publicidad

Me levanté y no recordé que ya no tenía una pierna
Emociones

"Me levanté y no recordé que ya no tenía una pierna"

El síndrome de miembro fantasma afecta a muchas personas que pierden una extremidad; Alejandro ha logrado reponerse gracias al tratamiento que lleva en el IMSS

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 04/09/2019
  • 12:40 hrs.

"Tras mi operación, ya cuando estaba en piso,  en la noche me quise parar como si nada, no me acordaba que ya no tenía una pierna. Así que me puse de pie, con la derecha y quise dar el paso, lo bueno es que mi hijo estaba ahí y me agarró”, narra  Alejandro Mondragón Ruíz Díaz, quien debido a un tumor perdió su pierna izquierda y sufrió lo que se conoce como síndrome de miembro fantasma

La sensación de miembro fantasma se presenta cuando a una persona que le amputaron  una parte de su cuerpo no acepta o tiene plena conciencia de que le falta esa extremidad. Debido a esta situación sienten comezón, dolor o incluso intentan moverse como si aún tuvieran el miembro amputado, explica el Jaime Alfredo Castellanos Romero, director de la Unidad Médica Física y Rehabilitación Siglo XXI. 

Esta situación se presenta en muchas personas que sufren alguna discapacidad, ya que el inconsciente registra la imagen corporal de nosotros mismos, por lo cual es muy difícil que, una vez que hay un miembro amputado, esa imagen cambie de inmediato, comenta el especialista. 

Ése es el caso de don Alejandro, a quien le detectaron un tumor en su pierna izquierda. Cuando lo intervinieron para extirparlo, la doctora que lo atendió se dio cuenta que la tumoración ya había invadido el hueso y que la única opción para que su vida no estuviera en peligro era amputarle esa extremidad. 

A sus 72 años,  Alejandro recuerda que cuando despertó de la cirugía lo primero que hizo fue destaparse para ver si aún tenía su pierna, “se siente algo horrible, una sensación de tristeza muy fuerte, llanto incontrolable, poco a poco me fui calmando y me resigné”.

Sin embargo, como parte del tratamiento ha recibido apoyo para superar la sensación de miembro fantasma y pronto podrá recibir una prótesis. Como es médico psiquiatra, Alejandro utilizó técnicas de auto hipnosis y programación neurolingüística, como las que ocupa para tratar a sus pacientes.

“Lo principal es recordar y agradecer, darle las gracias a mi pierna por haberme hecho tan feliz, con este ejercicio fui fortaleciendo mi resignación y así ya puedo pensar en la rehabilitación y soñar con lograr la prótesis para hacer una vida prácticamente normal”, expresa.

También lee: Postear selfies podría ser contraproducente para ti 

Mientras que el doctor Castellanos Romero detalla que el tratamiento que reciben los pacientes para superar la sensación de miembro fantasma consiste en terapia ocupacional, como realizar masajes y vendar el muñón frente a un espejo, ya que de esta manera se concientiza al paciente para que se visualice sin esa parte faltante del cuerpo.

El equipo interdisciplinario de la UMFR Siglo XXI realiza masajes en el muñón de las personas amputadas utilizando guantes de diferentes texturas, lo que ayuda a darle una forma adecuada y ponerlo en condiciones idóneas.

Además, con esto se disminuye la sensibilidad de la cicatriz quirúrgica y la sensación de miembro fantasma. Aproximadamente en 8 semanas el paciente está listo para recibir y usar la prótesis, comenta el especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social, quien añade que a los pacientes también se les entrena para ponérsela, quitársela y cuidar el muñón. 

“Mi futuro está en pensar en mi rehabilitación, en lograr esa prótesis para poder hacer una vida prácticamente normal. La ilusión se ha incrementado cada día más, sueño con mi prótesis”, dice con gusto Alejandro. 

publicidad

publicidad

publicidad