publicidad

¿Padeces de dolor ciático? Este inicia en la espalda baja
Vida Sana

¿Padeces de dolor ciático? Este inicia en la espalda baja

(Foto: Pinterest)

El dolor ciático puede aparecer si pasas mucho tiempo sentado

Si has sufrido molestias en la espalda baja y te cuesta estar sentado o ponerte de pie, podrías padecer de dolor ciático.

El término "ciática" se refiere a un dolor que irradia a lo largo del trayecto del nervio ciático, que se ramifica desde la parte inferior de la espalda a través de las caderas y los glúteos y hacia debajo de cada pierna. Por lo general, la ciática afecta solo un lado del cuerpo.

¿Padeces de dolor ciático? Este inicia en la espalda baja

La ciática puede ser uno de los dolores más incómodos que existen, y de los más comunes: según señala Mayo Clinic, se estima que entre el 5 y el 10 por ciento de los pacientes con dolor lumbar tienen ciática, mientras que quienes padecerán dolor lumbar en algún momento de su vida varía de 49 a 70 por ciento.

Lo que comúnmente se llama "ciática" se refiere a un dolor de espalda (en zona lumbar) que pasa por las piernas, cadera y los glúteos, llegando hasta el talón o el pie. Generalmente, este dolor es provocado por la comprensión de las vértebras bajas sobre el nervio ciático (este es el más largo y ancho del cuerpo, que recorre desde la zona inferior de la columna hasta los dedos de los pies). Cabe aclarar que entre cada dos vértebras salen las raíces nerviosas, responsables de la sensibilidad en el miembro inferior y de darle movilidad a los músculos de la pierna. Cuando estas raíces se dañan, entonces surgirá la ciática.

(Foto: Pinterest)

¿Cómo es el dolor de ciática?

La ciática se caracteriza por un síntoma particular que es un dolor irradiado hacia las piernas. Puede ser incapacitante y suele empezar con una fase aguda de dolor muy intenso, pero que rara vez se prolonga en el tiempo. En la mayoría de los casos, dependiendo de la causa, los síntomas mejoran en unos días. Para identificar si lo que padeces es ciática, puedes comprobar si aparecen las siguientes señales:

-Dolor constante en un glúteo o en una sola pierna (rara vez puede presentarse en ambas piernas)

-Agudización del dolor al sentarse

-Hormigueo que baja por la pierna

-Adormecimiento o debilidad para mover la pierna o el pie

-Dolor punzante al ponerse de pie o caminar.

(Foto: Pinterest)

Causas del dolor

Sin importar la causa, la ciática se presenta cuando se produce una comprensión del nervio ciático. Estas son las razones más comunes por las que puedes estar sufriendo de este dolor:

Pasar mucho tiempo sentado

Las personas que permanecen sentadas durante mucho tiempo o tienen un estilo de vida sedentario son más propensas a padecer ciática que las personas activas.

(Foto: Pinterest)

Hernias de disco

Es la causa más común y se presenta en la mayoría de los casos. Un disco, que es como un amortiguador ubicado entre las vértebras, tiene un núcleo suave y gelatinoso encapsulado por un anillo más duro y gomoso. Los discos sirven para suavizar los movimientos de las vértebras de la comuna. La hernia aparece cuando una parte del núcleo sobresale, a través de un desgarro en el anillo, generando inflamación de los tejidos y una irritación en el nervio.

Estenosis espinal

El canal espinal (Espacio por donde pasa la médula espinal) se reduce y comprime las raíces nerviosas del nervio ciático. Este estrechamiento puede ser causado por los espolones óseos, espondilolistesis, inflamación, o por hernias de disco.

Síndrome piramidal

En el 15 por ciento de la población el nervio ciático pasa a través del músculo "piramidal o piriforme" y no por debajo. Cuando el músculo se acorta u ocurren espasmos debidos a un traumatismo o uso excesivo, puede ocurrir la comprensión o estrangulación del nervio ciático por debajo del músculo.

¿Cómo prevenirlo?

No siempre es posible prevenir la ciática, y esta afección puede volver a aparecer. Adopta las siguientes medidas para proteger tu espalda:

-Mantén una postura adecuada al sentarte: Elige un asiento con un buen soporte lumbar. Apoya los brazos, considera colocar una almohada o una toalla enrollada en la parte baja de la espalda para mantener su curva normal. Mantén las rodillas y las caderas alineadas.

-Haz ejercicio: Para mantener la espalda fuerte, presta especial atención a los músculos centrales, es decir, los músculos del abdomen y de la parte inferior de la espalda que son esenciales para tener una buena postura y una correcta alineación.

(Foto: Pinterest)

-Utiliza una mecánica corporal adecuada: Si estás de pie durante períodos prolongados, apoya un pie en un banquito o en una pequeña caja de vez en cuando. Sube y baja con la espalda derecha. Mantén la espalda derecha y flexiona solo las rodillas. Mantén la carga cerca del cuerpo. Busca ayuda para levantar los objetos pesados.

Si padeces de dolor ciático o un dolor que prevalece en cualquier parte de la espalda, consulta a un especialista.

Sigue leyendo: Cubrebocas, gran aliado para los alérgicos esta primavera

(Con información de: Mayo Clinic, Diario Salud y kern pharma)

publicidad

publicidad

publicidad