Obstrucción ureteral crónica

La orina drena desde los riñones a través de los conductos llamados uréteres. La uropatía obstructiva se presenta cuando se obstruyen uno o ambos uréteres y es una afección que puede ser aguda o crónica.

La uropatía obstructiva unilateral crónica implica una obstrucción lenta y progresiva de un uréter, causando acumulación de la orina y lesión al riñón.

Nombres alternativos

Uropatía obstructiva crónica unilateral; Obstrucción ureteral crónica

Causas, incidencia y factores de riesgo

La uropatía obstructiva unilateral se presenta cuando la orina no puede drenar a través de uno de los conductos que la transporta desde el riñón hasta la vejiga. La orina se acumula y ocasiona una inflamación renal (hidronefrosis).

Esta enfermedad generalmente es causada por una obstrucción por cálculos renales o ureterales.

Entre los riesgos de padecer la uropatía obstructiva unilateral se encuentran los cálculos y tumores ureterales, los cálculos renales y los tumores en las estructuras circundantes tales como el útero, el cuello uterino o los ganglios linfáticos.

El trastorno causa daño en las estructuras de las vías urinarias. Igualmente, puede ocasionar daño permanente al riñón y puede ser causa de hipertensión. Generalmente no produce insuficiencia renal debido a que el segundo riñón continúa funcionando.

La uropatía obstructiva unilateral crónica ocurre en aproximadamente 5 de cada 1.000 personas.

Síntomas

•Dolor en el flanco

◦intenso

◦puede extenderse o irradiarse a la ingle, genitales o muslo

◦acompañado de cólicos o espasmos

◦en un solo lado

•Dolor de espalda: puede estar ubicado en un solo lado

•Dolor abdominal: cuadrante inferior derecho o cuadrante inferior izquierdo

•Sangre en la orina

•Infección de las vías urinarias

•Dolor al orinar

•Necesidad urgente de orinar

•Necesidad de orinar durante la noche

Signos y exámenes

El examen del abdomen muestra un riñón agrandado. La presión sanguínea puede estar elevada y el análisis de orina puede mostrar sangre en la orina. Un cultivo de orina puede revelar una infección.

La hidronefrosis u obstrucción del uréter puede aparecer en los siguientes exámenes:

•PIV (pielograma intravenoso)

•Ecografía abdominal

•TAC abdominal o renal

Tratamiento

El tratamiento se centra en la eliminación o minimización de la obstrucción.

Los stents o drenajes colocados en el uréter o en la pelvis renal pueden brindar un alivio de los síntomas a corto plazo. Puede emplearse una sonda de nefrostomía, que drena orina desde el riñón a través de la espalda, para aliviar la obstrucción. La cirugía que se aplica para reparar la causa de la obstrucción generalmente resuelve el problema.

Expectativas (pronóstico)

El resultado del tratamiento puede variar. El daño renal puede ser permanente. Si solamente está involucrado un riñón, por lo general el otro riñón continúa funcionando de una forma adecuada y no se presenta la insuficiencia renal.

Complicaciones

•Insuficiencia permanente del riñón afectado (insuficiencia renal crónica)

•Infección de las vías urinarias crónica o recurrente

•Hipertensión

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe buscar asistencia médica si se presenta un dolor en el flanco o cualquier otro síntoma de uropatía obstructiva unilateral crónica. Asimismo, si los síntomas empeoran o persisten a pesar del tratamiento o si se desarrollan nuevos síntomas.

 

Si la persona es propensa a los cálculos renales, debe tomar abundante agua (por lo menos 6 a 8 vasos al día) para reducir la probabilidad de que éstos se formen.

Las investigaciones sugieren que una dieta baja en sodio y oxalato, y alta en citrato reduce significativamente el riesgo de desarrollo de cálculos renales a base de calcio, por lo que se recomienda la consulta con un nutricionista para obtener mayor información acerca de estas dietas.

Las infecciones de las vías urinarias se deben tratar pronta y exhaustivamente. Se recomienda buscar asistencia médica si los cálculos renales persisten o recurren con el fin de identificar la causa y prevenir la formación de nuevos cálculos.

Fuentes:

Clinica Dam en http://www.clinicadam.com/salud/5/000498.html

*Actualizado el 4 de febrero 2010