publicidad

Vida Sana

Meningitis aséptica sifilítica

  • 30/06/2016
  • 17:40 hrs.

Definición:


Es una complicación de sífilis no tratada que involucra inflamación de los tejidos que cubren el cerebro y la médula espinal. Esta afección se caracteriza por cambios en el estado mental y problemas con las funciones nerviosas.



Causas, incidencia y factores de riesgo:



La sífilis es una enfermedad infecciosa de transmisión sexual causada por la espiroqueta Treponema pallidum. La sífilis tiene tres fases principales: sífilis primaria, sífilis secundaria y sífilis terciaria.


La meningitis aséptica sifilítica es una forma de neurosífilis meningovascular, la cual es a su vez una complicación progresiva y potencialmente mortal de una infección por sífilis.


El trastorno se parece a la meningitis provocada por otras afecciones médicas. Se presenta inflamación de las meninges (membranas que cubren el cerebro y la médula espinal). Esto puede ocasionar dolores de cabeza, cambios cognitivos o disminución en las funciones nerviosas como la visión, el movimiento o la sensibilidad. Los síntomas vasculares (vasos sanguíneos), como el accidente cerebrovascular secundario a la sífilis, generalmente acompañan o se presentan después de la meningitis aséptica sifilítica.


Entre los factores de riesgo de esta enfermedad se pueden mencionar infección previa por sífilis o por otras enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea, que puede ocultar síntomas de infección por sífilis. Las infecciones por sífilis se transmiten principalmente a través del contacto sexual con una persona infectada, pero también se pueden transmitir algunas veces por contacto no sexual.



Síntomas:




  • Cambios en la visión, visión borrosa, disminución de la visión

  • Fiebre

  • Dolor de cabeza

  • Cambios en el estado mental

    • confusión

    • desorientación

    • disminución del período de atención

    • irritabilidad

    • somnolencia, letargo, dificultad para despertar



  • Náuseas y vómitos

  • Dolor de cuello

  • Crisis epiléptica

  • Sensibilidad a la luz (fotofobia)

  • Sensibilidad a los ruidos fuertes

  • Cuello rígido

  • Rigidez en los hombros y otros dolores musculares



 

Signos y exámenes:



Un examen puede indicar la presencia de meningitis. Puede haber déficits neurológicos focales (pérdida localizada de las funciones nerviosas). Una evaluación neurológica puede mostrar disminución de la función de los nervios craneales, incluyendo los nervios que controlan el movimiento ocular.


Los exámenes son, entre otros:



  • Angiografía cerebral si se presentan síntomas vasculares

  • Examen de LCR (líquido cefalorraquídeo)

  • EEG (electroencefalografía) si se presenta crisis epiléptica

  • Tomografía computarizada de la cabeza

  • VDRL o RPR en suero (utilizados como pruebas de detección de la infección por sífilis). Si son positivas, se requiere una de las siguientes pruebas para confirmar el diagnóstico:

    • FTA-ABS

    • MHA-TP





 



Tratamiento:



Los objetivos del tratamiento son curar la infección y detener el empeoramiento de la enfermedad. El tratamiento de la infección reduce el daño nervioso nuevo y puede disminuir los síntomas, pero no cura el daño existente.


Para tratar la infección, se suministran penicilina u otros antibióticos, como la tetraciclina o la eritromicina, y el tratamiento se puede prolongar para asegurar la eliminación completa de la infección. Los síntomas pueden aliviarse en forma dramática después del tratamiento. Se requiere un examen de control del líquido cefalorraquídeo para evaluar la efectividad de la terapia con antibióticos.


Se requiere un tratamiento sintomático para el daño neurológico existente y es posible que también se requiera de un tratamiento urgente de las convulsiones o crisis epilépticas. Igualmente, se pueden requerir anticonvulsivos como la fenitoína para controlar dichas crisis.


De igual manera, se puede necesitar ayuda o supervisión si la persona es incapaz de valerse por sí misma para realizar actividades de cuidados personales (como comer, vestirse, etc). Después del tratamiento con antibióticos, la confusión y otros cambios mentales pueden mejorar o prolongarse.



Pronóstico:



Es posible que se produzca una discapacidad progresiva y es común que se presente también la muerte temprana ocasionada directamente por el daño neurológico (que ocasiona disminución de la función de los sistemas corporales) o por daño cardiovascular que también se presenta con las infecciones por sífilis tardía.


Las personas con infecciones por sífilis tardía tienen un mayor riesgo de contraer otros tipos de infecciones y de enfermedades, y se puede originar un trastorno convulsivo después de la infección.



Complicaciones:




  • Incapacidad para cuidar de sí mismo

  • Incapacidad para comunicarse o interactuar

  • Lesión causada durante las crisis epilépticas

  • Accidente cerebrovascular secundario a sífilis



Situaciones que requieren asistencia médica:



Acuda a la sala de emergencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si se presentan crisis epilépticas.


Consulte con el médico si se presenta dolor de cabeza intenso con fiebre o si aparecen otros síntomas, particularmente si existen antecedentes conocidos de infección por sífilis.



 

 



El tratamiento y seguimiento adecuados de las infecciones por sífilis primaria reducirán el riesgo de desarrollar meningitis aséptica sifilítica.


Si usted es una persona sexualmente activa, practique las relaciones sexuales con precaución y utilice siempre el condón.


A todas las mujeres embarazadas se les debe hacer un examen para detectar sífilis.



 


 


Fuente: http://www.nlm.nih.gov


Actualizado: 10 de febrero de 2010

publicidad

publicidad

publicidad