publicidad

Otros

Menopausia no es una enfermedad

Antes de diagnosticar la entrada a la menopausia por los síntomas es importante descartar la presencia de otras enfermedades.

  • 29/10/2012
  • 15:50 hrs.
La menopausia no puede considerarse como una enfermedad, sino es un cambio de vida natural sobre el que hay que reflexionar previamente para saber cómo queremos llegar a vivir nuestra tercera edad, dijo en SUMEDICO Radio la doctora Paloma de la Torre, ginecobstetra y especialista en menopausia y climaterio.
 
De acuerdo con la especialista, la menopausia es una fecha “un diagnóstico retroactivo, es la última vez que menstruaste hace un año, y el climaterio son los cambios que ocurren alrededor de esa fecha”.
 
La doctora De la Torre explicó que la edad promedio de llegada de la menopausia es entre los 45 y los 50 años. 
 
“Hay síntomas que preocupan y otros que no, hay cambios metabólicos importantes, y mientras para algunas personas son aparentes, para otras no, como el colesterol. Comienza a aumentar el colesterol malo, esto es la grasa que se pega en los vasos sanguíneos, y eso obstruye el diámetro de la vena, porque la maquinaria de los lípidos ya no funciona igual”, explicó.  
 
Sobre la posibilidad de prevenir la intensidad de los síntomas de la menopausia, la doctora refirió que es importante hacerlo invirtiendo en la buena salud tiempo antes de llegar a ese momento de la vida. 
 
“En México no estamos acostumbrados, si comenzamos teniendo una buena alimentación, manteniendo un buen peso y teniendo buena actividad física nuestra calidad de vida en el futuro será la adecuada”, explicó. 
 
Explicó que conforme pasan los años y se supera la década de los 40 años, comienzan a presentarse cambios como dolores en articulaciones, cansancio, “las cosas cambian en tu vida, el cabello cambia, no tengo la misma calidad física, el metabolismo disminuye un 30%, cambia el sueño, se duerme menos”.
 
Señaló que los síntomas principales alrededor de la menopausia son los bochornos, “cambios de temperatura que tu cuerpo compensa sudando intensamente. Hay cansancio, se pierde la fuerza, te sientes agobiada, no quieres moverte, hay resequedad vaginal, disminución de la libido, alteraciones en el sueño y la digestión, palpitaciones, dolor en articulaciones”, señaló.
 
No obstante, dijo también que hay que tener cuidado, ya que estos síntomas pueden ser producto de otras enfermedades, por ejemplo el incremento del colesterol, que también puede provocar bochornos, así es que es necesario “tratar primero estas enfermedades antes de decidir si se trata de deficiencia de estrógenos por síndrome de climaterio”. 
 
También indicó que no todas las mujeres padecen los mismos síntomas, porque aunque el síntoma “más aparente es el bochorno, hay quienes no lo tienen”, pero también señaló que, en algunos casos, los síntomas silenciosos son los que tienen más repercusión en la salud. 
 
Osteoporosis, riesgo y relación
Una de las consecuencias relacionadas con la menopausia es el daño que la mujer resiente en los huesos, de ahí que al entrar en esta etapa de la vida, las mujeres tengan más riesgo de padecer este problema y de sufrir una fractura. 
 
“Al entrar en fase de disminución de estrógenos se altera la producción y la absorción de calcio en el hueso, pues los estrógenos ayudan a conservar el hueso”, reveló la especialista, quien abundó que si además de entrar en etapa de menopausia existe tabaquismo y herencia, el riesgo se incrementa. 
 
Indicó que esa es la razón por la que en los estudios clínicos para la etapa de climaterio se incluye un estudio de densitometría, el cual ayuda como pronóstico para conocer la posibilidad de que la mujer sufra alguna fractura. 
 
Mitos y realidades
La doctora De la Torre señaló que lejos de considerar a la menopausia como una enfermedad, más bien se trata de un cambio de vida que requiere de otro tipo de estrategias para su manejo. 
 
Indicó también que, efectivamente, al entrar en etapa de menopausia, el deseo sexual disminuye, “porque está relacionado con las hormonas”.
 
Respecto a la posibilidad de ir dejando los anticonceptivos, la especialista señaló que esa decisión se toma después de realizar un conteo de reserva folicular.
 
Al referirse a la menopausia precoz, la doctora señaló que se considera de esa manera cuando se adelanta hasta 10 años respecto a la edad mundial promedio, y está determinada, generalmente, por la extirpación de útero y matriz.
 
“El útero no produce hormonas sino el ovario, si dejo la matriz pero quito los ovarios, entonces esa paciente entra en menopausia porque no tiene producción de estrógenos”, explicó. 
 
Finalmente, explicó que ha arrancando una campaña en la Clínica de Especialidades Médicas Ajusco, para pacientes con menopausia y climaterio, “en donde realizaremos estudios y se derivará a las pacientes a una densitometría o mastografía.
 
Los teléfonos para la realización de los estudios de menopausia y climaterio son: 56302914 y 26154799. 
 

publicidad

publicidad

publicidad