebra el Día Mundial de la Audición con la finalidad de desarrollar conciencia de cómo prevenir la sordera y la pérdida auditiva, además de promover el cuidado del oído y la audición en todo el mundo.

La pérdida de la audición se puede prevenir

Aproximadamente una tercera parte de las personas mayores de 65 años padece pérdida de audición discapacitante y son cerca de 34 millones de niños en el mundo los que la sufren. La máxima prevalencia en ese grupo de edad se registra en Asia meridional, Asia-Pacífico y el África subsahariana.

La buena noticia es que la pérdida de audición se puede prevenir en la mayor parte de los casos. El 60 por ciento de la pérdida auditiva en la niñez y juventud se puede evitar si no se expusieran a ruido muy alto en contextos recreativos, advierte la OMS.

(Foto: Freepik)

La pandemia puede causar problemas auditivos por el uso de audífonos

Durante el confinamiento por covid-19, grandes y pequeños han realizado más actividades por medio de dispositivos electrónicos, como computadoras y teléfonos. Muchos adultos tienen que trabajar desde casa y los niños y adolescentes toman clases virtuales, esto podría hacer que su salud auditiva se vea mermada por el uso constante de audífonos.

Según la OMS, unos mil 100 millones de adolescentes y jóvenes corren el riesgo de sufrir pérdida de audición por el uso nocivo de aparatos de audio personales y por la exposición a niveles sonoros dañinos en lugares de ocio ruidosos.

“Ya que tenemos el conocimiento para prevenir la pérdida auditiva, no debería haber tantos jóvenes que continúen dañando su audición escuchando música”, ha señalado el director de OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"En el día a día, mientras hacen lo que les gusta, cada vez más jóvenes se ponen en peligro de sufrir pérdida de audición", observa el doctor Etienne Krug, director del Departamento de Manejo de las Enfermedades No Transmisibles, Discapacidad y Prevención de la Violencia y las Lesiones, de la OMS.

"Deberían ser conscientes de que una vez se pierde la audición, ya no se recupera. La adopción de sencillas medidas preventivas les permitirá seguir divirtiéndose sin poner su capacidad de audición en peligro".

(Foto: Freepik)

La OMS recomienda que el nivel más alto permisible de exposición al ruido en el lugar de trabajo sea de 85 dB durante un máximo de 8 horas al día.

Para proteger su audición, los adolescentes, jóvenes y adultos pueden mantener bajo el volumen de sus aparatos de audio personales.

Auriculares con opción de cancelar ruido exterior

La OMS recomienda que, en la medida de los posible, los auriculares cuenten con la opción de cancelar el ruido exterior porque las personas que los usan no suben tanto el volumen.

La audición, fundamental para recibir mejor educación  


La doctora Giota Panopoulou, directora General de la Fundación Médica Sur, dijo a SuMédico que el Día Mundial de la Audición es muy importante porque atrae la atención sobre este problema de salud y da la oportunidad de fundir las acciones que se pueden implementar para atenderlo.

“En el caso de la audición, es algo primordial porque al final es lo que nos permite comunicarnos con los demás, con nuestra comunidad y con el mundo entero. Tener una buena salud auditiva aumenta las posibilidades que tienes cuando eres niño para recibir una mejor educación, cuando tienes edad productiva para tener un mejor empleo y durante toda tu vida, poder comunicarte”, señaló Panopoulou.

¿Qué factores causan los problemas auditivos?

El doctor Juan Carlos Canto, médico del dispensario encargado del programa de aparatos auditivos en la Fundación Médica Sur, señala que existen concretamente dos causas:

-Causas congénitas: pueden determinar la pérdida de audición en el momento del nacimiento o poco después. La pérdida de audición puede obedecer a factores hereditarios y no hereditarios, o a complicaciones durante el embarazo y el parto.

-Causas adquiridas:  pueden provocar la pérdida de la audición a cualquier edad; las razones pueden ser algunas enfermedades infecciosas, como la meningitis, el sarampión y la parotiditis y la infección crónica del oído.

¿Cómo identificar los problemas auditivos?

“Lo más importante es identificarlo en los recién nacidos, porque no tener audición desde el nacimiento, repercute en el desarrollo. En México al momento del nacimiento obligatoriamente se tiene que hacer una prueba de audición para confirmar que el niño no tenga enfermedad auditiva. Igualmente en los adultos que tienen enfermedades crónicas, tales como diabetes o hipertensión o que tienen riesgo por el trabajo, por ejemplo, que tengan un trabajo donde se genere mucho ruido, esas personas deben e hacerse estudios constantemente para demostrar que no tengan problemas de la audición”, señaló el doctor Canto.

¿Cómo prevenir los problemas auditivos?

La OMS señala estos puntos para prevenir los problemas auditivos:

-Procurar mantener el ruido ambiente en niveles bajos

-Regular el volumen de dispositivos a los que nos exponemos

-Estar atentos de los síntomas de pérdida auditiva

-Ir periódicamente a revisión con médicos especialistas.

También hay medidas de salud pública. Si se tomaran se podría prevenir la mitad de los casos de pérdida de audición, según la OMS

  •    Vacunar a los niños contra las enfermedades de la infancia, en particular el sarampión, la meningitis, la rubéola y la parotiditis

  • Administrar la vacuna contra la rubéola a las adolescentes y las mujeres en edad fecunda, antes de que queden embarazadas

  • Prevenir las infecciones por citomegalovirus en mujeres embarazadas mediante una higiene correcta; efectuar pruebas para detectar y tratar la sífilis y otras infecciones en las embarazadas

  • Fortalecer los programas relativos a la salud materna e infantil, incluida la promoción de los partos sin riesgos

  • Seguir unas prácticas correctas de atención otológica

  • Reducir la exposición a ruidos fuertes (tanto en el trabajo como en las actividades recreativas) mediante la sensibilización de la población sobre los riesgos que acarrean; promulgar y aplicar legislación apropiada; y fomentar la utilización de dispositivos de protección personal como los tapones para oídos y los audífonos y auriculares que amortiguan el ruido ambiental

  • Realizar pruebas de detección de la otitis media a los niños y llevar a cabo las intervenciones médicas o quirúrgicas  si es necesario

  • Evitar el uso de algunos medicamentos que puedan ser nocivos para la audición, a menos que sea prescrito y supervisado por un médico.

Recomendable, chequeo auditivo cada 6 u 8 meses para quienes se exponen a ruido fuerte

El doctor Canto señala que dependiendo de los factores de riesgo será que las personas deben asistir a exámenes auditivos; recomienda que las personas que se exponen a ambientes ruidosos o que tienen enfermedades congénitas vayan cada 6 u 8 meses a un chequeo auditivo.

El señor García señala que tener problemas auditivos es muy incómodo. “Muchas veces las personas piensan que las ignoro porque no les contesto lo que me dicen, pero si estoy de espaldas o no estoy viendo a la persona, ni cuenta me doy de que me hablan, es muy incómodo tener problemas auditivos”.

Y eso pasa con el cubrebocas, el cual impide que las personas con problemas auditivos puedan oír o leer los labios

García también dice que adaptarse a un aparato auditivo no es fácil.

“Tener que usar todo el tiempo un aparato auditivo es difícil, pero sí hace mucho la diferencia, cuando lo traigo puesto puedo escuchar mejor, aunque no es fácil adaptarte a él. Al principio sentía que todo el mundo me estaba gritando, pero era porque gracias al aparato podía escuchar mejor, es difícil acostumbrarte a él, porque cuando lo traes escuchas más fuerte las cosas y a veces es un poco incómodo”.

 

 

(Foto: Aparato auditivo)

La doctora Panopoulou señala que para la Fundación que encabeza es muy importante poder ofrecer asistencia a grupos vulnerables que incluye a niños, adultos mayores y familias que se encuentran en un nivel socioeconómico bajo.

“En los últimos 5 años, hemos podido ayudar aproximadamente a unas 30 personas anualmente a través de la provisión de 45 aparatos auditivos; eso quiere decir que tenemos personas que reciben dos aparatos auditivos y otras que reciben un aparato, obviamente cuando vemos que la persona con un aparato se encuentra en un estado de audición bueno, lo que buscamos es tratar de beneficiar a más personas, el número mayor de personas posibles”.

publicidad

publicidad

publicidad