Lo que la forma del ombligo dice sobre tu salud

La forma del ombligo es distinta en cada persona y su significado tiene mucho que ver con la salud

Todos los humanos tenemos una marca en el abdomen muy peculiar que simboliza nuestra llegada al mundo: el ombligo. Se dice que es el centro de nuestro cuerpo, pero lo que pocos saben es que esta parte tiene mucho significado. Conoce lo que la forma del ombligo dice sobre tu salud.

Lo que la forma del ombligo dice sobre tu salud

Los ombligos de las personas se parecen, pero no todos son iguales, hay quienes lo tienen hacia afuera, hacia adentro o con distintas formas.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

Esta forma del ombligo tan peculiar puede decir mucho más de lo que piensas sobre ti, así que sigue leyendo para conocer todo al respecto. Seguro que te sorprenderás.

¿Qué significa la forma del ombligo?

Se cree que la forma del ombligo se determina dependiendo de cómo se corta el cordón umbilical en el momento del nacimiento, pero el aspecto de esta zona no tiene nada que ver con eso.

TAMBIÉN LEE: Repeticiones pausadas, el truco para músculos más grandes en hombres 

Cuando cicatriza, los músculos abdominales se unen y la tripa se cierra, pero puede hacerlo de distintas formas y eso depende de la propia naturaleza. La forma del ombligo dice mucho de la salud, checa:

1. Ombligo saltado

Cuando luce saltado o abultado como un pequeño botón, puede indicar que hay más vulnerabilidad a las hernias, por lo que se debe evitar cargar objetos pesados.

imagen-cuerpo

(Foto: tomada de la web) 

2. Ombligo hundido

Este tipo de ombligo es profundo y con una forma circular. Podría indicar que hay mayor tendencia al sobrepeso, especialmente a la acumulación de grasa en el abdomen. En las personas delgadas con este tipo de ombligo podría haber más riesgo de problemas digestivos e inflamación.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

3. Ombligo con forma de U o alargado  

Se trata de uno de los ombligos más estéticos y que indica que los músculos del abdomen están fuertes y tonificados, sin grasa acumulada en la zona. Es el tipo de ombligo que suelen tener los deportistas o quienes se preocupan por mantener su figura.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

4. Ombligo en forma de T

La forma del ombligo en este caso simula una letra T y quienes lo tienen podrían ser más propensos a dolores abdominales leves o incluso, intensos. También podría indicar que hay falta de energía con frecuencia.

imagen-cuerpo

(Foto: tomada de la web) 

5. Ombligo de almendra

Se trata de ombligos intermedios, es decir, que no se ven abultados ni hundidos, más bien se ven planos.

En caso de tener este tipo de ombligo puede haber más riesgo de sufrir dolores musculares y desgarros, por lo que será importante tener más precaución al hacer ejercicio o actividad física intensa.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

La forma del ombligo está determinada por la naturaleza de cada persona y por cómo se lleva a cabo la cicatrización en cada cuerpo. No obstante, se debe tomar en cuenta que los hábitos personales pueden alterarlo, especialmente la cantidad de grasa que se acumula en la zona abdominal. 

Ante cualquier duda o inquietud sobre la forma de tu ombligo, consulta siempre a tu médico y mantén hábitos saludables que incluyan ejercicio diario, una dieta balanceada y descanso adecuado.

SIGUE LEYENDO: ¿Conoces los diferentes tipos de posición del útero? 

(Con información de La Vanguardia y Vix)