publicidad

No solo daña el cerebro, estos son todos los efectos de la cocaína
Vida Sana

No solo daña el cerebro, estos son todos los efectos de la cocaína

La cocaína puede causar insuficiencia renal y hepática a largo plazo. Foto: PIXABAY

La cocaína es una droga que se consume por su efecto estimulante, sin embargo, puede desencadenar daños en diversos órganos del cuerpo

Recientemente, se dio a conocer que, en Ciudad de México, se encontraron mil 200 kilos de cocaína en una camioneta que se volcó sobre avenida Río San Joaquín, en la colonia Lomas de Sotelo, alcaldía Miguel Hidalgo.

Al realizar una inspección del vehículo, se encontraron 475 envoltorios de la mencionada droga, mismos que estaban en un doble fondo que quedó al descubierto con la volcadura.  

La cocaína es una de las drogas más populares, se fabrica de las hojas de la planta de coca y generalmente se presenta como un polvo blanco. Se cree que los efectos de esta droga ilícita solo son a nivel cerebral, pero expertos advierten que puede dañar diversos órganos del cuerpo, causando daños irreversibles y hasta la muerte. 

Efectos de la cocaína en el cuerpo

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., la cocaína es un poderoso estimulante que hace que los mensajes entre el cerebro y el cuerpo se muevan más rápidamente. Como resultado, hay un estado de alerta intenso y una sensación de estar más activo físicamente.

La cocaína también hace que el cerebro libere dopamina, un químico que está involucrado en el estado de ánimo y el pensamiento. Es por ello que cuando se consume, puede causar sensaciones aparentemente placenteras como alegría, euforia, menos inhibición, pensamientos claros, control y confianza, mayor sociabilidad y energía.

TAMBIÉN LEE: ¿Mezclar las bebidas alcohólicas causa una peor resaca? 

Los efectos de la cocaína se presentan casi inmediatamente después de una sola dosis y desaparecen en cuestión de minutos o hasta en una hora. En algunos casos, puede disminuir temporalmente el apetito y la necesidad de dormir.

Daña diversos órganos

Sin embargo, el consumo de cocaína no sólo tiene efectos en el cerebro de forma temporal, también causa daños permanentes y puede llevar a complicaciones en distintos órganos del cuerpo, incluyendo el corazón, el hígado y los riñones.

El National Institute on Drug Abuse advierte que puede haber graves complicaciones médicas asociadas con el abuso de la cocaína. Entre las más frecuentes se encuentran los efectos cardiovasculares como alteraciones en el ritmo cardiaco y ataques al corazón; efectos neurológicos incluyendo ataques cerebrovasculares, convulsiones, dolores de cabeza y hasta coma; y complicaciones gastrointestinales, como dolor abdominal, náusea y gangrena. 

La cocaína también eleva la presión arterial y hace que el corazón lata más rápido, lo que puede hacerle mal a este órgano. Puede causar un infarto o un derrame cerebral (accidente cerebrovascular) y algunas personas mueren por estas causas sin importar que sean jóvenes. 

Adicionalmente, el consumo de grandes cantidades de cocaína puede derivar en una sobredosis, que puede causar síntomas como vómitos, dolor en el pecho, temblores, pánico, alucinaciones, taquicardia, un ataque al corazón, un derrame cerebral o incluso, la muerte.

Es más común que ocurra una sobredosis de cocaína cuando el efecto de una sola dosis ya no es intenso como antes, por lo que se busca consumir más para llegar a la euforia o el "high" deseado. 

La inhalación regular de cocaína también puede causar una pérdida del sentido del olfato, hemorragias nasales, problemas al tragar, ronquera y una irritación general del tabique nasal, lo que puede producir una condición crónica de irritación y salida de secreción por la nariz. Cuando se ingiere, la cocaína puede causar gangrena grave en los intestinos porque reduce el flujo sanguíneo. 


Insuficiencia renal y hepática, otra consecuencia de la cocaína

Por su parte, el departamento de Toxicología del Hospital Fernández afirma en un artículo en Infobae que hay una clara relación de la cocaína con importantes daños renales y hepáticos. La ruptura de células musculares es el principal problema que sufren tanto los riñones como el hígado ante el consumo de la cocaína.

En los riñones, la cocaína empieza a destruir las células musculares (rabdomiolisis) y eso produce que los restos se acumulen y se corra un riesgo serio de que esos órganos se terminen tapando. Por su parte, el hígado también puede sufrir un cuadro de la ruptura de células musculares y, al tratarse del único metabolizador que tiene el cuerpo humano, su mal funcionamiento puede desencadenar insuficiencia hepática y de todo tipo en cualquier parte u órgano del cuerpo. 

El consumo de cocaína siempre dejará un daño en el cuerpo, por lo que, si se cae en una adicción con esta droga, los expertos recomiendan buscar apoyo profesional para recibir el tratamiento adecuado, ya que, en estos casos, la fuerza de voluntad no es suficiente.

Y tú, ¿conocías todos los efectos de la cocaína en el organismo?

SIGUE LEYENDO: Adicción al alcohol, relacionado a más de 200 enfermedades y lesiones

(Con información de MedlinePlus, NIH, Infobae y La Silla Rota)


publicidad

publicidad

publicidad