publicidad

Los 10 pilares de una autoestima sana y equilibrada
Emociones

Los 10 pilares de una autoestima sana y equilibrada

Con pequeños cambios diarios es posible fortalecer la autoestima. Foto: PIXABAY

Una autoestima sana y equilibrada permite disfrutar más del presente y no vivir con culpas por los errores del pasado

Tener una autoestima sana y equilibrada no solo se trata de aprender a estar bien con uno mismo, sino que influye en gran manera en la posibilidad de ser felices y de disfrutar cada instante de la vida. A continuación, te decimos 10 pilares que no pueden faltar para fortalecer tu autoestima y sus beneficios.

Una buena autoestima se conforma de valoraciones que se hacen de uno mismo, basándose en los pensamientos, experiencias y sentimientos que se han acumulado a lo largo de la vida.

(Foto: Pixabay) 

Fortalecerla influye en desarrollar el respeto hacia uno mismo y la confianza en las propias capacidades. 

Pilares de una autoestima sana y equilibrada

La baja autoestima tiene importantes consecuencias para la vida, puede hacer que elijamos mal a la pareja, que tengamos un estilo de vida autodestructivo o que estemos frustrados en el trabajo. Por ello, es fundamental trabajarla y para ello, no pueden faltar estos pilares:

1. Vivir en el presente

Es importante no vivir anclado en el pasado ni poner toda la atención en el futuro, pues ello sólo impide que se pueda disfrutar del presente.

Tal vez el pasado fue mejor, pero es importante entender que esos momentos ya no están y que la vida nos da una nueva oportunidad cada día para aprender nuevos recursos, disfrutar y ser felices.

2. Ser consciente

Otro de los pilares básicos de una autoestima sana y equilibrada es tener conciencia de nuestras actividades, pensamientos, palabras, sentimientos e intenciones. Es decir, hay que tener una intención real de ser honesto con uno mismo.

Al observarte sin tratar de justificar, juzgar o explicar lo que sientes, simplemente contemplando, podrás conocerte mejor y aceptarte.

3. Hacerse amigo de uno mismo

Esto permite que seas compasivo con todo aquellos que surge de ti. Para ello, debes evitar cuestionarte y criticarte, simplemente debes aceptarte. No pelees internamente, deja que todo fluya y permítete ser tal y como eres.

TAMBIÉN LEE: ¿Tu pareja tiene depresión? 7 cosas que debes hacer 



4. Mantén una visión positiva

Muchas veces, la realidad no es la que nos hace daño emocionalmente, sino la percepción que tenemos sobre ésta. Por ello, cuando la realidad no es la más satisfactoria, debes esforzarte por cambiar el modo en que percibes los acontecimientos.

Aprende de las vivencias y otórgale a cada situación el valor que realmente se merece. Recuerda que, ante una situación adversa, debes buscar adaptarte, aprender y ver qué puedes cambiar para que no te suceda otra vez. Acumula los cambios y aprendizajes, no te obsesiones con los fracasos y errores.

5. Perdónate

Es injusto dejar que las decisiones que se tomaron en el pasado no te dejen avanzar en el presente. Concédete la absolución de tus errores, fracasos o relaciones acabadas, suelta esa mochila y permítete andar más ligero por la vida. No olvides que el ser humano está en un aprendizaje continúo y para ello, hay que equivocarse, tomar las enseñanzas y avanzar.

(Foto: Pixabay) 

6. Sé responsable, no culpable

Ser responsable significa aceptar las consecuencias de lo que se hace o no se hace. Puedes elegir no hacer frente a un problema, pero luego no puedes intentar culpar a otros o a la vida misma por los efectos de esa decisión.

Tampoco debes culparte a ti mismo y vivir atormentado, pues ello va cargado de una connotación negativa que perjudica tu autopercepción. Hay que aceptar la responsabilidad, lo que implica capacidad, madurez, coherencia y aceptación.

7. Reconoce tus logros y capacidades

Enfocarse más en los fallos que en los aciertos es lo peor para una buena autoestima. Así que haz un esfuerzo por empezar a reflexionar, recordar y reconocer los logros que forman parte de tu vida y que se han producido gracias a ti.

Puedes empezar por hacer un listado con 50 cualidades buenas que percibas en ti.

8. Mantén objetivos reales y alcanzables

Todos tenemos objetivos y metas que queremos cumplir, pero si quieres hacer algo muy complicado o con bajas posibilidades de lograrlo, puedes terminar frustrado.

Lo mejor es que te marques objetivos a corto plazo, reales y alcanzables. Así, poco a poco irás avanzando y tendrás un subidón de autoestima que reforzará tus pensamientos del “yo soy capaz”.

9. Elige tus pensamientos

Los pensamientos negativos destruyen la autoestima, por ello, es importante sustituirlos por otros más sanos.

Imagina que a alguien que amas mucho, te la pasas diciéndole que es un inútil, que es horroroso o que no es capaz de hacer nada. Seguro que en poco tiempo terminará por creerlo y tú quedarás como alguien injusto y cruel, Así que, ¿por qué lo haces contigo mismo?

(Foto: Freepik) 

10. Aprende un hobbie

Salir de la rutina es una buena forma de fortalecer la autoestima y puede ser con algo tan sencillo como empezar a hacer ejercicio, salir de viaje un fin de semana o aprender a cocinar o un idioma.

Podrás conocer gente nueva, acumular nuevos logros y sentirte mejor contigo mismo, pues se fomenta el estado de ánimo positivo y hay una mayor sensación de felicidad.

¿Qué esperas? Empieza hoy mismo a trabajar los pilares de una autoestima sana y equilibrada, tu salud mental y física te lo agradecerán.

SIGUE LEYENDO: 3 mejores formas de superar la sensación de soledad 

(Con información de El Mundo y Psicología y Mente) 


publicidad

publicidad

publicidad