publicidad

Otros

Mujeres, más propensas a deprimirse

Investigadora afirmó que los diferentes tipos de violencia pueden ser una de las causas de la depresión en las féminas.

  • 31/12/2012
  • 10:03 hrs.

 De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica (ENEP), del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, avalada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México es mucho más común que una mujer presente depresión.

La OMS afirma que 8% de la población sufre depresión, y en México hay una clara diferencia entre los hombres y las mujeres que padecen este y otros trastornos mentales, según las autoridades sanitarias, las mujeres son quienes se ven más afectadas también, con anorexia y bulimia.

De acuerdo con Teresa Ordorika Sacristán, investigadora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la UNAM, para conocer porque se da una mayor prevalencia en las féminas, es necesario realizar un estudio en el que se tome en cuenta el género como una variable principal.

Ordorika indicó que estos trastornos no afectan por igual a todos, sino que más bien están relacionados con momentos históricos precisos y en sociedades específicas; y por ello resulta imposible querer realizar un estudio basado únicamente en las características individuales psicológicas o biológicas de quienes las presentan, sino con relación a contextos sociales.

 “Es en la articulación de lo social y lo individual donde aparece el padecimiento; no sólo en lo individual. Hay grupos, como las mujeres, que presentan prevalencia a cierto tipo de problemas mentales como angustia, depresión y trastornos alimenticios; este fenómeno se observa más en ellas que en varones”, aclaró la experta.

Según la investigadora, “si lo analizamos desde una sociología con perspectiva de género, podemos concluir que vivimos en un sistema patriarcal que asegura formas de opresión, violencia y dominación de las mujeres, que enferman, y una de esas consecuencias es la depresión”.

Estas conclusiones resultan de analizar que la violencia del hombre sobre la mujer está presente a nivel económico, psicológico, físico, en solo uno o varios aspectos de estos, y según la experta, es de aquí que las mujeres puedan sentirse más deprimidas que los hombres.

Sin embargo, otro factor importante que Ordorika menciona, es que los diferentes tipos de violencia afectan de distinta manera a hombres y mujeres, y el ejemplo que da demostrado cuando se trata de abuso infantil.

Las niñas generan más trastornos mentales que las afectan más, mientras que los hombres, experimentan otros tipos de violencia que los afectan de otra forma, y no precisamente les causan depresión.

En complemento con el hallazgo de la doctora Ordorika, y la ENEP, al comparar un estudio de la OMS realizado en 15 países, se encontró que los roles de género en la salud mental, juegan un papel preponderante, pues ahí en donde muestra que en sociedades donde los roles femeninos son menos tradicionales decrece la brecha entre los sexos, en la categoría de depresión mayor en las generaciones jóvenes.

“Todo indica que, en efecto, si tienen más oportunidades de equidad social, su salud se fortalece”.

Ordorika indicó que decirle a una persona deprimida que se anime, no ayuda en nada, pues no puede controlarse a voluntad, debido a que no se trata de un problema de decisión.

La experta señaló que cuando se trata de una enfermedad física es más senillo porque se sabe cómo y dónde tratar para lograr la cura, pero en el caso de la salud mental es mucho más complicado.

Las personas que padecen más depresión, ansiedad, trastornos alimenticios -además de violencia en el hogar o en pareja, y hasta feminicidio- son las mujeres, afirmó la investigadora.

“El nuestro es un sistema patriarcal, una sociedad machista. Han habido avances importantes en algunos sectores, pero se viven relaciones que causan problemas mentales, como depresión, que tiende a crecer, o distimia, que afectan la calidad de vida de ellas”.

Asimismo, la socióloga cuestionó las terapias como método para mantener a las mujeres en situaciones que causan los cuadros depresivos. “Para ellas esto es terrible, porque las adaptan a lidiar con las condiciones que enferman. Aquéllas deben ayudar a empoderarlas, a dotarlas de recursos materiales y simbólicos para trascender relaciones de opresión y, por supuesto, a salir”.

Ordorika afirmó que es posible reducir los niveles de depresión con una correcta aplicación de políticas públicas. (UNAM)

publicidad

publicidad

publicidad